Radio Clásica cumple 50 años

Un tesoro de valor incalculable

Si tienes más de 50 años, echa un momento la vista atrás. Los que no los tengáis, imaginaos los de alguien cercano. A escala humana, 50 años es un trecho muy importante. Es el tiempo que nos harí­a falta para escuchar todo lo que Radio Clásica ha emitido desde 1965.

Y si la cantidad de tiempo es abismal, ahora, enfoquemos la sustancia de la cosa. Carabanchel, Madrid, 23:37 de 1983. Un niño espera, nervioso, con el índice preparado para darle al rec de la super minicadena hifi que le regalaron los reyes, el momento exacto en que empieza el monográfico de Shumann del que su profesor de segundo de piano ha estado hablando en clase. Cientos de miles de cintas de cassete en España encierran historias como esta, y expresan por sí mísmas el incalculable valor histórico, cultural y pedagógico de esta radio. “438.000 horas de emisiones dedicadas exclusivamente a la música”

438.000 horas de emisiones radiofónicas dedicadas exclusivamente a la música, en especial a la música clásica en sus múltiples facetas, la convierten en una emisora única en el espacio de radiodifusión europeo. El salto tecnológico de los último años, ha permitido digitalizar la mayor parte de sus contenidos y ponerlos al alcance inmediato de todos, con los famosos podcast o radio a la carta. Imposible acabarse el pastel. Uno podría dedicarse a explorar únicamente este archivo sonoro durante el resto de su vida.

Una de las principales ofertas de la emisora son los conciertos en distintos géneros, así como las óperas y zarzuelas que figuran diariamente en la programación tanto grabados como en directo, en registros realizados por los equipos de RNE o en intercambio internacional por las principales emisoras mundiales gracias a su presencia en la UER (Unión Europea de Radiotelevisión). Se ofrecen en directo las temporadas de la Orquesta y Coro de RTVE, Coro y Orquesta Nacional de España, Orquesta Sinfónica de Barcelona y una amplia selección de otras orquestas españolas que figuran en conciertos grabados. Igualmente se ofrecen otros muchos conciertos gracias a los convenios con las más importantes instituciones culturales. La ópera se encuentra representada en la emisora con las transmisiones desde el Teatro Real de Madrid y el Gran Teatro del Liceo de Barcelona. Esta actividad se extiende a la participación de Radio Clásica en la temporada oficial de conciertos de la UER, así como en su temporada de ópera, lo que permite a la emisora dar conciertos desde las más prestigiosas salas y ofrecer los más importantes festivales del mundo.

Además dedica buena parte de la programación a la difusión de un amplio abanico de estéticas y géneros desde el Flamenco y el Jazz, hasta las músicas del mundo. Lo interesante de todo esto es que no estamos hablando sólo de cubrir la actualidad musical, si no de programas monográficos especializados que abarcan toda la historia de cada uno de estos géneros, ramificandose además en sus distintos subgéneros y aspectos diversos…y por si fuera poco, conducidos por especialistas de la talla de Gaztelu o el Cifu, auténticos pioneros del periodismo musical en España, que han sido y serán los maestros de varias generaciones de aficionados a estos géneros, legándonos horas y horas de música seleccionada y comentada con una esquisitez y sabiduría incomparables. .

Jose-María Velázquez Gaztelu es, salvando las distancias, el John Ford del Flamenco en nuestro país. Allá por los 70 se fue a explorar nuestro salvaje oeste andaluz, con su serie Rito y Geografía del Cante y el Baile, creando el archivo audiovisual flamenco más importante de nuestra historia, metiéndose en las casas del familias gitanas donde nadie antes había plantado una cámara y un micro, para que conociéramos de primera mano el cante jondo, una de las joyas más antiguas de nuestra cultura. Hablando de tú a tú con sus creadores, conociendo la sencilla vida campesina, o en la tradicional fragua, por ejemplo de Manuel “el Agujetas”, que como decía Lorca, lleva en su canto la emoción antiquísima del primer llanto, del primer beso. Buscando la alquimia del duende, la génesis del arte más hondo y nuestro, allí donde se crea. Y todo esto está en Radio Clásica, grabado, comentado, clasificado, accesible para cualquiera. Desde los años 80 Gaztelu conduce el programa de Nuestro Flamenco difundiendo toda esta riqueza a través de su experiencia y maestría.

Y qué decir de el Cifu y su labor por la difusión del Jazz en España. Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, ha sido la piedra angular de la divulgación de este género musical en nuestro país desde que empezó en 1971 con su programa Jazz porque sí, que se ha mantenido en la parrilla de Radio Clásica hasta su inesperada muerte este año pasado. 45 años de programación ininterrumpida nos hablan de la trascendencia de su labor en el marco del cincuentenario que estamos celebrando. Como dice su compañero José Miguel López, sus numerosos alumnos le reverenciaban y tomaban nota de cada uno de sus comentarios con la seguridad de que eran auténticos. Supo mantener un equilibrio perfecto entre industria, independencia y objetividad. Es imposible encontrar a algún aficionado o músico del jazz en España que no lo conozca por lo menos, y difícil alguien que no lo admire, que no haya disfrutado de sus apasionados comentarios, de su capacidad didáctica, de su ilimitada sabiduría y pasión por este género…de sus besos, abrazos y carantoñas múltiples (lo escribo de memoria y con lágrimas en los ojos) con la que nos despedía siempre.

No hemos hablado aún de otras facetas imprescindibles también de este importantísimo cofre del tesoro que es Radio Clásica, como por ejemplo los programas dedicados a músicas del mundo, donde se nos ofrece una visión amplia, histórica y también de actualidad, de las diferentes corrientes musicales de todo el mundo, partiendo de las tradiciones folklóricas, con reportajes que contextualizan y nos enseñan el amasijo de condiciones históricas y sociales en las que se va cocinando cada género, estilo. Desde el el pacto con el diablo que hizo Robert Johnson para poder cantar el blues del delta a los alegres cantos de las tribus hindúes para honrar a los dioses por la fertilidad de la tierra, cualquier historia de música hace ya tiempo que tiene su espacio en este archivo, que además no para de crecer con más investigaciones y también con temas de música actual, electrónica, performativa, etc.

En definitiva, queridos amigos, desde esta casa, partiendo de nuestra firme voluntad de ofrecer una visión cabal y lo más amplia posible de la cultura hispana, recomendamos fervientemente que os adentréis en este incomparable tesoro cultural que tenéis ahora mismo al alcance de unos clics.

Deja una respuesta