Los ataques del bipartidismo al gobierno de Syriza

Siempre al lado del imperio

Mientras una gran parte de la sociedad española celebrábamos el triunfo del pueblo griego en el referéndum, el bipartidismo PP-PSOE se lamí­a las heridas. Ellos también han perdido. Más allá de sus diferencias, PP y PSOE, aprobaron en pleno verano, por mandato de Merkel, una reforma de la Constitución donde se garantizaba que los bancos alemanes y norteamericanos cobrarí­an antes que los jubilados españoles. Y ahora han vuelto a juntar esfuerzos para arremeter contra el pueblo griego y defender el saqueo de la troika.

El SPD, partido socialdemócrata alemán, ha competido con Merkel en los más furibundos ataques contra el pueblo griego. El presidente del parlamento europeo, Martin Shulz, germano y socialdemócrata, se ha convertido en el nuevo portavoz de las principales amenazas contra el gobierno de Syriza.

Cuando los intereses de la gran banca alemana se han puesto en cuestión, el bipartidismo germano ha actuado en común, más allá de sus diferencias “a derecha o a izquierda”.

En España, el bipartidismo también tiene sus “líneas rojas”. Siempre que están en juego los intereses norteamericanos o alemanes se mueven al unísono para defenderlos.

La posición de PP o PSOE ante el referéndum griego ha sido uno de los ejemplos más groseros de esta sumisión.

En un gesto inaudito, Mariano Rajoy se inmiscuido en la campaña del reférendum… para pedir a los griegos que voten SI y echar a Tsipras del gobierno. En una entrevista radiofónica, Rajoy declaró que “si gana el SI y Tsipras pierde el referéndum será bueno para Grecia porque se podrá negociar con otro gobierno. Pero si gana en NO, no tendrán más remedio que salir del euro”.

Colocándose cerradamente al lado de la intransigencia alemana y en contra del pueblo griego, Rajoy ha declarado que “el Eurogrupo no debe ceder ante el resultado del referéndum y debe mantener la misma línea que hasta ahora”.

A pesar de acercarse a un periodo pre electoral, las declaraciones de la plana mayor del PSOE han ido exactamente en la misma dirección que las de Mariano Rajoy.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha hecho también campaña por el voto de la troika, es decir por el SI en el referéndum griego. Exigiendo a Tsipras que “asuma sus responsabilidades”, y defendiendo que “es insólito que el gobierno griego proponga votar no, porque eso supone salir del euro”.“La posición de PP o PSOE, pero también de Artur Mas o el PNV ante el referéndum griego ha sido uno de los ejemplos más groseros de sumisión”

Un alto cuadro del PSOE como Joaquín Almunia, actual comisario europeo de Competencia, se ha distinguido por su ferocidad, afirmando que “Tsipras es un desastre como gobernante, no ha conseguido arreglar nada y ha destrozado casi todo”.

Sorprende que, a pesar de todas sus en apariencia radicales diferencias, también Artur Mas y el PNV hayan coincidido con Rajoy o el PSOE en sus ataques contra Syriza y el pueblo griego.

El Euzkadi Buru Batzar (EBB), máximo órgano de dirección del PNV, emitió antes de la celebración del referéndum una declaración donde se instaba a Grecia a “asumir su propia responsabilidad como Estado miembro de la Unión y de la Eurozona”. Exigiéndole “el respeto y el cumplimiento de las normas adoptadas por las instituciones europeas” y conminando al gobierno de Syriza a que “aborde las reformas necesarias”.

Tampoco Artur Mas ha dejado pasar la ocasión para atacar a Grecia, acusando a “partidos como Syriza de prometer cosas y 48 después hacer lo contrario de lo que han dicho (…) son partidos que no dan garantía de futuro (…) la extrema izquierda no va a acabar con la austeridad”.

Cuando se trata de cumplir los mandatos de Alemania, para Artur Mas o la dirección del PNV no es posible la independencia, no existe margen ni siquiera de autonomía.

Deja una respuesta