SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Salarios, pobreza, empleo y salida de la crisis

El INE acaba de publicar la EPA de salarios distribuida por deciles. Simplemente coges la población y vas calculando cual es el salario que deja por debajo al 10% de la misma, luego el 20% y así hasta el 100%. La encuesta es muy reveladora ya que sólo el 18% de los trabajadores cobra por debajo de 1.000 €. Sin embargo, la percepción de la sociedad es que los mil euristas o 600 euristas son mayoritarios.

¿Qué está fallando? El problema es que si segmentas los datos empieza a aparecer la precariedad y la desigualdad. Hay 2,6 millones de trabajadores que trabajan a tiempo parcial y el 57% cobra menos de 652€ que es el salario mínimo interprofesional. Hay 3,35 millones que tienen un contrato temporal y el 50% cobran menos de 1.000 € al mes. El perfil de máxima precariedad es joven, mujer y con baja cualificación.

Otro análisis interesante es las diferencias por comunidades autónomas. Esta semana hemos visto una especie de Berrea entre la Comisión Europea y el Gobierno español. La diferencia es por las previsiones de déficit para 2015 donde la Comisión espera un déficit del 6,6% cuando el objetivo es del 4,5%. Eso supone una pequeña desviación de 20.000 millones y de nuevo piden más ajustes y más madera.

Pero parece que ninguno de los dos ha leído esta encuesta o si la han leído no la entienden. Hasta ahora nos decían que la tasa de paro en Extremadura, Canarias y Andalucía era más alta por qué no había flexibilidad salarial y nos aburrieron con el monotema de la reforma laboral.

Pero el 40% de los trabajadores en estas regiones cobran menos de 1.000 € al mes. Si la bajada de salarios nos va a sacar de la crisis y es el determinante de la creación de empleo y de la tasa de paro, a este economista observador le surge una duda; con salarios tan bajos Andalucía Extremadura y Canarias deberían tener las tasa de paro más bajas de España ¿no?

Como decía José Luis Sampedro “conviene saber diferenciar un reloj, un gato y Madagascar” El año que viene seguiremos con lo mismo pero con más pobreza, más precariedad, menos salarios. La gente se irá de España y encima tendremos que estar contentos por qué baja la tasa de paro. Y la solución será más reforma laboral, más bajada de salarios y dos huevos duros.

Deja una respuesta