Seis puntos nada más… y nada menos

“Con todo, estamos ante unos resultados que hay que interpretar con muchos matices. Decir, como ayer hizo la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, que ha quedado certificado «el clamor por el cambio» es ir demasiado lejos. De entrada, la goleada de los populares se debe, principalmente, a los tantos que los socialistas encajan en propia puerta, es decir, más a deméritos del PSOE -que pierde 3,1 puntos desde el anterior sondeo del CIS-, que a los aciertos propios -el PP sube sólo 1,7-.”

Pero al margen de la mayor o menor distancia que el PP abre con el PSOE, el estudio ublicado ayer ofrece otros datos alarmantes para Zapatero. Para el 79% de los ciudadanos el presidente despierta «poca» o «ninguna» confianza: cuatro puntos más que en abril. Sólo el 18% de quienes le votaron hace cuatro años aprueba su gestión. Y por tercera vez consecutiva suspenden todos los ministros del Gobierno. La falta de pulso e iniciativa política que transmite el Ejecutivo pone así de nuevo sobre la mesa la oportunidad de hacer una remodelación para afrontar el tramo final de legislatura. (EL MUNDO) EL CONFIDENCIAL.- Según los sondeos internos que baraja a día de hoy el consejo territorial de UPyD de Madrid, la formación política que aspira a convertirse en alternativa a PP y PSOE podría estrenarse en las elecciones madrileñas con hasta 11 diputados. Una cifra que, de hacerse realidad en mayo del año que viene, situaría a UPyD al borde de la tercera fuerza política madrileña. La foto fija que ofrece este sondeo interno daría una mayoría simple al PP con 62 diputados, 43 al PSOE, 12 a Izquierda Unida y 11 a los de Rosa Díez EL ECONOMISTA.- Después de meses hablando de la famosa euroviñeta -nombre por el que se conoce la Directiva europea que tasa a los vehículos pesados su paso por las carreteras-, ya hay un cálculo sobre cuál es el precio que los transportistas deberán pagar por el uso de las infraestructuras públicas en España: 12.000 euros de media al año, siempre en función del tonelaje del vehículo y del número de kilómetros recorridos. O lo que es lo mismo, 1.000 euros al mes. Editorial. El Mundo Seis puntos nada más… y nada menos EL PP ha abierto una brecha con el PSOE de 6,3 puntos en intención de voto, la mayor que ha reflejado el CIS desde que Zapatero llegó al poder, y que sitúa a los populares en niveles electorales similares a los del fin de felipismo. La publicación del estudio, coincidiendo con el 50 cumpleaños de Zapatero, no es un buen regalo para el presidente, más aún teniendo en cuenta que la última encuesta oficial, tres meses atrás, ofrecía un empate técnico entre socialistas y populares. Con todo, estamos ante unos resultados que hay que interpretar con muchos matices. Decir, como ayer hizo la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, que ha quedado certificado «el clamor por el cambio» es ir demasiado lejos. De entrada, la goleada de los populares se debe, principalmente, a los tantos que los socialistas encajan en propia puerta, es decir, más a deméritos del PSOE -que pierde 3,1 puntos desde el anterior sondeo del CIS-, que a los aciertos propios -el PP sube sólo 1,7-. Hay una circunstancia clave para explicar este vuelco. La encuesta está hecha en julio y el CIS recoge por primera vez el malestar de los ciudadanos por la política de ajustes del Gobierno iniciada a mediados de mayo. Sin embargo, varios trabajos publicados inmediatamente después de que Zapatero rectificara su política económica, como el de Sigma Dos para EL MUNDO, alejaban al PP hasta los 10,5 puntos. Pero hay que tener en cuenta, además, que el CIS está descontando a los socialistas sus errores con el Estatuto de Cataluña, pues el sondeo fue realizado tras la sentencia del Constitucional e inmediatamente después de la manifestación que encabezó Montilla en Barcelona contra el Tribunal. Desde ese punto de vista, los más de seis puntos de distancia, siendo objetivamente malos para el PSOE, podrían no serlo tanto. Quizás por ello el líder socialista aseguraba, rotundo, el pasado 22 de julio: «Estamos mejor de lo que parece y lo vais a vivir». Ese mismo día el CIS cerraba la encuesta que había iniciado una semana antes. Al pronunciarse así, Zapatero daba seguramente por hecho que el PSOE ha tocado fondo y que él, explotando sus habilidades como candidato, tiene tiempo para remontar a Rajoy. Pero al margen de la mayor