Trump presiona a la CIA para poder romper el acuerdo nuclear con Irán

Miembros de la CIA han denunciado presiones de la Casa Blanca para hallar pruebas sobre un supuesto incumplimiento iraní del acuerdo nuclear firmado entre Washington y Teherán en 2015.

El presidente Donald Trump está presionando a las agencias de inteligencia norteamericanas para que encuentren como sea pruebas que demuestren que Irán está violando el acuerdo nuclear de 2015 (JCPOA, por sus siglas en inglés), y por tanto para justificar la inminente ruptura del Tratado -un objetivo a abatir desde hace meses- antes de la revisión trimestral de octubre.

Así lo han denunciado varios exagentes y analistas de la CIA, entre ellos Ned Price, que también ha trabajado como portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y asistente especial de Barack Obama. David Cohen, exdirector adjunto de la CIA, que afirmado que es “desconcertante” que Trump “haya llegado a una conclusión sobre Irán antes de encontrar la información de inteligencia que lo respalde”. También se han conocido las presiones del gobierno de EEUU para que la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sea más agresiva en sus peticiones para investigar instalaciones militares en Irán.

Las presiones de Trump parecen encontrar fuertes reticencias tanto en el plano interno como externo. “Actualmente existe un consenso generalizado entre la inteligencia estadounidense, las agencias extranjeras, el Departamento de Estado, la OIEA y los otros cinco países que han firmado el JCPOA, así como la Unión Europea, de que no existen pruebas relevantes que indiquen que Irán ha incumplido sus obligaciones bajo el acuerdo. Teherán redujo sus infraestructuras nucleares y sus reservas de combustible nuclear poco después de firmar el acuerdo” afirma The Guardian. En un comunicado, la OIEA ha confirmado que el Gobierno iraní cumple con su parte del acuerdo nuclear y ha refutado las versiones de Washington.

‘No dejes que la realidad estropee un buen titular’, parece pensar el presidente norteamericano. “Si fuese por mí, hubiese declarado que Irán había incumplido el acuerdo hace 180 días”, declaró el presidente a the Wall Street Journal en julio.

En su reciente gira por Arabia Saudí e Israel, donde Trump dejó claras sus intenciones de armar una especie de ‘OTAN sunnita-israelí’ que relance el menguante poder de la superpotencia en Oriente Medio, también quedó meridiamente claro que la Casa Blanca había enterrado la política de distensión con Teherán iniciada por Obama y que Irán volvía a estar en el centro del “Eje del Mal” en que la colocara Bush en su momento.

El ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif, ha denunciado la postura adoptada por EEUU. “Irán, a diferencia de EEUU, ha cumplido de buena fe la carta y el espíritu del JCPOA. La retórica y las acciones de EEUU muestran mala fe”. Por su parte, el director de la Agencia de Energía Atómica de Irán ha asegurado que si EEUU se retira del acuerdo, pero los otros cinco países -China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania, además de Irán- continúan, (cosa que muy probablemente pasaría) Teherán seguirá comprometido con el pacto.

Deja una respuesta