SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Promesas, y miedos, de un Nuevo Orden Mundial

La asombrosa victoria electoral de Donald J. Trump se extiende mucho más allá de los lí­mites de la nación, cuestionando un orden internacional que ha prevalecido durante décadas y plantea profundas preguntas sobre el lugar de América en el mundo.

Por primera vez desde antes de la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses eligieron a un presidente que prometió revertir el internacionalismo practicado por los predecesores de ambos partidos y construir muros tanto físicos como metafóricos. El triunfo del Sr. Trump prefiguró una América más centrada en sus propios asuntos mientras que deja al mundo cuidar de sí mismo.

La revolución que lo impulsó al poder sobre el establishment de Washington de ambos partidos políticos también refleja un cambio fundamental en la política internacional, evidenciado este año por eventos como el voto del referéndum de Gran Bretaña para dejar la Unión Europea. El éxito del Sr. Trump podría alimentar los movimientos populistas, nacionalistas y de cierre de fronteras, ya tan evidentes en Europa y extendiéndose a otras partes del mundo.

Los mercados globales cayeron después de las elecciones del martes y muchos en todo el mundo se apresuraron a averiguar lo que podría significar en términos locales. Para México, parece presagiar una nueva era de confrontación con su vecino del norte. Para Europa y Asia, podría reescribir las reglas de las actuales alianzas, los acuerdos comerciales y la ayuda externa. Para Oriente Medio, prefigura un posible alineamiento con Rusia y un nuevo conflicto con Irán. (…)

“Después del Brexit y de esta elección, todo es ahora posible”, ha escrito Gérard Araud, embajador francés en Estados Unidos, en Twitter. “Un mundo se derrumba ante nuestros ojos”. (…)

No es de extrañar que gran parte del mundo apostara a Hillary Clinton por encima de Trump, quien caracterizó su política exterior como “América Primero”.

Prometió construir un muro a lo largo de la frontera mexicana y prohibir temporalmente a los inmigrantes musulmanes entrar a Estados Unidos. Puso en duda el compromiso de Washington con los aliados de la OTAN, pidió recortar la ayuda externa, elogió al presidente Putin, prometió romper acuerdos comerciales internacionales, atacó a China y sugirió que los aliados asiáticos desarrollaran armas nucleares. (…)

En Alemania, donde las tropas estadounidenses han estado estacionadas durante más de siete décadas, la perspectiva de un retroceso parecía desconcertante. “Sería el fin de una era”, escribió en Der Spiegel Henrik Müller.

Norbert Röttgen, presidente de la comisión parlamentaria alemana para la política exterior y miembro del partido gobernante, dijo que “la elección de Trump podría conducir al peor distanciamiento entre Estados Unidos y Europa”.

Quizás en ninguna parte fue la victoria del Sr. Trump más alarmante que en México. (…)

El peso mexicano cayó inmediatamente 13 por ciento después de las elecciones, su mayor caída en décadas. (…)

Uno de los pocos lugares donde la victoria del Sr. Trump fue recibida con entusiasmo fue Rusia, (…) “la presidencia de Trump hará que los Estados Unidos se hundan en una crisis total, incluso económica”, dice Vladimir Frolov, un columnista ruso y analista de asuntos internacionales. “Los Estados Unidos estarán ocupados con sus propios problemas y no molestarán a Putin. (…) Como consecuencia, Moscú tendrá una ventana de oportunidad en términos geopolíticos”. (…)

Deja una respuesta