Crece el apoyo social a un gobierno PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos.

Una mayorí­a que empuja por el cambio

Desde un amplio y plural abanico de posturas polí­ticas y sensibilidades ideológicas, se suceden las declaraciones que abogan por formar un gobierno de progreso basado en la suma de escaños de PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos. Abarca desde formaciones polí­ticas a corrientes, plataformas o personalidades. Incluye posiciones desde el centro progresista a las diferentes familias de la izquierda.

Una amplia mayoría social votó el 26-J contra los recortes y por la regeneración democrática. Y ahora están empujando para que se forme un gobierno de progreso alternativo al PP.

Esta corriente de fondo se expresa en la catarata de pronunciamientos favorables a una mayoría de gobierno integrada por PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos.

Diversos medios informan de como estas posiciones avanzan en importantes fuerzas políticas.

Medios locales como Valencia Plaza afirman que sectores de Compromís defienden apurar las posibilidades de un pacto PSOE-Podemos-Ciudadanos, para formar un gobierno que no esté presidido por un lider del PP. “Desde partidos a plataformas políticas, personalidades y ciudadanos exigen que PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos impidan un nuevo gobierno del PP”

Coincide con la posición expresada públicamene por Joan Baldoví, portavoz de Compromís en el Congreso, tras el 20-D, que tras destacar que “votamos muchas veces con Ciudadanos en las Cortes valencianas”, abrió la posibilidad de sumarlo a un pacto de gobierno con el PSOE y Podemos.

Un digital como Cuarto Poder, influyente en determinados sectores de la izquierda, ha publicado que sectores Podemos han hecho llegar “extraoficialmente” al PSOE que aceptarían un pacto a tres con Ciudadanos para desalojar al PP.

Los apoyos no se reducen al estricto campo de la izquierda. El diputado Pedro Quevedo, que integró las listas del PSOE pero pertenece a Nueva Canarias (un partido que incluye desde el centro progresista a la socialdemocracia) ha defendido que los 188 diputados de PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos son una mayoría alternativa al PP.

Sucede lo mismo en corrientes y plataformas políticas. Espacio Abierto, que integra a ex diputados de IU y PSOE como José Mendi o Mariano Santiso, defiende que el PSOE cuente con el apoyo de Podemos y Ciudadanos para conformar un gobierno de cambio y progreso. Y el “Foro 26-J”, formado tras las elecciones por ex dirigentes socialistas como Manuel de la Rocha, propugna el entendimiento entre PSOE y Podemos, con el apoyo o la abstención de Ciudadanos, para impedir un gobierno de la derecha.

Destacadas personalidades también se han pronunciado a favor de gobierno de unidad contra los recortes. Tras el 20-D dos manifiestos pusieron encima de la mesa la alternativa de un gobierno PSOE, Podemos y Ciudadanos. “Necesitamos otro gobierno”, con el apoyo entre otros del economista Juan Torres o el cantante Luis Eduardo Aute. O “Es posible y necesario un gobierno del cambio”, encabezado por el ex dirigente de CCOO Nicolás Sartorius.

Tras el 26-J, el que fue secretario general de CCOO, Antonio Gutiérrez, y que como diputado socialista se opuso a la reforma laboral o la reforma constitucional del artículo 135, ha declarado que “dejar gobernar al PP sería dejación de responsabilidades”, y que PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos “tienen la obligación de ponerse de acuerdo”.

Muchos otros periodistas en medios progresistas, como Toño Fraguas en “La Marea” o Antón Losada en diario.es, se han expresado en la misma dirección.

Una corriente cada vez más amplia que aparece diariamente en cartas al director o en comentarios en medios digitales de ciudadanos que exigen un acuerdo PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos para evitar un nuevo gobierno del PP.

Deja una respuesta