¿Se contagiará España de las penas del euro

“¿Deberí­an los observadores del mercado de bonos intentar forzar una ayuda similar para otros paí­ses de la zona euro con balances deteriorados? A corto plazo, eso parece improbable. Grecia afronta un problema de liquidez que otros no tienen, con vencimientos de bonos por valor de 16.700 millones de euros en abril y mayo. Pero se mira con lupa la capacidad de Portugal, España e Irlanda para reducir sus déficit.” (THE WALL STREET JOURNAL)

BREAKING VIEW.- Muchos alemanes se oonen al plan potencial de rescate de 30.000 millones de euros a Grecia, pero un grupo de académicos ha ido incluso más lejos. Han intentado desafiar el plan en el Tribunal Constitucional alemán. Probablemente no ganarán, pero la mera posibilidad ha incrementado el rendimiento de los bonos griegos. O tal vez los inversores están simplemente evaluando cuantos alemanes están convencidos de que Berlín debería decir no a Atenas. FINANCIAL TIMES.- ¿Seguirá China la evolución de Singapur? Eso se preguntan los mercados de divisas, después de las agresivas medidas antiinflacionistas de las autoridades monetarias de Singapur, que incrementaron las especulaciones sobre la posibilidad de una revaluación del renminbi. Singapur ajustó la banda en la que fluctúa su divisa y aseguró que permitiría una apreciación gradual. La política estaba destinada a calmar el boom de su economía, que en el primer trimestre registró un crecimiento interanual del 13,1%. El jueves, China dará a conocer datos tan importantes como el PIB y la inflación, que se espera confirmen un sólido crecimiento y un aumento de los precios. EEUU. The Wall Street Journal ¿Se contagiará España de las penas del euro Richard Barley Los mercados de deuda han obligado a la zona euro a tejer una red de seguridad debajo de Grecia. ¿Deberían los observadores del mercado de bonos intentar forzar una ayuda similar para otros países de la zona euro con balances deteriorados? A corto plazo, eso parece improbable. Grecia afronta un problema de liquidez que otros no tienen, con vencimientos de bonos por valor de 16.700 millones de euros en abril y mayo. Pero se mira con lupa la capacidad de Portugal, España e Irlanda para reducir sus déficit. España es el comodín. El cuarto mayor emisor de la zona euro este año ha sacado al mercado sólo un tercio de los requerimientos, que alcanzan los 97.000 millones de euros, según Barclays Capital. Las rentabilidades de otros emisores se han mantenido en niveles bajos, ya que los bancos han comprado bonos para usarlos como colateral para financiación del Banco Central Europeo. Sin embargo, el BCE retirará este apoyo. El déficit de cuenta corriente español se ha reducido, pero el gran reto es generar crecimiento económico. Necesita una reforma salarial para incentivar los negocios más allá del sector inmobiliario y constructor. El desempleo es del 19%. Hay debilidad en el sector de las cajas de ahorros: Morgan Stanley considera que necesitan un capital de 43.00 millones de euros de los que 30.000 millones de euros serán sin financiación. La rentabilidad de los bonos a 10 años españoles está cerca de la italiana, que tiene una mayor carga de deuda aunque menos déficit y un sistema financiero más fuerte. Eso parece injustificado. Unos márgenes mayores en comparación con Alemania significaría que los observadores siguen vigilando, aún cuando hayan decidido no intervenir como cuando lo hicieron en Grecia. THE WALL STREET JOURNAL. 14-4-2010 Reino Unido. Breaking Views ¡Atchung! Neil Unmack Muchos alemanes se oponen al plan potencial de rescate de 30.000 millones de euros a Grecia, pero un grupo de académicos ha ido incluso más lejos. Han intentado desafiar el plan en el Tribunal Constitucional alemán. Probablemente no ganarán, pero la mera posibilidad ha incrementado el rendimiento de los bonos griegos. O tal vez los inversores están simplemente evaluando cuantos alemanes están convencidos de que Berlín debería decir no a Atenas. Las noticias sobre la reivindicación han ayudado a impulsar el rendimiento de la deuda griega a cinco años por encima del 7%, deshaciendo la mayor parte de la recuperación que había seguido al anuncio del plan. El mercado probablemente tuvo una reacción exagerada. La reclamación no debería afectar la capacidad de Grecia para disponer de los préstamos prometidos en un futuro próximo. Además, los abogados confían en que los académicos no ganarán; es improbable que el Tribunal Constitucional bloquee una decisión europea, aumentando la inestabilidad política, a no ser que haya una clara vulneración de un derecho constitucional fundamental. La reacción del mercado, sin embargo, muestra la debilidad de la confianza de los inversores en el apoyo de la eurozona a Grecia, que todavía se enfrenta a una montaña de deuda y a una población intranquila. Si la UE no convence a los inversores de que puede ejecutar el plan con seguridad y rapidez, el mercado tendrá que forzarse en elevar los rendimientos de los bonos a niveles insostenibles. La opinión pública en Alemania se opone firmemente a dar ningún apoyo, incluso aunque los políticos hasta la fecha hayan acordado intentar ayudar. En este ambiente, incluso una demanda judicial fallida podría servir de canal para el descontento. Una protesta lo bastante fuerte podría afectar el apoyo a Grecia, y a otros Estados en el futuro. BREAKING VIEWS. 15-4-2010 Inglaterra. Financial Times ¿Seguirá China el ejemplo de Singapur? Jennifer Hughes ¿Seguirá China la evolución de Singapur? Eso se preguntan los mercados de divisas, después de las agresivas medidas antiinflacionistas de las autoridades monetarias de Singapur, que incrementaron las especulaciones sobre la posibilidad de una revaluación del renminbi. Singapur ajustó la banda en la que fluctúa su divisa y aseguró que permitiría una apreciación gradual. La política estaba destinada a calmar el boom de su economía, que en el primer trimestre registró un crecimiento interanual del 13,1%. El jueves, China dará a conocer datos tan importantes como el PIB y la inflación, que se espera confirmen un sólido crecimiento y un aumento de los precios. Su banco central ya ha comenzado a centrar su política en la inflación y, en febrero, aumentó los requisitos de sus reservas. Una apreciación de su moneda, como ha ocurrido en Singapur, le permitiría conseguir sus objetivos; los inversores creen que la revaluación no tardará en producirse. En su caso, el factor más imprevisible es el político. Los mercados de divisas se han sentido frustrados por la presión ejercida por EEUU sobre el tipo cambiario del renminbi, lo que podría retrasar cualquier decisión, ya que lo último que quiere China es dar la impresión de que está cediendo a las presiones. Este mes, el secretario del Tesoro estadounidense, Tim Geithner y el presidente Obama han rebajado el tono de sus discursos. El cambio podría propiciar el entorno adecuado para que se produzca una revaluación. A raíz de conocerse las noticias que llegaban de Singapur, las divisas de toda la zona sufrieron una apreciación, lo que debería también aliviar la presión sobre estos países para que intenten mitigar los efectos de su revaluación monetaria. No obstante, incluso con una apreciación del renminbi, no se conseguirán detener los flujos de capital a la región, que son los responsables de las presiones. Ahí es donde la economía supera a la política. La actuación de Singapur es simplemente la última que pone en evidencia la diferencia entre el imparable crecimiento asiático y el renqueante Occidente. Los inversores se limitan a buscar más rentabilidad, de ahí que acudan a Asia. Aunque los políticos moderen el tono de sus presiones, la tendencia, que está afectando al sistema financiero, no cambiará. FINANCIAL TIMES. 15-4-2010

Deja una respuesta