Toxo amenaza con otra huelga general

“En su opinión, el Ejecutivo se está acostumbrando “peligrosamente” a la ví­a del decreto y ha advertido de que si persiste en esta actitud el conflicto que mantiene con los sindicatos “seguirá recrudeciéndose con el paso de los dí­as y semanas”. “Yo no descarto otras formas de expresión, de movilización, pero no quiero anticipar ninguna de ellas, va a depender de lo que haga el Gobierno”, ha afirmado Toxo al ser preguntado por si barajan una nueva huelga general en enero”

El líder sindical ha señalado en declaraciones a los medios antes de articipar en una asamblea de delegados de CC OO de Madrid, que el 28 de enero, fecha límite puesta por el Gobierno para aprobar la reforma de las pensiones, "es una referencia fuerte" que los sindicatos tienen muy presente en las reflexiones que están realizando actualmente. (EL PAÍS) EL CONFIDENCIAL.- No hay descanso. Cuando no es la deuda soberana, se trata de Moody’s. España se encuentra en el ojo del huracán y está siendo castigada por los mercados por las dudas que despertaron los rescates de Grecia en mayo y de Irlanda en noviembre. Tras el anuncio de Moody’s, que ha puesto en revisión el rating la deuda de España para una posible rebaja, los inversores han reaccionado negativamente. El Ibex ha llegado a perder los 10.000 puntos y la prima de riesgo se ha vuelto a disparar. CINCO DÍAS.- La tormenta sobre la deuda no amaina. La tensión ante la negativa de Alemania a ampliar el fondo de rescate de la UE se dejó notar ayer en el mercado de deuda. El bono español a 10 años llegó al 5,506%, muy cerca de los máximos de la década. El Consejo Europeo se reúne mañana. Los temas a debate son ampliar el fondo de rescate, creado en mayo pasado, y flexibilizar su operativa, para que compre bonos sin que un país lo solicite expresamente y facilitar financiación a corto plazo ante problemas de liquidez. Alemania, de quien depende todo en la zona euro, es reacia. El resultado son tensiones renovadas en la renta fija, con una subida general de todas las rentabilidades exigidas a los bonos Sindicatos. El País Toxo amenaza con otra huelga general si se reforman las pensiones por ‘decretazo’ El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, no descarta la convocatoria de una nueva huelga general si el Gobierno "tira por la vía de en medio" y precipita una reforma de las pensiones a golpe de decretazo. En su opinión, el Ejecutivo se está acostumbrando "peligrosamente" a la vía del decreto y ha advertido de que si persiste en esta actitud el conflicto que mantiene con los sindicatos "seguirá recrudeciéndose con el paso de los días y semanas". "Yo no descarto otras formas de expresión, de movilización, pero no quiero anticipar ninguna de ellas, va a depender de lo que haga el Gobierno", ha afirmado Toxo al ser preguntado por si barajan una nueva huelga general en enero. El líder sindical ha señalado en declaraciones a los medios antes de participar en una asamblea de delegados de CC OO de Madrid, que el 28 de enero, fecha límite puesta por el Gobierno para aprobar la reforma de las pensiones, "es una referencia fuerte" que los sindicatos tienen muy presente en las reflexiones que están realizando actualmente. De momento, mañana, coincidiendo con la jornada de movilización que hay convocada en Europa, CC OO y UGT celebrarán en todo el país más de 50 concentraciones ante las delegaciones de los gobiernos y sedes patronales, además de paros y asambleas de delegados. Y el próximo sábado, 18 de diciembre, realizarán manifestaciones en todas las capitales españolas. ****************************** Precios La subasta de energía apunta a una fuerte subida de la luz en enero Santiago Carcar El recibo de la luz va a subir con fuerza el 1 de enero. Con las matemáticas en la mano, en torno al 10% para los más de 20 millones de usuarios acogidos a la llamada tarifa de último recurso (TUR). Pero la decisión final corresponderá al Ministerio de Industria, que este año 2010 ya aprobó subidas del recibo del 2,67% en enero y del 4,8% en octubre. En julio, además, subió el IVA aplicable a la factura eléctrica del 16% al 18%. La fuerte subida que se anuncia para 2011 es el resultado de la subasta de energía (CESUR) que se celebra cada tres meses para fijar los precios que se aplican a los consumidores con menos de 10 kilovatios de potencia contratada. La celebrada ayer se cerró con subidas del 4,5% en su parte fundamental (producto base, 4.000 megavatios a 49,07 euros megavatio-hora). Pero el precio del megavatio es solo una parte de la fórmula. Si se suman todos los componentes (pagos por capacidad, incentivos a la disponibilidad de las centrales y factor de apuntamiento) la subida de la parte del recibo ligada a la energía llega al 21%. Como Industria ha decidido no tocar la parte regulada del recibo, los llamados peajes de acceso, que suponen aproximadamente un 45% de la factura final, la subida, con la norma aplicable en la mano, rondaría el 10%. Para un usuario medio, el aumento supondría en torno a cuatro euros mensuales. La subida del recibo, siempre que el Ministerio de Industria se atenga estrictamente a la fórmula que marca la legislación, acusa en esta