La banca se lleva otros 28.000 millones

Tramposos y atracadores

Mientras, esos mismos bancos siguen atracándonos con los intereses de la deuda ingresando otros 17.300 millones de euros. Se equivoca quien pensara que, después de 220.000 millones de euros de ayudas a la banca y de los 41.300 millones utilizados en el rescate financiero impuesto por la Troika, ya se habí­an acabado los regalos de dinero público a la banca.

El gobierno de Rajoy está dispuesto a facilitar que la banca aumente su capital entre 25.000 y 30.000 millones de euros gracias a los llamados créditos fiscales.Los ministerios de Economía (De Guindos) y Hacienda (Montoro) preparan la fórmula para que puedan seguir contando como capital los llamados activos fiscales diferidos (DTA), sorteando la nueva normativa de la UE conocida como Basilea III que obliga a descontarlos. “¿Por qué se le sigue entregando dinero público a la banca?” Los DTA no son sino beneficios fiscales, ahorros de impuestos a recuperar en el futuro por operaciones (como pérdidas o provisiones de créditos) hechas en el pasado.De acuerdo con el FMI y Bruselas, la fórmula que prepara el gobierno será un nuevo aval del Estado a la banca. El gobierno convertirá los activos fiscales diferidos-DTA, una auténtica rebaja fiscal a la banca, en un crédito fiscal con garantía del Estado. En caso de insolvencia, liquidación o pérdidas, no serán los Botín y los accionistas del banco quienes respondan, sino todos nosotros con el dinero público del Estado.La banca consigue así otra inyección de dinero extra, a costa de empeñar más dinero público con trampas contables que pagamos el 90% de la población, trabajadores, parados, pensionistas, dependientes, familias o pymes para los que dicen que “no hay dinero” que pueda ir a Educación, Sanidad, prestaciones sociales o créditos.Los atracadores de la deudaY mientras el gobierno les regala otros 28.000 millones de euros, ellos continúan a lo suyo, a su negocio más reciente y rentable: el saqueo de la deuda pública. Según el último informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI), uno de cada cuatro euros que ingresan los bancos por operaciones financieras viene ya de comprar y vender deuda pública. En concreto este año la banca ganará más de 17.300 millones de euros, el 26% de sus ingresos financieros totales, por los intereses de la deuda. Su negocio es redondo, cogen dinero del BCE al 0,5% y lo invierten en comprar deuda española con un nivel de rendimiento, del 3%, 4%, 4,5% o 5%, gracias a los ataques sobre la prima de riesgo dirigidos por las agencias de calificación al servicio de Washington y Berlín.No es de extrañar que mientras su negocio tradicional –el del crédito ha caído a la mitad- la cuarta parte de los ingresos vengan ya de los intereses de la deuda. Este es el patriotismo de la oligarquía financiera, no sólo se llevan el dinero de los “rescates” y avales, sino que participan –junto con la banca extranjera- en saquear al conjunto de los españoles con los desorbitados intereses de la deuda.¿Por qué se le sigue entregando dinero público a la banca? ¿Por qué no se ponen esos 28.000 millones de euros como avales para que el ICO conceda créditos a las pymes, familias y la economía productiva?¿Y por qué no se les obliga a devolver de sus ganancias los intereses ilegítimos de la deuda (conseguidos a base del chantaje y los ataques de las agencias) para contribuir a la reconstrucción productiva del país generando riqueza y acabando con el paro?

Deja una respuesta