Manuel de la Rocha

“Siempre ha habido dos almas en el PSOE”

Manuel de la Rocha, ha sido diputado por PSOE y es miembro de Izquierda Socialista, explica para DeVerdad su valoración sobre la situación polí­tica y la crisis interna del PSOE. “Estas son las cuatro claves que están en juego en el presente y en el futuro del PSOE. La única salida es que se expresen públicamente y que decidan cuanto antes en voto secreto los militantes en primarias.”

Abogado y profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Es el secretario del patronato de la Fundación Alternativas. Ingresó en el PSOE y en UGT en 1972. En las elecciones municipales de 1979 fue elegido alcalde de Fuenlabrada, cargo al que no volvió a presentarse en 1983 pero sí fue diputado en la Asamblea de Madrid y consejero de Educación de la Comunidad de Madrid. Ha sido diputado por el PSOE en el Congreso en tres legislaturas. Fue uno de los diputados socialistas que no respaldaron la reforma de la Constitución española de septiembre de 2011, ausentándose de la votación. Durante el proceso de elección del secretario general del PSOE apoyó la candidatura de José Antonio Pérez Tapias. Firmante del manifiesto “Por un gobierno de Progreso, por un acuerdo de PSOE, UP y C´s”, se opuso a la abstención en la investidura del PP.

A cambio de elevar el salario mínimo el gobierno recortará el techo de gasto 5.000 millones de euros. Usted voto en contra del techo de gasto en los presupuestos del año 2015 ¿Cómo valora usted esa política? ¿Qué consecuencia tendrá para la economía y los ciudadanos?

Si el grupo parlamentario socialista con su abstención o su voto a favor posibilita la aprobación de un techo de gasto con una reducción de 5.000 millones a pesar de que se eleve levemente el techo de gasto para las comunidades autónomas, el PSOE estaría facilitando no solo el gobierno del PP sino también sus políticas. Es un error, aunque sea a cambio de una subida del 8,5 % del salario mínimo muy por debajo de la propuesta de los sindicatos.

Se habla permanentemente de la reforma de la Constitución pero sin definir en que dirección. El FMI presiona para que se recorte el gasto social en sanidad y educación. ¿Se debería derogar el articulo 135 que prima el pago de los intereses de la deuda a cualquier otro gasto público por encima de cualquier otra reforma?

La reforma de la Constitución es absolutamente necesaria y tiene que girar en torno a varios temas claves. Es prioritario el blindaje de los derechos sociales para impedir que se vuelva a recortar por ejemplo el derecho a la sanidad a ciudadanos extranjeros o a ciudadanos españoles fuera de España. Un segundo aspecto es la reforma del modelo territorial; absolutamente clave dada la crisis que hay con Cataluña. Y luego hay otros aspectos más dispersos como el artículo 135 que no se trata tanto de derogar sino de reformarlo para que no prime como se impuso en el año 2011 el pago de la deuda sobre otros derechos sociales. Quiero recordar que yo mismo junto con otros tres diputados socialistas nos negamos a votar la reforma del artículo 135 en el Congreso.

Tras el descabezamiento de Pedro Sánchez el PSOE parece no tener un proyecto político claro. ¿Cuáles son los retos que debería plantearse un congreso extraordinario?

El primer reto y más importante es que vuelva el voto a los militantes. Que esta situación de incertidumbre se resuelva pronto votando democráticamente todos y cada uno de los militantes del partido en unas primarias como está regulado.

En el Congreso nos jugamos cuatro cuestiones claves:

En primer lugar la democracia del Partido – si el PSOE va a responder a un modelo democrático propio del siglo XXI o volvemos hacia atrás- democracia que significa también autonomía frente al poder económico y frente a poderes mediáticos. Hay poderes mediáticos muy poderosos que en otro momento han sido faros de la izquierda y del progresismo español pero que hoy imponen al PSOE su propio modelo de políticas.

El segundo reto es el proyecto político para el país. Un proyecto que gire a la izquierda frente a un proyecto cercano al socialismo liberal o al neoliberalismo imperante en Europa; un modelo, por tanto, mas cercano al modelo portugués o un modelo más cercano a la socialdemocracia alemana que pacta con la derecha.

En tercer lugar está en juego el modelo territorial. Un modelo de España única propia del nacionalismo español muy arraigado en algunos sectores del PSOE frente a un modelo que tienda a un federalismo plurinacional.

Y por último está en juego la política de alianzas que siempre ha sido clave en los congresos del PSOE. Para que gobierne la izquierda debe haber algún tipo de entendimiento entre las fuerzas de izquierdas, pero otros sectores dentro del PSOE prefieren un entendimiento con la derecha sea bajo la forma de gran coalición o la abstención.

Estas son las cuatro claves que están en juego en el presente y en el futuro del PSOE. La única salida es que se expresen públicamente y que decidan cuanto antes en voto secreto los militantes en primarias.

