Gira del musical "Sweenny Todd" de Mario Gas

“Say Hello, Le Grand Guignol”

Mario Gas vuelve a llevar a las tablas el célebre musical del genial compositor Stephen Sondheim con Vicky Peña y Joan Crosas como protagonistas. El propio Sondheim considera el montaje de Mario Gas la mejor versión de su musical.

Regresa el viejo teatro del Grand Guignol, desaarecido hace años, y conquista a un público cansado de ver musicales en tecnicolor. Sweenny Todd está basada en una leyenda popular en la Inglaterra victoriana, cuando Jack el destripador ocupaba las portadas de los tabloides ingleses y el éxito de Marques de Sade escandalizaba a la puritana sociedad burguesa. Sweeny Todd es un grotesco héroe clásico, que se vengará del juez lascivo y corrupto que deseaba a su mujer y que lo condenó injustamente. Mientras le encuentra, Sweeny Todd les rebana el cuello a todos los respetables caballeros que pasan por su barbería y su extravagante compañera prepara con los cadáveres deliciosos pasteles que causan sensación en Londres.La obra se hizo muy popular en los teatros de Paris o Blood Tub de toda Inglaterra mucho antes de que el gran Stephen Solhdein lo adaptase al famoso musical de Broadway. Le theatre de Grand Guigol de Paris en el barrio de las prostitutas ofrecía en su programación piezas de terror, violencia, casquería y pornografía. El teatro, una antigua capilla destruida por la revolución francesa se convirtió en “El templo del Terror de Paris” durante 65 años. Curiosamente Guignol es el nombre de un teatro de marionetas para dar voz a los trabajadores de las fabricas textiles, su fama se hizo legendaria, normalmente se acababa la función a golpes, de ahí que se la asociase a la violencia, su nombre se suele asociar a lo sangriento. La leyenda es tan grande que una de las actrices del teatro trabajó en “El gabinete del Doctor Caligari” film sobre el ascenso del nazismo e incluso los blood tubb ingleses llegaron a ser muy frecuentados durante el periodo de entreguerras Géneros como el gore, el splatter, los psicothriller, films como la Matanza de Texas son, con distinta suerte claro, herederos del “ Teatro del horror”. Quienes desprecian o se escandalizan con estos géneros, que como en cualquier otro hay obras buenas y malas, no comprenden que reflejan nuestras pesadillas, lo grotesco y loco que es este mundo en el que un distinguido aristócrata ingles es Jack el Destripador

Deja una respuesta