SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Rajoy y los lí­mites de la soberaní­a

Cuarenta y ocho horas después de que Bruselas fijase el lí­mite de déficit en España en el 5,3 por ciento en vez del 5,8, anunciado por el presidente del Gobierno español de forma unilateral invocando, además , la “soberaní­a nacional”, Mariano Rajoy en una intervención en el Parlamento, ha aceptado, como no podí­a ser menos, la imposición de Bruselas, se ha olvidado de la soberaní­a nacional y, no ha querido explicar cómo se afrontará ese ahorro de 5.000 millones de euros de más, que pide la Comisión Europea.

Rajoy que no ha querido aclarar si el adelanto de su cifra del 5,8 por ciento había sido insinuada anteriormente a los Jefes de Estado y Presidentes europeos , aunque él se encargó de resaltar, públicamente, que su decisión era autónoma y respondía a un criterio de soberanía nacional para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado, sí ha insinuado que, ese tira y afloja, ha terminado con una rebaja de las cifras de déficit de cerca de un punto: del 4,4% establecido en el Plan de Estabilidad al 5,3 impuesto por la Comisión.

Lo que Rajoy ha venido a insinuar es que, durante toda la negociación se ha limitado a hacer una jugada de mus, sabiendo que la Comisión Europea, teniendo en cuenta la situación crítica de la economía española situada en la zona de la recesión, y, valorando los datos de déficit del año 2011, era consciente de que no se podía pasar en un año de un déficit del 8,5 por ciento al 4,4 firmado por el Gobierno anterior.

Eso sí, en esta ocasión, como recuerda gráficamente “The Wall Street Journal” se ha olvidado de la soberanía nacional, no ha querido informar de que impuestos se van a subir para ese ajuste de 5.000 millones y, en contra de las declaraciones de su ministro de Economía y Competencia Luis de Guindos, ha señalado que ese ajuste repercutirá sobre el crecimiento, y el empleo.

“A comienzos de mes -recuerda el periódico financiero norteamericano de referencia- Mariano Rajoy afirmó que había tomado la “decisión soberana” de incrementar el objetivo de déficit español en 2012, previamente acordado del 4,4 al 5,8%, burlándose así del nuevo pacto fiscal de la eurozona que el presidente del Gobierno había firmado minutos antes. El lunes los ministros de Economía de la euro zona devolvieron el golpe con la exigencia de que Madrid aceptase un nuevo objetivo de déficit del 5,3% para este año. El Gobierno español se sometió como es debido. Rajoy ha descubierto que la soberanía tiene sus límites”.

Evidentemente tiene sus límites pero, por lo menos, en esta ocasión, el presidente del Gobierno, ha conseguido que el déficit se coloque en una zona intermedia que le permite un cierto respiro aunque recortar 35.000 millones de euros en solo un año es un reto que le ha comenzado a quitar el sueño a un Rajoy cada vez más sorprendido de que una cosa son las promesas electorales y, otra may distinta, la labor de gobernar.

Él creía que no tenía más remedio que plantear ese reto y la verdad es que aunque ha tenido que rectificar parcialmente, ha conseguido en la reunión del Eurogrupo el apoyo de países como Holanda, como Irlanda o, como Francia.

Este miércoles el propio presidente de la República francesa, Nicolás Sarkozy, se ha manifestado partidario de dar una oportunidad para que la economía española se desarrolle, sin que olvide que tiene que hacer más reformas y seguir controlando el déficit.

Deja una respuesta