ocasión el aumento de los llamados pagos por capacidad. Crecen hasta un 72% por las ayudas aprobadas para el consumo de carbón nacional. Son 700 millones de euros que se suman a los incentivos por disponibilidad, o lo que es lo mismo, los pagos para compensar tener abiertas centrales de generación que funcionan poco porque las energías renovables cubren parte de la demanda, pero que son fundamentales para garantizar el suministro cuando no sopla el viento. Además, cuentan otros factores de ajuste. Todos ellos dan ese resultado de aumento del 10% que las empresas reclaman. Fuentes del sector destacaban ayer que, pese al incremento de precios registrado en la subasta de ayer (49,07 euros por megavatio-hora para el producto base y 53,99 euros para 306 megavatios de producto punta), el precio de la electricidad en España todavía está lejos de los que se registran en otros mercados, como Reino Unido (60 euros megavatio-hora; Francia, 57 euros, o Italia, 67). Frente a las tesis de las empresas, las organizaciones de consumidores e incluso la Comisión Nacional de la Energía (CNE) cuestionan algunos de los puntales que han levantado el gran andamio tarifario. Sencillamente, el ciudadano de a pie, que ve cómo se encarece el recibo cada tres meses, no entiende que las empresas se quejen porque no ingresan lo que les cuesta generar la energía. Esta cuestión, la del llamado déficit tarifario (14.600 millones de deuda acumulada en los últimos años y reconocidos a las empresas) es la que está detrás de toda la polémica en el sector. Sencillamente, el déficit embalsado ha llegado a tal punto que las empresas temen por su estabilidad. Aunque Industria ha dado todos los pasos necesarios para colocar esa deuda en el mercado con aval del Estado, titulizándola, la situación de los mercados financieros ha impedido iniciar el proceso. Ante ese panorama, las agencias de calificación de riesgo rebajan las notas de las eléctricas, lo que encarece su financiación. El resultado es que Industria no tiene argumentos para oponerse a las demandas del sector. Menos aún cuando por ley está obligado a eliminar cualquier déficit del sector eléctrico en 2013. Lo curioso del asunto es que, decida lo que decida para enero, ya sea subir el recibo un 10% o por debajo de ese porcentaje, el déficit tarifario seguirá creciendo. Porque los peajes de acceso, que cubren entre otras cosas el transporte y la distribución eléctrica, permanecen congelados. EL PAÍS. 15-12-2010 Deuda. El Confidencial Los mercados castigan a España ante la posible rebaja de Moody’s María Benito No hay descanso. Cuando no es la deuda soberana, se trata de Moody’s. España se encuentra en el ojo del huracán y está siendo castigada por los mercados por las dudas que despertaron los rescates de Grecia en mayo y de Irlanda en noviembre. Tras el anuncio de Moody’s, que ha puesto en revisión el rating la deuda de España para una posible rebaja, los inversores han reaccionado negativamente. El Ibex ha llegado a perder los 10.000 puntos y la prima de riesgo se ha vuelto a disparar. La agencia de calificación percibe “vulnerabilidad” en nuestro país por las necesidades de refinanciación que tiene para 2011 y considera que España puede sufrir un "potencial incremento de su ratio de deuda pública que podría implicar que el coste de la recapitalización de los bancos podría ser mayor de lo que se esperaba". Además, Moody’s destaca que existen dudas sobre la capacidad de España para conseguir mejora sostenible y estructural de las finanzas nacionales que necesita debido al escaso control que tiene el Gobierno central sobre las cuentas de las Comunidades Autónomas. La ministra de Economía, Elena Salgado, ha dicho que la decisión de Moody’s de poner la calificación de nuestro país bajo revisión no implica una rebaja ni "pone en duda la solvencia de la economía española ni de la deuda" y ha mostrado su confianza en que "antes de tres meses" el Gobierno pueda dar argumentos "positivos" para que esa perspectiva negativa se convierta en positiva. En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, Salgado ha recalcado que lo que esta revisión implica es que se deben acelerar las reformas y controlar el déficit de las comunidades autónomas, cuestiones ambas que el Ejecutivo ya está abordando, según recoge Europa Press. Los 10.000 penden de un hilo Pese a que Moody’s reconoce que nuestro país tiene el crédito más fuerte que otros países de la eurozona y no considera que la solvencia de España esté amenazada, los mercados han reaccionado negativamente al anuncio. El Ibex lidera las pérdidas en Europa y ha llegado a perder los 10.000 puntos en momentos de la sesión lastrado, fundamentalmente, por las fuertes caídas de la banca y por los grandes valores. Los analistas de ClickTrade subrayan en un comentario que el anuncio de Moodys es "una noticia muy negativa", ya que mañana el Tesoro realiza la última emisión del año, de obligaciones a 10 y 15 años. Ayer el emisor español tuvo que pagar un 45% más de lo previsto por las letras a 12 meses. Además, la prima de riesgo se ha vuelto a disparar tras relajarse en las dos últimas semanas después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciase una serie de medidas para calmar las tensiones que pesan sobre la deuda española. Entre estas medidas destaca la aprobación de una rebaja fiscal del impuesto de sociedades para las Pymes, la privatización parcial de Aena y Loterías y Apuestas del Estado, la regularización de las agencias privadas de colocación y el anuncio de que no se renovarán los 426 euros de ayuda a los desempleados. El diferencial entre la rentabilidad del bono español a diez años y el alemán se sitúa esta tarde en los 242 puntos tras haber marcado el pasado 30 de noviembre máximos desde 1996 al superar los 280 puntos básicos y los CDS (seguros de riesgo contra el impago de la deuda) se han incrementado ligeramente hasta los 330 puntos (…) EL CONFIDENCIAL. 