Pablo Iglesias se refiere al PSOE como parte del búnker pero es un hecho se tuvo que dar un golpe para conseguir que el 59% de los miembros votasen por la abstención frente al 41% que voto por el No y por un Gobierno de Progreso. ¿No expresa eso dos lineas en el PSOE con proyectos políticos totalmente diferentes?

Sin duda el PSOE es un partido plural y lo ha sido siempre. Un partido que quiere gobernar, que ha gobernado España y que quiere conseguir una mayoría para gobernar el país tiene que cubrir un espectro plural y amplio; no es contradictorio pero debe atender a intereses que no responden a las mismas matrices ideológicas.

Siempre ha habido dos almas en el PSOE, una más socioliberal y otra más izquierdista. Lo que importa es que no haya operaciones palaciegas, que se respete el voto democrático y que haya debate. Debemos salir de este agujero al que algunos nos han llevado con una política más a la izquierda que genere esperanza no solo en los militantes sino en la inmensa mayoría de los votantes socialistas.

La gestora ha tomado medidas contra los diputados que votaron No. ¿Pero cómo gestionar la división de la gestora con las federaciones, las agrupaciones, militantes y votantes del PSOE? ¿Cree que esto acaba aquí?

La gestora responde ante el proyecto de quienes la han promovido, un estado mayor muy potente que ha diseñado el cese de Pedro Sánchez como secretario general y la abstención en el parlamento del PSOE para que siga gobernando Rajoy. La idea de que hace falta tiempo, calmar los ánimos y reencauzar la situación tiene por objetivo promover la candidatura de Susana Díaz; completamente legítima pero que es una de las dos grandes opciones que se dirimen en el PSOE. Que la gestora, violentando el espíritu de los estatutos que establecen que esta será elegida por un corto periodo de tiempo previo a la convocatoria de un Congreso, esté dilatando tanto tiempo la convocatoria de dicho congreso previo primarias para elegir secretario general quiere decir que está actuando de parte. Me parece un hecho muy grave para un partido de profunda tradición democrática como es el PSOE

¿Cree que con este movimiento se pretendía impedir la formación de un gobierno progresista y trasversal formado por PSOE, UP y C´s como la sociedad civil pedía en varios manifiestos?

El objetivo de quienes han promovido esta operación era impedir un acuerdo con UP, o con UP y C´s; incluso con una parte del nacionalismo siempre que no se hiciese ninguna concesión al independentismo o soberanismo, aunque el acuerdo con los nacionalistas era una opción muy lejana pues había otras fuerzas con las que se podían buscar acuerdos.

Este acuerdo era muy difícil por la actitud de los dirigentes de UP y C´s pero suponía una salida y expectativa querida por la mayoría de los militantes y votantes socialistas según nos han confirmado reiteradamente todas las encuestas y estudios de opinión. Este ha sido el detonante. La opción que defendía en otros momentos un gobierno de coalición con el PP, y ahora la abstención, finalmente se ha impuesto.

¿Cómo seguir trabajando por la unidad y contra la política del gobierno en estas nuevas condiciones? ¿La actuación de los distintos dirigentes trabaja por la unidad o fomenta la división?

El PSOE en este momento no tiene liderazgo, por tanto no se está trabajando en ninguna dirección que es lo peor que puede ocurrir. En la práctica se está posibilitando que gobierne el PP con matices en sus políticas pero con la misma estrategia general. Y Pablo Iglesias, dirigente de UP, no facilita para nada un entendimiento entre la izquierda. Todas las encuestas confirman que el PSOE está perdiendo muchos apoyos pero sin embargo estos no son recogidos por Unidos Podemos. El liderazgo político de Pablo Iglesias suscita enorme rechazo en los votantes socialistas y me atrevería a decir que suscita también enormes reticencias en una mayoría importante de los votantes de Podemos. El PSOE está teniendo la suerte de que hoy Unidos Podemos lo lidere el actor Pablo Iglesias porque en otras condiciones habría habido un enorme trasfuguismo de votos del PSOE a Podemos.

¿Quiere añadir algo más?

Sólo insistir en la enorme importancia de que la gestora del PSOE cumpla su obligación y convoque cuanto antes un congreso democrático, con libertad y plural en el que se puedan expresar claramente todas las propuestas y se puedan personalizar en líderes y candidatos a secretario general; y deje de actuar de parte de la candidatura de Susana Díaz, que es, insisto, una opción legítima pero no la única ni la que yo como la mayoría de militantes y votantes del PSOE apoyamos.

Un comentario sobre ““Siempre ha habido dos almas en el PSOE””

  • En el PSOE siempre ha habido 2 alas: una,la vende-patrias,la prohegemonista,como puede ser Felipe Gonzalez,Rubalcabras,Solana y compañí­a,al servicio del hegemonismo.Otra la patriota,más cercano a la clase obrera,como Rosa Diez,Nicolás Redondo y yo inclirí­a a Manuel de la Rocha,éste ilustre entrevistado,que siempre han estado por la unidad de España y los intereses de los obreros.Muy buena entrevista,si señor

Deja una respuesta