Presión antidemocrática sobre el socialismo madrileño

“El problema para Zapatero es que de las crí­ticas veladas y el malestar que su actitud ha causado en el PSM ya se ha pasado a reproches abiertos, como los que ayer lanzaron dos históricos del PSOE: Gregorio Peces-Barba y Matilde Fernández. Ambos tacharon la presión para que Gómez renuncie de «antidemocrática e inaceptable». Y recordaron que el partido tiene en su haber varios fracasos con los paracaidistas que ha impuesto otras veces la dirección, por lo que exigieron la convocatoria de elecciones primarias.” (EL MUNDO)

EL PAÍS.- La candidatura socialista ara las elecciones autonómicas de 2011 se decidirá, finalmente, en primarias. Este es el desafío que José Luis Rodríguez Zapatero, secretario general del PSOE, y Tomás Gómez, líder de los socialistas madrileños, sellaron ayer tras una tensa reunión en la que el presidente del Gobierno fue incapaz de convencer a su interlocutor de las bondades de la ministra Trinidad Jiménez para plantar cara a Esperanza Aguirre. Gómez no dio su brazo a torcer y, como mucho, ofreció una candidatura conjunta en la que él iría de número uno y Jiménez, de número dos. Zapatero rechazó de plano esta posibilidad. EL PERIODICO.- De la molesta arena playera a la simbólica de la madrileña plaza de toros de Vista Alegre. Para los sindicalistas este verano no está siendo normal. Es posible que cuando pisen algunas playas de la costa española no sea para tumbarse al sol y darse un chapuzón, sino para explicarle al veraneante las razones de la huelga general del próximo 29 de septiembre. Desde que el 15 de junio los secretarios generales de CCOO y de UGT convocaron el paro contra la reforma laboral, ambas organizaciones han puesto en marcha la maquinaria de movilización de la opinión pública que no se deja impresionar por los reiterados avisos de calor extremo ABC.- LA Constitución establece un modelo territorial basado en el equilibrio entre Estado y comunidades autónomas, de acuerdo con los principios de coordinación entre las distintas administraciones y de eficiencia en el gasto público. Sin embargo, unas veces por planteamientos nacionalistas y otras por ganar espacios de poder al servicio de la clientela partidista, se ha producido una duplicidad de órganos administrativos que de forma artificial ha contribuido a disparar el gasto, una estructura que resulta cara e ineficiente en épocas de bonanza, pero que se hace insostenible en plena crisis económica, cuando se imponen los recortes. Editorial. El Mundo Presión antidemocrática sobre el socialismo madrileño EL EMPECINAMIENTO de Zapatero en que Trinidad Jiménez sea la candidata en las elecciones a la Comunidad de Madrid le llevó ayer a pedir personalmente a Tomás Gómez que abandone, a lo que éste no accedió, abocando al PSM a la celebración de elecciones primarias en octubre. El problema para Zapatero es que de las críticas veladas y el malestar que su actitud ha causado en el PSM ya se ha pasado a reproches abiertos, como los que ayer lanzaron dos históricos del PSOE: Gregorio Peces-Barba y Matilde Fernández. Ambos tacharon la presión para que Gómez renuncie de «antidemocrática e inaceptable». Y recordaron que el partido tiene en su haber varios fracasos con losparacaidistas que ha impuesto otras veces la dirección, por lo que exigieron la convocatoria de elecciones primarias. Así lo decidieron ayer Gómez y Zapatero, pero sólo tras constatar su profundo desacuerdo en una tensa y dura reunión celebrada en la Moncloa. Si Zapatero, empeñado en imponer a Jiménez, no hubiera aceptado la celebración de primarias, no sólo podía haber agudizado la crisis en el seno de los socialistas madrileños, sino que habría demostrado ante la ciudadanía un desprecio absoluto hacia los afiliados de su partido. Un borrón en el currículum de quien gusta alardear de convicciones democráticas. EL MUNDO. 