¿Quién teme al gobierno de progreso?

¿Qué mano de las que mecían la cuna del gobierno de Cifuentes en Madrid sacó el video que la convirtió en horas en un cadáver político? No conocemos su nombre, pero sí sabemos que la mera posibilidad de que la moción de censura presentada por el PSOE se convirtiera en una alternativa al gobierno del PP en Madrid, aceleró la intervención para impedirlo.

En Madrid PSOE, Podemos y Ciudadanos suman 81 escaños frente a los 48 del PP. Pero hubiera bastado con los 64 escaños que suman PSOE y Podemos y la abstención de los 17 de Ciudadanos para hacer caer el gobierno madrileño del PP y abrir paso a un gobierno de regeneración democrática encabezado por el candidato socialista.

El propio Íñigo Errejón, futuro candidato autonómico de Podemos, había pedido a Ciudadanos que respaldara la moción de censura. Mientras que desde Ciudadanos se advertía de la posibilidad de abstenerse si el PP forzaba la dimisión de Cifuentes y proponía un candidato sin implicaciones por corrupción.

Tres veces se ha presentado la posibilidad real de un gobierno de progreso y regeneración democrática: en las elecciones generales de 2015-2016, en la Región de Murcia hace una años y ahora en la Comunidad de Madrid. Y las tres veces esa posibilidad ha sido abortada. Y en esta ocasión por la vía más expeditiva y sucia con el video sacado de las cloacas.

La pregunta es inevitable, ¿por qué se aborta cada vez que se presenta? ¿Quién teme el gobierno de progreso?

Se habla de “fuego amigo” para explicar el vídeo del supermercado. Pero más allá de las especulaciones, incluso más allá de los intereses meramente partidistas del PP por perpetuarse en el gobierno, hay hechos que apuntan a razones más profundas. Y todas tienen que ver con el modelo político y, por lo tanto, con quienes y bajo qué condiciones van a gestionar el gobierno de España.

En Madrid se está jugando, más que el gobierno de la Comunidad, el futuro gobierno del país

Bajo los gobiernos del PP la recuperación económica llega a los beneficios de la gran banca banca, de los grandes monopolios y a las cuentas del capital extranjero -especialmente norteamericano- cada vez con más autopistas de penetración en sectores claves de la economía de nuestro país. Se garantizan las reformas estructurales incluso se preparan otras para abrir espacio al sistema privado de pensiones. Mientras la salida de la crisis sigue sin llegar a los salarios y la mayoría de las familias.

Con Rajoy y Cospedal España cumple las exigencias militares que llegan desde Washington para que nuestro país esté cada vez más integrado en su maquinaria militar, como ha puesto de manifiesto la implicación española en el bombardeo de Siria.

Abrir la vía de los gobiernos de progreso y regeneración democrática crearía otras condiciones más favorables a las exigencias de esa mayoría social que vota sistemáticamente, y ahora se moviliza en la calle, por un cambio de gobierno y de políticas, contra los recortes, por las pensiones y por una salida a la crisis redistribuyendo la riqueza.

Eso es lo que temen quienes ahora son los grandes beneficiados, los que dictan sus intereses a través del FMI y Bruselas y la oligarquía española.

De ahí que todas las operaciones políticas, más o menos encubiertas que sacuden nuestro país, lleven en última instancia el mismo sello: frustrar cualquier gobierno de progreso y regeneración.

Pero al mismo tiempo, cada maniobra para evitarlo les genera nuevos problemas. Dieron un golpe de mano en el PSOE para quitar a Pedro Sánchez, pero no pudieron evitar que volviera reforzado. Y ahora lo de Cifuentes es un batacazo para el PP del que ya veremos si se recupera.

Las encuestas ya estarían anunciado una importante caída del PP en beneficio de Ciudadanos en Madrid; el PP podría perder el feudo donde gobierna los últimos 23 años y tiene su principal caladero de votos.

3 comentarios sobre “¿Quién teme al gobierno de progreso?”

  • No,con el “joío” e inocente vídeo de marras,se ve cómo juega su papel la CIA con la policia española,en éste caso para proteger al PP,su principal aparato de Estado.Si no por algo,Franco en 1953,firma un tratado con Eisenhower,,para salvar el régimen,que se caía a cachos,completamente cañí,retrógrado y sin futuro a cambio de que los EEUU controlen la policía,el ejéricto,los servicios secretos,la prensa,etc.Todo un Estado Mayor en la sombra(del cual,como tiene experiencia Pilar Urbano,no se puede hablar),eso e inversiones monopolistas en la economía(en Bolsa,los monopolios que más dinero vale la acción,son los norteamericanos,los Microsoft,General Motors,Google,etc)

Deja una respuesta