15-12-2010 Deuda. Cinco Días El bono a 10 años supera el 5,5% y se acerca a máximos de 10 años Fernando Martínez La tensión ante la negativa de Alemania a ampliar el fondo de rescate de la UE se dejó notar ayer en el mercado de deuda. El bono español a 10 años llegó al 5,506%, muy cerca de los máximos de la década. La tormenta sobre la deuda no amaina. El Consejo Europeo se reúne mañana, con los 27 jefes de Gobierno de la UE. Los temas a debate son ampliar el fondo de rescate, creado en mayo pasado, y flexibilizar su operativa, para que compre bonos sin que un país lo solicite expresamente y facilitar financiación a corto plazo ante problemas de liquidez. Alemania, de quien depende todo en la zona euro, es reacia de partida, aunque lo esperable es que termine haciendo alguna concesión. El resultado son tensiones renovadas en la renta fija, con una subida general de todas las rentabilidades exigidas a los bonos. El bono español a 10 años alcanzó el 5,506%. Es uno de los niveles más altos de la década, cerca del 5,67% que llegó a marcar el 30 de noviembre. Para hacerse una idea de lo rápido que se ha agravado la situación, baste decir que hace dos meses, el rendimiento era del 3,98%. "Desde un punto de vista fundamental, seguimos pensando que los diferenciales entre España y Alemania no son objetivos, pero lo que el mercado considera es que ahora mismo los objetivos de equilibrio presupuestario son inalcanzables", explica Borja Gómez, de Inverseguros. En el mercado secundario, el diferencial entre la rentabilidad exigida al bono español y la del alemán, que es el activo considerado de menor riesgo, se situó en los 248 puntos básicos (2,48 puntos porcentuales). En enero, era de 57 puntos básicos y el 30 de noviembre hizo máximos en 283,3 puntos básicos. Actualmente, el interés exigido a los bonos españoles es un 81,4% superior al de Alemania. Esto no quiere decir automáticamente que España tenga que pagar un 80% más que Alemania por colocar la deuda, todo eso tiene lugar en el mercado secundario. Pero nadie comprará al Estado bonos por un interés inferior al que hay en el mercado. El Tesoro subasta mañana obligaciones a 10 y 15 años, con cupones respectivos del 4,85% y el 4,65%. Al ser la fecha de vencimiento superior al año 2013, que es cuando acaba el mecanismo actual de rescate de la UE, la subasta dará la verdadera medida de lo que piensa el mercado. Mientras, la colocación de letras a 12 y 18 meses celebrada ayer arrojó datos tanto positivos, como preocupantes. La buena noticia es que la oferta estuvo ampliamente sobresuscrita, 2,23 veces en el plazo a un año y 4,5 en el de año y medio. Lo inquietante es el precio pagado. El interés marginal, que es el máximo al que se otorga la deuda, llegó al 3,52% en los 12 meses, frente al 0,858% con el que empezó el año. En las letras a mayor plazo, el marginal fue del 3,79%, frente al 1,25% de comienzos de año. "Estos intereses no son buenos, pero un 60% de la demanda fue de extranjeros y eso es positivo. Si se suaviza la situación, el coste de la deuda debería caer", subraya Iván San Félix, de Renta 4. Se adjudicaron 2.500 millones, eso es aproximadamente un 0,4% de toda la deuda que debe el Estado. Esto quiere decir que el impacto en el coste total de financiación es mínimo. Lo grave es que la tendencia pueda consolidarse. Efectos perversos de la relajación cuantitativa El final de año se está complicando con una rapidísima subida de los precios de las materias primas. Es especialmente llamativo el caso del petróleo, el crudo Brent se situó ayer en los 91,7 dólares por barril, nuevo máximo anual, cuando en octubre estaba en 80 dólares. Algunos analistas creen que una explicación parcial de esta pujanza está en la relajación cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés), que la Fed empezó en noviembre pasado y que le llevará a inyectar 600.000 millones de dólares en el sistema en un plazo de ocho meses. "El resultado es que se genera una inflación en materias primas, como consecuencia de la debilidad del dólar; a su vez, esta subida de las materias primas eleva las expectativas de inflación futura y, en consecuencia, termina afectando y elevando las curvas de tipos de interés de largo plazo. Es decir, justo lo contrario que se buscaba con la medida", expone Daniel López de Argumedo, de Finagentes. Cuando más suba el interés de la deuda de largo plazo, más se encarecerá el coste de financiación. CINCO DÍAS. 15-12-2010

Deja una respuesta