Arte

Titirimundi ´09

Le llaman “el teatro de los objetos”, pero todo el mundo lo conoce como “tí­teres y marionetas”. Desde ayer hasta el 17 de mayo, tiene lugar en Segovia uno de los más prestigiosos festivales de marionetas del mundo: Titirimundi ´09. Dieciséis paí­ses, 407 actuaciones y más de cien mil espectadores se cruzan en la XXIII edición del festival, que se extenderá por toda Castilla y León, Madrid, Pamplona y Portugal. El arte popular de los titiriteros; la primera expresión teatral de la historia.

Existen evidencias de figuras de madera articuladas movidas or hilos halladas en tumbas egipcias y datadas en el año 2000 A.C., al igual que se encuentran menciones en las obras de Horacio a las marionetas utilizadas por los romanos – y obtenidas de los griegos – para el entretenimiento. En la Baja Edad Media las representaciones solían contar batallas, gestas y motivos religiosos. Así se las conocía como “castillejos” o “retablos”.Pero fue entre mediados del siglo XVIII, finales del XIX y principios del XX, que el teatro de las marionetas tuvo cabida en otras esferas del arte: Goethe, Haydn, George Sand, Balzac… Valle Inclán, Lorca… a principios del XXI ya proliferan multitud de compañías en todo el mundo. En España existen hasta doce festivales diferentes de marionetas que recorren toda la geografía. Titirimundi se ha convertido en uno de los más importantes del mundo:La cadencia africana de «Dittout» se propaga de espectador a espectador con la agilidad del ya famoso nano «Circo de las pulgas». En las «Fantasías del Teatro Estatal de Varna», el exotismo del humor búlgaro se traduce por medio de su folclore en un lenguaje universal de música, movimiento, objetos-títere, danza, luz y sombras. Desde Francia, «Le cirque invisible» hace resucitar inevitablemente al gran Charles Chaplin.El sábado pasado en Ávila, el festival arrancaba con ‘La Bella Durmiente’, a cargo de la compañía Vita Marcik; y durante el fin de semana del 16 y 17 de mayo, se podrá disfrutar de ‘No nos moverán’, por la compañía Titiriteros de Binefar; mientras que, el último día, la obra a representar lleva por título “Trap”, que estará bajo la responsabilidad de la compañía Nakupelle.El pasado martes, el festival se adelantó en la Facultad de Bellas Artes de la Complutense de Madrid. El profesor Olaf Stevenson, se instaló con su armario cajonera en los jardines de la Facultad; teatro de calle representado por Stephane Georis. El profesor Olaf convierte en protagonistas de historias truculentas a utensilios sencillos de cocina y de oficina.El titiritero que viene de la crítica más afiliada, transforma la realidad dando vida a los objetos. El arte de las marionetas es la sublimación de lo que socialmente no podría decirse, dotando de vida a todo aquello que parece inerte.

Deja una respuesta