EREs, corrupción... y referéndums soberanistas

Pesadilla en el «oasis» catalán

Este año, la celebración de la Diada -el día festivo catalán, usurado por el nacionalismo excluyente- no ha estado presidido por los tradicionales abucheos de los grupúsculos independentistas.Esta vez, la Cataluña real, la que sufre las consecuencias de la crisis, hizo acto de presencia. Trabajadores de Nissan y Roca afectados por los EREs se manifestaron, abucheando a la clase política oficial, la misma que asiste impertérrita a la destrucción del tejido industrial mientras dilapida miles de millones en sus delirios soberanistas.El reverso negro de esa Cataluña real es la pesadilla oficial de los Montilla, Carod Rovira y Mas. De la que el referéndum de Arenys es sólo la punta del iceberg.Una reciente investigación ha demostrado que el 16% de los informes encargados por la Generalitat durante 2007 son prescindibles, excesivamente caros, o directamente no existen.Ridículos informes pagados a ex altos cargos del PSC, CiU, IC o ERC.Sólo se han investigado 300 informes, pero el dinero público “desaparecido” asciende a 729.000 euros.Si proyectamos esa cifra a los 3.000 informes encargados por la Generalitat, el desfalcó se elevaría a siete millones de eros. A eso se añade el caso del Palau de la Música, cuyo directos, Félix Millet, ha sido pillado “con las manos en la masa” desviando hasta diez millones de euros del erario público para comisiones o gastos personales.EREs, corrupción… y referéndums independentistas. La pesadilla oficial es un cáncer del que la Cataluña real debemos librarnos cuanto antes.

Deja una respuesta