¿Quien hay detrás del que enciende la chispa?

Hallados los primer indicios de ‘terroristas incendiarios’

Galicia: más de 200 fuegos, al menos 11.000 hectáreas devastadas, 4 víctimas mortales. Oeste de Asturias: otra treintena de incendios, más de mil hectáreas calcinadas. No estamos ante una ola de incendios más. Aunque en la inmensa mayoría los siniestros de este tipo está la mano del hombre, el 90% de los mismos suelen estar relacionados con imprudencias y no con una intención incendiaria demostrada. En este caso no es así: estamos ante una trama criminal organizada.

Más allá de toda duda, estamos ante una acción de terrorismo ambiental, que aprovechando un cóctel perfecto de condiciones climáticas, ha actuado de forma coordinada para generar cientos de fuegos. El hallazgo de los primeros artefactos incendiarios así lo demuestra. Además de las responsabilidades políticas por las nefasas políticas forestales, cabe preguntarse ¿que tipo de intereses hay detrás de los pirómanos organizados?

Guiados por un vecino de Salceda de Caselas (Pontevedra), la Guardia Civil ha hallado los primeros indicios de criminalidad tras la devastadora ola de incendios en Galicia: un artefacto pirotécnico, consistente en seis globos de helio enganchados a una bengala. Aunque el hallazgo se ha producido en un lugar alejado de las zonas afectadas por el fuego, no se descarta que se trate de uno falló en su destructiva misión. Con este sistema se pueden prender focos en en zonas especialmente inaccesibles para los efectivos antiincendios.

Las autoridades se han mostrado convencidas de que la práctica totalidad de los fuegos fueron intencionados. Los pirómanos se activaron justo cuando, en la tarde y noche del domingo, los vientos del sur provocados por el huracán Ofelia soplaban con mayor intensidad, y justo en las horas en las que -por falta de luz- se dificultaban las labores de extinción. Siempre al caer el sol y hasta la madrugada. Solo entre las 18:00 y la medianoche del domingo 15 de octubre surgieron de la nada -y en múltiples puntos de Galicia- 68 fuegos. La policía trabaja abiertamente con la línea de investigación de que se trata de un grupo organizado y no de una sola persona.

Un nivel de destrucción así no puede ser obra de simples desaprensivos o de burdos sociópatas. Han de existir poderosos y oscuros intereses en que -año tras año- nuestros montes (y en especial los de Galicia y la cornisa cantábrica) ardan inmisericordemente. La existencia de importantes intereses económicos en torno a las empresas subsidiarias en la extinción de incendios -el llamado cártel del fuego- arroja negras sospechas que deben ser investigadas. Porque no basta con atrapar a los criminales que han prendido las llamas, sino a los que les han comprado las cerillas y el brazo.

Un comentario sobre “¿Quien hay detrás del que enciende la chispa?”

  • el click de manara dice:

    Ésto me recuerda a la gran obra «Ubü President» de Boadella,que dice Pujol «Cataluña es mia,que he quemado tropecientas mil hectáreas para recalificar terrenos» jajaja(no me extraña que Pujol le tuviera tanto asco a Boadella)

Deja una respuesta