UGT apuesta por el diálogo social y descarta una huelga general

Sobran razones para una huelga general

De acuerdo. La convocatoria de una huelga general hay que pensarla y no puede ser una decisión precipitada. Sin embargo, aunque no se convoque ahora ¿por qué descartar su próxima o futura convocatoria? Este es un “buen instrumento”, más que nunca, para que no se carguen en las espaldas de los trabajadores las consecuencias de la crisis.

En el 2002 fue convocada la última huelga general con motivo del “Decretazo” del gobierno de Aznar ¿No hay ahora muchas más oderosos razones que hace 7 años para una nueva convocatoria?Méndez afirma que las huelgas generales “se convocan para repeler una agresión” que no es el escenario actual, aunque –matiza- que “las administraciones tienen una gran responsabilidad para salir de la crisis.”Pero ¿no es una viruleta agresión la que están sufriendo los trabajadores españoles con la crisis? Méndez se hace partícipe de la visión del gobierno: lavarse las manos en la crisis, porque, total, ésta viene de fuera.No es cierto. La crisis tiene un origen “externo” pero su particular agravamiento en España (un 11% de paro y la mayor caída de la construcción en toda Europa) se produce por el modelo económico español -raquítico, hipertrofiado, y dependiente- fomentado por el gobierno. Mientras, las medidas del gobierno se pueden sintetizar en: rescatar a la banca y hundir a los trabajadores. Sobran razones para una huelga general. Cándido Méndez tampoco recoge la sensibilidad de los sectores que ya están padeciendo directamente las consecuencias de la crisis y las medidas del gobierno.Para muestra un botón. Tras la ERE de Renault para las plantas de Valladolid, Palencia y Sevilla, entrevistamos a Agustín Dorado Ferrato (CCOO de la sección sindical de Valladolid Renault). Ante la pregunta “¿Veis imprescindible dar una respuesta de todo el sector a nivel de toda España?” decía, “Sí es imprescindible, te lo puedo garantizar. Nosotros no estamos parados y tenemos que seguir actuando tanto los compañeros de otras empresas como la SEAT, Nissan en Cataluña… esto al final tendrá que acabar en una gran movilización del sector y exigir a este gobierno los puestos de trabajo.”¿Cuál sería la respuesta de quienes ven peligrar sus puestos de trabajo o de los parados, los autónomos, los pequeños y medianos empresarios…?

Deja una respuesta