o menor distancia que el PP abre con el PSOE, el estudio publicado ayer ofrece otros datos alarmantes para Zapatero. Para el 79% de los ciudadanos el presidente despierta «poca» o «ninguna» confianza: cuatro puntos más que en abril. Sólo el 18% de quienes le votaron hace cuatro años aprueba su gestión. Y por tercera vez consecutiva suspenden todos los ministros del Gobierno. La falta de pulso e iniciativa política que transmite el Ejecutivo pone así de nuevo sobre la mesa la oportunidad de hacer una remodelación para afrontar el tramo final de legislatura. Lo malo para Rajoy es que también la desconfianza hacia él crece en la calle y hasta un 84,6% pone en duda su capacidad. Y aunque Zapatero suspende y obtiene un valoración de 3,4 puntos sobre 10, el líder del PP todavía sigue por detrás, con un 3,1. Queda claro que los populares no se pueden dormir en los laureles. En el fondo, la encuesta del CIS refleja un preocupante descontento de los españoles hacia su clase dirigente. Todos los líderes suspenden y los políticos continúan estando considerados como el tercer gran problema del país, tras el paro y los problemas económicos. Justo en un momento de crisis generalizada, cuando más liderazgo, empuje y capacidad de aunar esfuerzos se necesita, es cuando más huérfanos se sienten los ciudadanos. EL MUNDO. 5-8-2010 Encuestas. El Confidencial Las encuestas de UPyD le dan 11 diputados en Madrid Daniel Forcada La clave de la política madrileña de los próximos meses girará en torno a una cifra: el 65. Es el número de escaños sobre los que se asentará la mayoría absoluta en la próxima legislatura de la Comunidad de Madrid, el número de representantes que la presidenta Esperanza Aguirre deberá conseguir si quiere renovar sin problemas su Gobierno. Porque el aumento de población llevará aparejado también un incremento de escaños en la Asamblea Regional, de 120 a 128 ó 129. Y eso unido a la entrada en liza de nuevas formaciones políticas como la que encabeza Rosa Díez, Unión Progreso y Democracia, pueden poner en jaque las aspiraciones de la lideresa del PP. Según los sondeos internos que baraja a día de hoy el consejo territorial de UPyD de Madrid, la formación política que aspira a convertirse en alternativa a PP y PSOE podría estrenarse en las elecciones madrileñas con hasta 11 diputados. Una cifra que, de hacerse realidad en mayo del año que viene, situaría a UPyD al borde de la tercera fuerza política madrileña. La foto fija que ofrece este sondeo interno daría una mayoría simple al PP con 62 diputados, 43 al PSOE, 12 a Izquierda Unida y 11 a los de Rosa Díez. Datos que UPyD Madrid obtiene al cruzar los resultados de una encuesta nacional con sus propios registros electorales de las últimas elecciones generales y europeas. Confían en que obtendrán más votos que en las últimas europeas, en gran medida, de votos desencantados con la gestión del Partido Socialista que UPyD se disputará con Izquierda Unida. Con todo ello, el coordinador y portavoz del partido en Madrid, Javier García Nuñez, pronostica que obtendrán unos 250.000 votos en toda la Comunidad. En el Ayuntamiento, el posible reparto de escaños sería diferente, según estos mismos estudios, diferente y volvería a dar la mayoría absoluta al actual alcalde, Alberto Ruíz Gallardón, que obtendría 29 concejales de un total de 57. Otros 17 irían a parar al PSOE, 6 a Izquierda Unida y 5 a UPyD, que podría obtener, en este caso, unos 140.000 votos. Sin noticias de José María Fidalgo Una foto fija que, sin embargo, puede variar mucho de aquí al próximo mes de mayo pues no recoge el posible impacto electoral que tendría la llegada de los que serán, finalmente, cabeza de cartel de cada partido. En este sentido, el nombre de José María Fidalgo, ex secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), ha sonado de forma insistente en las quinielas como posible candidato a la Comunidad de Madrid por parte de UPyD. Un fichaje sobre el que, a día de hoy, “no hay nada”, aclaran en el partido. UPyD decidirá quiénes serán sus cabezas de lista en unas primarias que se convocarán el próximo mes de septiembre y se celebrarán en octubre. “Cualquier militante se podrá presentar sin necesidad de avales.”, explica García Núñez, “pero los estatutos contemplan también que el candidato pueda no ser un no afiliado. Eso sí, el resto de la lista no la hace él, sino el consejo local o el territorial”. El partido presentará también listas en otros 40 municipios de la región con lo que pretenden alcanzar al 91% del censo de la Comunidad de Madrid. El tiempo dirá si la suya es una opción, con o sin Fidalgo, destinada a convertirse en la bisagra del poder. EL CONFIDENCIAL. 