26-J:

Segunda vuelta de la batalla contra los recortes

La imposibilidad de formar gobierno ha abocado, por primera vez, a una repetición de las elecciones generales. Todos presentan el 26-J como una “segunda vuelta” del 20-D. ¿Pero qué nos jugamos? Lo que va a decidirse en esta nueva cita con las urnas es si la mayorí­a social que nos enfrentamos a los recortes avanzamos, o si por el contrario lo hacen quienes pretenden imponernos un saqueo todaví­a mayor.

Todos lamentan el “bloqueo político” que ha obligado a repetir las elecciones, pero pocos nos hablan de las verdaderas razones que lo han provocado.

En su origen está el avance de la influencia de la mayoría social contra los recortes. Que impidió la formación de las alternativas de gobierno “preparadas” por el FMI, la UE o la gran banca española. Para colocar en primer plano la posibilidad de un gobierno de unidad contra los recortes, que representara al 70% de quienes el 20-D votaron a formaciones enfrentadas a la política de los gobiernos de Rajoy. “La batalla contra los recortes está abierta. Y debemos empeñarnos en que en estas elecciones quienes avancemos seamos la mayoría social que rechazamos los recortes”

Desde De Verdad hemos defendido la alternativa de un gobierno de progreso integrado por PSOE, Ciudadanos, Podemos, IU y Compromís. Que se ha ido abriendo paso entre importantes sectores progresistas.

Impedirlo ha sido la primera exigencia de quienes pretenden imponernos mayores recortes, estableciendo que “el peor gobierno posible seria uno que incluyera a PSOE, Podemos y Ciudadanos”, o enfrentándose al contenido del pacto entre PSOE y Ciudadanos.

Han preferido forzar unas nuevas elecciones que permitir un gobierno que representara a la mayoría social que rechaza los recortes.

Y ahora quieren utilizar el 26-J para, como ha sintetizado Enric Juliana en La Vanguardia, “corregir el voto de protesta expresado el 20-D”.

Van a hacer todo lo posible para que sectores progresistas se desmovilicen, incrementando la abstención, y beneficiando con ello al PP. Despejando el camino para la formación de una “gran coalición” o de un gobierno en minoría del PP que no pudieron imponer tras el 20-D.

¿Y todo esto para qué? La respuesta nos la ha dado el FMI y la UE. Anunciando desde Washington que “habrán más recortes” y que España necesita “un ajuste considerable”. Y exigiendo desde Bruselas nuevos tijeretazos por valor de 15.000 millones de euros para cumplir con los objetivos de reducción del déficit.

Quieren imponernos un saqueo todavía mayor. Y para ello necesitan un gobierno que lo ejecute, a pesar del rechazo mayoritario a los recortes en la sociedad española.

Pero si no se salieron con la suya el 20-D, ¿por qué van a hacerlo ahora?

A pesar de todas sus presiones y maniobras, en estas nuevas elecciones va a volver a manifestarse una mayoría social que rechaza los recortes y exige un cambio de rumbo en beneficio de la mayoría.

Lo que necesitamos es que esa mayoría social se una y organice en torno a una línea que, frente al saqueo y los recortes, impulse una auténtica redistribución de la riqueza, para que los enormes recursos que existen, y monopoliza una ínfima minoría, estén al servicio de los intereses de la mayoría.

Una línea como la que el 26-J defenderá Recortes Cero-Los Verdes.

La batalla contra los recortes está abierta. Y debemos empeñarnos en que en estas elecciones quienes avancemos seamos la mayoría social que rechazamos los recortes. Es mucho lo que nos jugamos.

Deja una respuesta