Declaraciones de la portavoz de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos

“Si las ayudas fallan se destruirán 90.000 empresas”

Soraya Mayo, vicepresidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, responsabiliza directamente a que el plan de medidas aprobadas por el Gobierno no llegue a los autónomos y las pymes, haciéndose la pregunta que todo el mundo se hace hoy en España: ¿dónde está el dinero que se está entregando a los bancos?

La destrucción catastrófica de decenas de miles de emresas familiares es inevitable “si las medidas adoptadas por el Gobierno no sirven”. Así lo ha explicado la vicepresidenta de ATA, añadiendo que una destrucción de pequeñas empresas contribuiría decisivamente a que se llegue a los 4 millones de parados.Soraya Mayo, ha destacado cómo la destrucción de empleo en general en Europa, pero en particular en España, está muy vinculada al empleo: “La disminución de profesionales autónomos es muy negativa, sobre todo para España, debido al alto nivel de producción que realizan los autónomos”; por lo que perder una pequeña empresa no sólo es perder un puesto de trabajo, sino que “lleva consigo la pérdida de más empleos, porque cuando se destruye un autónomo se pierde la posibilidad de la contratación de otras personas”.Para la portavoz de los autónomos el empleo se ha de fomentar invirtiendo el dinero directamente en las empresas, exigiendo al gobierno que “llegue la financiación a los autónomos y a los pequeños empresarios”, denunciando que “hasta el momento no han recibido ninguna”, y proponiendo “el pago de incentivos a las empresas”, única forma de que más personas “trabajen, cotice y consuman y así la cadena económica se vuelva a mover”.La denuncia de los autónomos ataca directamente los “planes de rescate” de Zapatero, que no sólo ha entregado cientos de miles de millones a la banca, a las multinacionales del automóvil y a las eléctricas, dejando sin recursos a las pymes, responsables de la creación del 80% del empleo total; sino que además no ha exigido y controlado que el dinero entregado a la banca esté sirviendo para lo que el mismo dijo, reactivar el crédito a los ciudadanos y las empresas. Por ahora, el dinero se queda en la banca.

Deja una respuesta