5-8-2010 Impuestos. El Economista La tasa al transporte costará de media 1.000 euros al mes Mayte Cabrerizo Después de meses hablando de la famosa euroviñeta -nombre por el que se conoce la Directiva europea que tasa a los vehículos pesados su paso por las carreteras-, ya hay un cálculo sobre cuál es el precio que los transportistas deberán pagar por el uso de las infraestructuras públicas en España: 12.000 euros de media al año, siempre en función del tonelaje del vehículo y del número de kilómetros recorridos. O lo que es lo mismo, 1.000 euros al mes. Según un estudio del Colegio de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos (CICCP) entregado recientemente por la CEOE a la Secretaría de Estado de Transportes y al que accedido elEconomista, la aplicación de esa suerte de peaje -que ya está vigente en varios países europeos- reportaría a las arcas del Estado entre 3.000 y 4.000 millones de euros al año, según la red viaria a la que se aplicara. El CICCP prevé un coste por kilómetros de 0,8 euros. Un dinero significativo para aliviar la maltrecha economía del Gobierno y, según su presidente, Edelmiro Rúa Álvarez, "más que suficiente para atender los 1.200 millones que cuesta cada año la conservación de las vías y que, al tiempo, podría servir, en función del modelo que finalmente se adopte, para reconvertir al sector y dotarlo de mayor competitividad". De sorpresa en sorpresa El estudio, ya en las manos del ministro de Fomento, José Blanco, ha caído como un jarro de agua fría entre los transportistas. Dicen que las cuentas no dan "y menos en momentos de crisis como el actual, ya que supondría enviar al paro a muchos camioneros, además del cierre de empresas que no están atravesando un buen momento", dicen desde las asociaciones de transporte por carretera. El presidente de la Organización Nacional de Asociaciones de Transporte (Fenadismer), Julio Villaescusa, hace el cálculo. "Esta cifra supondría 1.000 euros al mes sólo en impuestos de peaje, al que habría que añadir otros 1.000 euros que los transportistas pagan de media por la renta de su vehículo. ¿Qué les queda?", pregunta preocupado. La tasa, una Directiva europea basada en la filosofía de "quien usa paga" y "quien contamina paga", afectaría en España a un sector que engloba a más de 120.000 empresas, 300.000 vehículos y unos 400.000 transportistas. Como ya adelantó este periódico el pasado 26 de junio, los camioneros no descartan una huelga general que paralice el país, algo que ya sucedió hace dos años. Pero la llegada de la euroviñeta se hace esperar y desde la federación de transportistas miran con recelo al Gobierno. Como reconoce Villaescusa, "el ministro primero ha lanzado globos sonda para caldear el ambiente y ahora, con la huelga de controladores aéreos en la mesa, dice que no ha tomado ninguna decisión sobre ningún peaje y que hay que negociar". No entienden los trámites y sospechan de las intenciones de los ingenieros de caminos, uno de los sectores más afectados por el recorte de Fomento en obra pública. "¿No será que de esta manera quieren salvar se del tijeretazo?", se pregunta Julio Villaescusa. Los transportistas son también conscientes de que, por otra parte, Fomento se encuentra en este momento con dos frentes abiertos que pueden convulsionar el país: uno por aire (controladores aéreos) y por tierra (camioneros). "De ahí su mensaje tranquilizador", subraya Julio Villaescusa, en relación a las palabras de José Blanco, que se justificó el martes y dijo que el Gobierno "más allá de la reflexión que hice en el Congreso de los Diputados de que teníamos que buscar fórmulas que permitieran la financiación y la conservación de las infraestructuras, no hay ninguna decisión tomada y, por lo tanto, no hay razón para ningún tipo de convocatoria", aseguró a los medios, en alusión a la amenaza de huelga formulada por los transportistas. "No hay razón" pero, desde el pasado domingo, la tasa ha entrado en vigor en Portugal y los camioneros españoles deberán pagar por circular por el país vecino. Según Fenadismer, "la situación es caótica y está ocasionando una gran confusión". EL ECONOMISTA. 5-8-2010

Deja una respuesta