Informe de Intermón Oxfam sobre el 1% más rico del planeta

“Tenerlo todo y querer más”

A pocos dí­as de la reunión anual del Foro Económico Mundial de Davos -donde cada año se reúnen los representantes de las burguesí­as monopolistas y las élites financieras más importantes del planeta- un informe de la ONG Intermón Oxfam advierte que en 2016, la concentración de la riqueza a nivel global habrá provocado que el 1% más rico de la población mundial acumule más riqueza que el 99% restante. Una concentración que sólo tiende a acelerarse.

Un pequeño puñado de grandes oligarcas financieros -banqueros, ejecutivos de grandes corporaciones y sus élites políticas- que sólo son el 1% de la población mundial, se dispone a concentrar la mitad de la riqueza del planeta. Esta es la conclusión del estudio de la ONG Intermón Oxfam, titulado “Tenerlo todo y querer más”.

Mientras una de cada nueve partes de la humanidad (795millones) carece de alimentos suficientes para comer y pasa hambre, y más de 1.000 millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día, la fortuna de las 80 personas más ricas del planeta -los megaricos que caben en un autobús londinense- se ha duplicado entre 2009 y 2014, y ese lujoso bús posee tanto como 3.500 millones de personas. “Un pequeño puñado de grandes oligarcas financieros, el 1% de la población mundial, se dispone a concentrar la mitad de la riqueza del planeta”

La tendencia a la concentración de la riqueza en menos manos se acelera cada año que pasa. Si el 1% más rico poseía un 44% de la riqueza mundial en 2009, en 2014 ya concentraba el 48%. A este ritmo, para el año 2016 habrá alcanzado el 50%. En 2014, los selectos miembros de esta élite del 1% tenían de media una riqueza de 2,7 millones de dólares por cabeza.

El informe advierte que la distribución de la otra parte de la riqueza también está enormemente concentrada. Del 52% de la riqueza mundial restante, la mayor parte (el 46%) está en manos del 20% más rico. El 80% restante de la población del planeta comparte tan solo el 5,5% de la riqueza mundial: 3,851 dólares de media por adulto, lo que equivale a 1/700 parte de la riqueza media del 1% más rico de la población mundial.

Tal proceso de concentración de la riqueza no es en modo alguno espontáneo, imparcial, objetivo ni determinado por las asépticas leyes de la economía. El informe relata cómo las élites dedican enormes recursos y esfuerzos a que los estándares globales se diseñen de acuerdo a sus necesidades e intereses.

“El 20% de los milmillonarios tiene intereses en los sectores financiero y de seguros, y vieron cómo su riqueza aumentó un 11% en los doce meses anteriores a marzo de 2014. En 2013, estos sectores de actividad emplearon 550 millones de dólares en financiar ejércitos de lobistas para influir sobre las políticas que se deciden desde Washington y Bruselas. Durante el periodo electoral de 2012 en Estados Unidos, el sector financiero realizó contribuciones por valor de 571 millones de dólares a las campañas electorales”, asegura la ONG. “El valor neto de la riqueza de los milmillonarios con intereses en los sectores farmacéutico y sanitario aumentó un 47%. En 2013, estos destinaron más de 500 millones a financiar ejércitos de lobistas para influir sobre las políticas de Washington y Bruselas”

En cuanto a nuestro país, Intermón Oxfam insiste en que España es “el segundo país más desigual de Europa, tan sólo por detrás de Letonia”, fruto entre otras cosas de un sistema fiscal que funciona como un paraíso fiscal para bancos, monopolios y grandes fortunas, mientras que grava férreamente a las clases trabajadoras, a autónomos y pequeñas y medianas empresas.

Deja una respuesta