Sube la temperatura del conflicto China-EEUU

“En un discurso sorprendentemente directo pronunciado en la Brookings Institution, un centro de estudios de Washington, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo que China mantiene lo que Estados Unidos considera un tipo de cambio deliberadamente subvaluado para ayudar a sus exportadores. “Cuando economí­as grandes con tipos de cambio subvaluados actúan para impedir la apreciación de su moneda, alientan a otros paí­ses a hacer lo mismo”, sostuvo Geithner, utilizando un lenguaje que aludí­a directamente a China.”

En Bruselas, antes del discurso de Geithner, el rimer ministro chino Wen Jiabao, pidió a los líderes empresariales y políticos de la Unión Europea que bajaran el tono de sus ataques contra Beijing. "Si el yuan no es estable, tendría un efecto desastroso sobre China y el mundo", alertó. Las ataques se producen en un momento en que los líderes mundiales se preparan para asistir a las reuniones del FMI en Washington, que serán seguidas poco después por dos sesiones del Grupo de los 20, en el que participan países industrializados y en desarrollo. La crecientemente crispación de la retórica sugiere que los participantes están perdiendo la paciencia con el enfoque multilateral de los problemas cambiarios. (THE WALL STREET JOURNAL) CHINA DAILY.- El primer ministro Wen Jiabao, instó el miércoles a los políticos y líderes empresariales de la Unión Europea (UE) que no obliguen a China a apreciar su moneda, diciendo que es el dólar de EEUU, y no el yuan chino, el culpable de la fluctuación del euro. Wen también dijo que el desequilibrio comercial entre China y Europa se debe a razones estructurales y "no debe ser politizado". A pesar de que el valor del renminbi ha aumentado en un 22 por ciento desde 2005, las exportaciones de China a los Estados Unidos han aumentado, dijo. "Así que el valor del yuan chino no es el motivo del desequilibrio comercial", dijo Wen al hablar en la sexta Cumbre Empresarial UE-China en Bruselas el miércoles. EEUU. The Wall Street Journal Sube la temperatura del conflicto China-EEUU por el tipo de cambio Damian Paletta y John W. Miller Estados Unidos y China intensificaron su confrontación respecto al valor del yuan en medio de los temores de que políticas cambiarias contrapuestas puedan perjudicar la recuperación de la economía global. En un discurso sorprendentemente directo pronunciado en la Brookings Institution, un centro de estudios de Washington, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo que China mantiene lo que Estados Unidos considera un tipo de cambio deliberadamente subvaluado para ayudar a sus exportadores. "Cuando economías grandes con tipos de cambio subvaluados actúan para impedir la apreciación de su moneda, alientan a otros países a hacer lo mismo", sostuvo Geithner, utilizando un lenguaje que aludía directamente a China. "Esto desencadena una dinámica perjudicial" en la medida en que los países compiten por mantener sus monedas subvaluadas, aseveró. En Bruselas, antes del discurso de Geithner, el primer ministro chino Wen Jiabao, pidió a los líderes empresariales y políticos de la Unión Europea que bajaran el tono de sus ataques contra Beijing. "Si el yuan no es estable, tendría un efecto desastroso sobre China y el mundo", alertó. "Si apreciáramos al yuan 20% o 40%, como algunos piden, muchas de nuestras fábricas cerrarían y la sociedad sufriría turbulencias", aseguró. Las ataques se producen en un momento en que los líderes mundiales se preparan para asistir a las reuniones del Fondo Monetario Internacional en Washington, que serán seguidas poco después por dos sesiones del Grupo de los 20, en el que participan países industrializados y en desarrollo. La crecientemente crispación de la retórica sugiere que los participantes están perdiendo la paciencia con el enfoque multilateral de los problemas cambiarios. La escaramuza respecto al valor del yuan es uno de los desafíos más persistentes y angustiantes que enfrentan las autoridades luego de la crisis financiera global. Los funcionarios estadounidenses creen que un "rebalanceo" global debe tener lugar, y que algunos países, entre ellos China, deben dejar de depender de que Estados Unidos compre sus productos. Pero la presión ejercida para que China aprecie su moneda y fortalezca la demanda doméstica han sido poco efectivos. A los ojos de EE.UU., China lleva adelante una política mercantilista que favorece a sus industrias a expensas de sus competidores en Estados Unidos, Europa y Asia. China responde que defiende su interés nacional y sigue una estrategia que la ha transformado en una potencia mundial. Las declaraciones de Wen son "una refutación bastante dramática" de la postura de Estados Unidos, dice Simon Derrick, analista cambiario de Bank of New York Mellon. "Ahora nos encaminamos una reunión del Fondo Monetario Internacional este fin de semana básicamente sin perspectivas de un acuerdo", manifestó. Geithner no ha mencionado un nivel de apreciación del yuan que Estados Unidos consideraría satisfactorio. Pero repetidamente ha hablado en forma favorable del alza de 20% que registró