SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Sánchez recibe el aval de los sindicatos a su frustrado pacto a tres

Los dos grandes sindicatos dieron este jueves a Pedro Sánchez el aval a su frustrado intento de sellar un acuerdo simultáneo con Podemos y C’s, tras una reunión en la que el lí­der socialista volvió a retratar a Pablo Iglesias como un dirigente preocupado fundamentalmente por sus intereses personales, que vive de espaldas a los problemas ciudadanos y que con su negativa a apoyar el pacto forjado junto a Albert Rivera se ha convertido en el salvador de Mariano Rajoy y su “Gobierno de la vergüenza”.

Los dos grandes sindicatos dieron este jueves a Pedro Sánchez el aval a su frustrado intento de sellar un acuerdo simultáneo con Podemos y C’s, tras una reunión en la que el líder socialista volvió a retratar a Pablo Iglesias como un dirigente preocupado fundamentalmente por sus intereses personales, que vive de espaldas a los problemas ciudadanos y que con su negativa a apoyar el pacto forjado junto a Albert Rivera se ha convertido en el salvador de Mariano Rajoy y su “Gobierno de la vergüenza”. Un día después de que el líder de Podemos se abriera a estudiar una alianza con IU cara a los probables comicios del próximo 26 de junio, Sánchez, que en principio repetiría como candidato en esa convocatoria, reclamó al secretario general del partido morado que “deje de pensar en coaliciones electorales y piense en hacer frente a las emergencias sociales”.

Antes de estas valoraciones, que forman parte de la estrategia del PSOE de culpar a Iglesias de la cada vez más cercana cita con las urnas, Sánchez mantuvo una cita de casi una hora con los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez. La posición de los líderes sindicales ante la incierta legislatura es similar a la de Sánchez. Ambos pidieron al PSOE, Ciudadanos y Podemos que “no tiren la toalla”, abogando por un acuerdo entre los tres como el que defienden los socialistas, en el que Sánchez y Rivera deberían ampliar el documento preexistente e Iglesias abrirse a un entendimiento sin vetar a la formación naranja.

LA MOCIÓN DE CONFIANZA

Toxo también lanzó una idea que, a su juicio, podría servir para alcanzar una alianza que se anticipa muy difícil, a cuatro días de que se conozcan los resultados de la consulta interna de Podemos, en la que su dirección pedirá a la militancia que vote en contra del pacto Sánchez-Rivera. El secretario general de CCOO abogó porque la hipotética legislatura tuviera un punto intermedio, a los dos años, en el que el líder socialista, como presidente del Gobierno, se sometiera a una moción de confianza. La iniciativa fue bien acogida por Sánchez. Fuentes cercanas al secretario general del PSOE aplaudieron después que las centrales se impliquen con propuestas para esta incierta legislatura, a la que también se refirió Íñigo Errejón. El número dos de Podemos no dio por hecho la repetición de elecciones, pero siempre que los socialistas den un paso al que no están dispuestos: enterrar su pacto con C’s.

“Los españoles se merecen un Gobierno mejor”, argumentó Sánchez, recordando los múltiples escándalos de corrupción del PP: del ministro José Manuel Soria y su compañía ‘offshore’ a la multa a José María Aznar por incumplir con Hacienda, pasando por la detención del alcalde de Granada, José Torres, por corrupción urbanística. El líder socialista visitará el viernes esta ciudada andaluza, así como Córdoba, dentro de una gira en la que reanudará los actos con militantes ante la probabilidad de nuevas elecciones. El sábado estará en Málaga. La semana que viene, en Euskadi.

Deja una respuesta