Brasil

Soberaní­a nacional para redsitribuir la riqueza.

Desde la construcción de una ví­a férrea, enlazará Brasil y Perú, a la construcción de un complejo siderúrgico. Un camino a contracorriente, deshaciéndose de imposiciones de Washington y el FMI: desarrollando alianzas polí­ticas y económicas de manera independiente EEUU.

China es la 2ª economía del planeta y principal socio comercial de Brasil, 7ª economía mundial. Han logrado notables éxitos en la cooperación en diversos terrenos como política, economía, comercio, cultura y ciencia y tecnología, y su asociación estratégica tiene un gran potencial de desarrollo futuro sobre la base de trazar un camino de independencia política frente a la superpotencia yanqui transformando a Brasil, llevándolo por otro camino y política completamente distinta. Una enseñanza que tenemos que seguir nosotros.

De 2003 a 2010, con los Gobiernos de Lula, del Partido de los Trabajadores (PT), Brasil creció de media un 4% anual. El paro descendió de un 13% en 2004 a un 5% en 2014. Y el nivel de renta se elevó de 700 reales (230 euros) a cerca de 1.100 (300 euros). Redistribución de la riqueza gracias a la acción decidida apuesta por la subida de salarios beneficiando a las empresas gracias al gasto y al consumo, fueron elementos clave para que el país diera un gran paso adelante.

“La alianza entre Brasil y China es algo más que un pacto estratégico”

Sin embargo, pocos conocen que desde 1989, Lula y el PT fracasaron hasta tres intentos de elecciones presidenciales, consiguiéndolo sólo a la cuarta. Esa persistencia en defender una y otra vez un programa justo de redistribución de la riqueza y soberanía nacional, la determinación elección tras elección, ir ganándose el apoyo y voto de la mayoría, la voluntad política de levantar un amplio frente de unidad en el que cabían desde el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra hasta los representantes del empresariado de Sao Paulo es lo que lo hizo posible,

La persistencia en el programa de redistribución, soberanía y democracia que necesitamos. El de de crear un amplio frente de unidad para defender nuestros intereses. Hace falta fuerza política organizada junto a la determinación de ganarse el apoyo del 90%. Existe esa alternativa en nuestro país y se llama Recortes Cero. Porque también en España existen sólo dos caminos, o el de la redistribución de la riqueza y la soberanía nacional o el de saqueo y recortes a manos de un puñado de banqueros de aquí y de fuera.

Deja una respuesta