la divisa china entre 2006 y 2008. Desde 2008, EE.UU. ha presionado a Beijing tanto bilateralmente como en foros multilaterales para que aprecie al yuan. Beijing cedió en junio de 2010 poco antes de la cumbre del Grupo de los 20 y dijo que permitiría un tipo de cambio "más flexible". Desde entonces, el yuan sólo ha subido 2%, enfureciendo a miembros de la Cámara de Representantes de EE.UU., que aprobaron legislación el mes pasado para castigar a China por sus prácticas cambiarias. El mes pasado, el presidente Barack Obama se dirigió directamente a Wen en las Naciones Unidas, refiriéndose al problema cambiario. Corea del Sur, Brasil y Japón recientemente intervinieron en los mercados cambiarios. Crear un sistema cambiario estable que no otorgue ventajas a un país sobre otro "es el desafío existencial central a nivel de cooperación internacional", dijo Geithner. Los países que utilizan la política cambiaria como instrumento de competitividad arriesgan "causar inflación y burbujas de activos en las economías emergentes o deprimir el crecimiento del consumo e intensificar las distorsiones de corto plazo a favor de las exportaciones", subrayó. El Grupo de los 20 diseñó el año pasado un proceso para, entre otras cosas, estimular los cambios en la política china. Bajo el denominado "acuerdo marco", los países con grandes superávit comerciales, como China, acordaron reducir su dependencia de las exportaciones. Los países con grandes déficits comerciales, como EE.UU., acordaron incrementar el ahorro y depender menos de las importaciones. THE WALL STREET JOURNAL. 6-10-2010 China. China Daily No se debe obligar a China a apreciar su moneda Su Qiang and Fu Jing El primer ministro Wen Jiabao, instó el miércoles a los políticos y líderes empresariales de la Unión Europea (UE) que no obliguen a China a apreciar su moneda, diciendo que es el dólar de EEUU, y no el yuan chino, el culpable de la fluctuación del euro. Wen también dijo que el desequilibrio comercial entre China y Europa se debe a razones estructurales y "no debe ser politizado". A pesar de que el valor del renminbi ha aumentado en un 22 por ciento desde 2005, las exportaciones de China a los Estados Unidos han aumentado, dijo. "Así que el valor del yuan chino no es el motivo del desequilibrio comercial", dijo Wen al hablar en la sexta Cumbre Empresarial UE-China en Bruselas el miércoles. Incluso en 2009, cuando la economía mundial estaba en crisis, las exportaciones de la UE a China aumentaron un 4 por ciento y durante el primer semestre de este año, aumentaron un 42 por ciento respecto al año anterior. "China es un firme partidario de los esfuerzos de la UE en su recuperación económica, porque la UE es nuestro socio estratégico", dijo. Wen dijo que cada vez que algunos países han estado en crisis y dificultades extremas, China ha intervenido para ayudar a estabilizar su deuda. "Me he comprometido a entregar más ayuda, cuando estos países los necesiten", dijo Wen. "Está muy claro que China ha estado haciendo un gran esfuerzo para tratar a la UE como un verdadero amigo y un socio estratégico". "Esperamos que las 30.000 empresas europeas en China puedan obtener enormes beneficios. Como primer ministro, voy a trabajar duro para impulsar las relaciones integrales de negocios entre China y Europa". Wen dijo que es consciente de que los líderes empresariales en Europa se han preocupado por el valor del renminbi, la inversión en medio ambiente de China y la protección de los derechos de la propiedad intelectual. En la cumbre, los líderes chinos y europeos se comprometieron a impulsar la innovación para establecer una base sólida para el crecimiento económico futuro. El miércoles por la mañana, Wen también alentó a más intercambios culturales entre China y la UE en un foro cultural de alto nivel en Bruselas, diciendo que las interacciones culturales tienen un impacto más profundo que los intercambios en los ámbitos político y económico. "La cultura es un puente que conecta los corazones y las mentes, y un enlace que mejora la comprensión y la confianza entre los Estados", dijo el primer ministro durante un discurso en el Foro de alto nivel cultural de China y la UE. Wen señaló que las civilizaciones oriental y occidental son muy diferentes, pero ambas son abiertas e inclusivas. "Geografías diferentes han nutrido de una variedad de culturas, cada una con características y atributos únicos. Son como estrellas brillando en el cielo, que suman entre sí la radiación e iluminan el vasto universo," dijo. El primer ministro describió el foro como un evento creativo en la historia de los intercambios culturales. "El foro simboliza una nueva etapa en nuestras relaciones culturales y un paso adelante en las relaciones generales entre China y la UE", dijo Wen. José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, dijo que la creación de lazos más fuertes entre europeos y chinos dará un impulso a la relación bilateral. "Los intelectuales y los artistas son esenciales para fomentar el entendimiento entre culturas y personas. Nadie en el mundo puede vivir sin ideas", dijo. CHINA DAILY. 7-10-2010

Deja una respuesta