8-8-2010 Editorial. El País A primarias en Madrid La candidatura socialista para las elecciones autonómicas de 2011 se decidirá, finalmente, en primarias. Este es el desafío que José Luis Rodríguez Zapatero, secretario general del PSOE, y Tomás Gómez, líder de los socialistas madrileños, sellaron ayer tras una tensa reunión en la que el presidente del Gobierno fue incapaz de convencer a su interlocutor de las bondades de la ministra Trinidad Jiménez para plantar cara a Esperanza Aguirre. Gómez no dio su brazo a torcer y, como mucho, ofreció una candidatura conjunta en la que él iría de número uno y Jiménez, de número dos. Zapatero rechazó de plano esta posibilidad. Las primarias son un procedimiento democrático que el PSOE ha utilizado en el pasado. Sin embargo, no es menos cierto que una batalla interna de meses, con el consiguiente desgaste para el partido y sus líderes, no parece la mejor manera de definir una alternativa en una comunidad tan importante y difícil para los socialistas como es Madrid. Un candidato sólido, con auténticas opciones y apoyado por todos los sectores del partido habría sido el mejor camino para una empresa muy complicada: volver al poder en Madrid tras lustros en la oposición. Es evidente que lo sucedido estos días -la escalada de declaraciones, la suspensión de la primera entrevista prevista en La Moncloa, entre otras circunstancias- no ha ayudado a la imagen del partido, al margen del coste que para la autoridad de Zapatero supone la negativa de un líder regional que él mismo aupó. Sin duda, el presidente apelará a que su partido es, ante todo, un colectivo que respeta los procedimientos internos, pero es evidente que lo sucedido no le deja en buen lugar ni habla bien de cómo se ha gestionado este asunto por ambos bandos. Fue Zapatero quien, tras la derrota repetida de Rafael Simancas frente a Aguirre, señaló al entonces alcalde de Parla, Tomás Gómez, como nuevo mirlo blanco capaz de capitanear al socialismo madrileño. Lo hizo por razones estrictamente electorales: Gómez había sido en dos elecciones consecutivas el alcalde más votado de España. Además, ha conseguido en estos tres años mantener el partido bastante cohesionado, superando las taifas tradicionales de la antigua FSM (ahora PSM). La paradoja de este embrollo es que el principal argumento contra él, que era poco conocido, ha quedado superado: su resistencia le ha convertido en un personaje famoso. El PSOE quería que las elecciones en Madrid atrajeran el foco de las próximas autonómicas por dos razones. La primera, porque las encuestas internas del partido, con Jiménez al frente, mostraban alguna posibilidad de éxito. La segunda, porque los líderes del partido preferían centrar en la capital la atención antes que en otras comunidades en las que las posibilidades de éxito se ven muy mermadas por las pésimas expectativas electorales del PSOE, las peores desde que Zapatero accedió al poder. El foco ya lo han conseguido. Está por ver que el camino ahora elegido sea el mejor. EL PAÍS. 8-8-2010 29-S. El Periódico Los sindicalistas, en la arena Mercedes Jansa De la molesta arena playera a la simbólica de la madrileña plaza de toros de Vista Alegre. Para los sindicalistas este verano no está siendo normal. Es posible que cuando pisen algunas playas de la costa española no sea para tumbarse al sol y darse un chapuzón, sino para explicarle al veraneante las razones de la huelga general del próximo 29 de septiembre. Desde que el 15 de junio los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, convocaron el paro contra la reforma laboral, ambas organizaciones han puesto en marcha la maquinaria de movilización de la opinión pública que no se deja impresionar por los reiterados avisos de calor extremo. Sea con una simple furgoneta con megáfono o con un enorme autobús articulado y tuneado, como el que ha sacado a la calle UGT de Andalucía, los afiliados a las dos grandes centrales reparten propaganda en las playas, desde Lloret a Tarifa, y desde la donostiarra de La Concha hasta la gallega de Samil. El verano no importa «No podemos dejar de estar activos porque estemos en verano», explica el secretario confederal de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano. Es uno de los que con frecuencia ha acompañado a Toxo en los 17 actos que, junto a Méndez, han realizado en cada autonomía el pasado mes de julio. ¿Cuál es el pulso de la sociedad ante esta convocatoria? Lezcano y sus homólogos de UGT tienen «buenas vibraciones». «La gente está interesada», añade. Pero aún hay mucho desconocimiento. Los ugetistas andaluces han detectado «bastante confusión» en la gente sobre cómo afectará en la práctica las medidas de recorte del Gobierno. Para que haya una gran movilización el 29-S es necesario dar la mayor información. «Entre lo que decimos los sindicatos y lo que les llega a los ciudadanos hay un abismo. No podemos contrarrestar a los medios de comunicación. Por tanto, nuestro objetivo es llegar a cuanta más gente mejor y con el mensaje más directo», explican desde UGT y CCOO. El escarmiento Las centrales escarmentaron con el paro de funcionarios del 8 de junio. No fue masivo porque faltó agitación y explicación previa. No pueden tropezar dos veces con la misma piedra ante una convocatoria en la que se juegan algo más que el recorte salarial de un colectivo con el puesto de trabajo asegurado. Según los sindicatos, sobre el tablero del 29-S hay mucho más: «cambios en la contratación, despido más barato, discrecionalidad del empresario y un futuro sin convenios colectivos». Hasta hoy, el mensaje de Méndez, Toxo y de un centenar de dirigentes de ambos sindicatos ha ido llegando a los grandes centros de trabajo y los polígonos industriales que concentran pequeñas y medianas empresas. A los trabajadores se les pide cierto compromiso y vinculación con las reivindicaciones de la huelga. Por eso una de las iniciativas que se reforzará a la vuelta de verano es la recogida de firmas en los centros de trabajo y en las asambleas. Pero el gran relanzamiento de la movilización será el 9 de septiembre en Vista Alegre, el mismo día en el que probablemente se apruebe definitivamente la ley que reforma el mercado de trabajo. En este centenario coso taurino con aforo para 15.000 personas, reinventado para ferias de invierno con toreros mediáticos, canchas para los equipos de baloncesto del Real Madrid y el Estudiantes o los grandes conciertos de Judas Priest o Limp Bizkit, se dará el pistoletazo de salida 20 días antes de la jornada huelga. No se recuerda en la historia del sindicalismo una apuesta de estas características pero el momento es singular. En etapas de crisis la gente se vuelve conservadora y teme comprometerse. Por eso, explica Lezcano, «el objetivo de esta gran campaña es contrarrestar la resignación». «No nos podemos quedar quietos ante la idea de que no hay otra salida a la crisis, de que debemos aceptarlo todo», añade. EL PERIÓDICO. 8-8-2010 Editorial. ABC Sangría autonómica LA Constitución establece un modelo territorial basado en el equilibrio entre Estado y comunidades autónomas, de acuerdo con los principios de coordinación entre las distintas administraciones y de eficiencia en el gasto público. Sin embargo, unas veces por planteamientos nacionalistas y otras por ganar espacios de poder al servicio de la clientela partidista, se ha producido una duplicidad de órganos administrativos que de forma artificial ha contribuido a disparar el gasto. Hoy publica ABC un amplio informe sobre esta multiplicación de organismos públicos, una estructura que resulta cara e ineficiente en épocas de bonanza, pero que se hace insostenible en plena crisis económica, cuando se imponen los recortes. Algunas cifras son abrumadoras, como el dato que revela que durante los últimos cuatro años se han creado 1,2 entes públicos por semana en cada comunidad autónoma. Hay que tener en cuenta que estos organismos suponen —según la expresión ya consagrada— una «huida» del Derecho Público, puesto que funcionan como aparentes sociedades mercantiles al margen del control jurídico y financiero ordinario. Además de los grandes servicios de educación o sanidad, cuya gestión es ya plenamente autonómica, florecen por todas partes institutos del más variado tipo (estadística, mujer, juventud, promoción exterior y un largo y descabellado etcétera), así como órganos análogos al Defensor del Pueblo o los tribunales de Cuentas y de Defensa de la Competencia, entre otros muchos. Otros servicios, como las televisiones autonómicas, contribuyen decisivamente a crear una inflación orgánica que, sin responder a una demanda real de servicios públicos, provoca una necesidad creciente de recursos a la que nadie parece dispuesto a poner freno. Las comunidades autónomas crean sus propias burocracias y otorgan subvenciones sin medida, generando una fuerte dependencia social respecto de las élites políticas regionales. Rodríguez Zapatero debería impulsar un verdadero plan de recorte del gasto a nivel autonómico, porque es urgente tomar en serio la reducción del déficit público, y no sólo predicar austeridad mientras se mira para otro lado por razones electoralistas. De hecho, algunas comunidades gastan lo que no tienen porque saben que, al final, siempre consiguen presionar al Ejecutivo para obtener más recursos. Una sociedad moderna y una economía desarrollada no pueden permitirse esta sangría permanente, que vulnera no sólo la Constitución, sino también el más elemental sentido común. ABC. 8-8-2010

Deja una respuesta