SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Pedro Sánchez expulsa a Tomás Gómez y plantea la disolución del PSM

A cien días de las elecciones Pedro Sánchez ha decidido poner fin a la carrera política de Tomás Gómez. El líder del PSOE ha intentado sin éxito una dimisión pactada con el barón madrileño pero, ante su negativa, ha forzado su salida apoyándose en la comisión permanente de la Ejecutiva que, en una decisión inédita, ha clausurado las aspiraciones del político de Parla. El gesto de autoridad de Sánchez responde a su estrategia de tolerancia cero con la corrupción que los socialistas pretenden convertir en “marca de la casa”. En Ferraz estiman que la sombra de duda que pesa sobre el barón madrileño le inhabilita para ser el candidato a la comunidad de Madrid.

A la espera de que la Comisión Permanente del PSOE aclare los detalles de la decisión, en fuentes del PSOE se da por seguro que Sánchez va a disolver el PSM y forzar la salida de Gómez por la vía de una gestora.

Gómez está en el punto de mira por la investigación judicial en marcha por el sobrecoste del tranvía de Parla. Aunque no ha sido objeto de imputación alguna, todo su equipo en la alcaldía está bajo la mirada de la Fiscalía que considera que pueden existir delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos. El ministerio público ha pedido la imputación de hasta 12 concejales que en algún momento actuaron bajo las órdenes del barón madrileño.

El tranvía, inaugurado por Zapatero en 2007, estaba presupuestado en 103 millones de euros y su coste se disparó hasta los 256 millones. La investigación concluye que, además del sobrecoste, en el desarrollo de la obra de produjo un desvío presuntamente delictivo de 39 millones de euros.

La debilidad de Gómez en el PSOE es un hecho desde el estallido de la operación Púnica y la implicación al más alto nivel de José María Fraile, sucesor de Gómez en la alcaldía y amigo de la infancia del dirigente socialista. Además, en Ferraz son conscientes de la debilidad de Gómez de cara a las elecciones con unas encuestas que dibujan como imposible su reiterado asalto al Gobierno de Madrid.

Los apoyos de Gómez se han debilitado en los últimos meses a pesar de que este martes el candidato a la alcaldía de Madrid Juan Miguel Carmona insistía en poner las dos manos en el fuego por el líder socialista. Gómez es miembro de la ejecutiva de Pedro Sanchez y, hasta hace poco, contaba con el respaldo de Susana Díaz. Sin embargo, la presidenta andaluza ha iniciado un distanciamiento que le ha llevado a afirmar en conversación informal con periodistas que si la sombra de duda toca al político madrileño, Gomez deberá abandonar sus cargos.

Eso es precisamente lo que Pedro Sánchez tenía previsto pedir a Gómez en la reunión prevista para esta mañana y a la que el político madrileño ha decidido no asistir. Frente a los movimientos de la dirección del partido, Tomás Gómez ha convocado a la prensa a las doce de esta mañana con la excusa de informar sobre una reunión con asociaciones de voluntariado. La convocatoria, enviada a última hora de la tarde de ayer, tiene por objeto responder a las intenciones de Ferraz.

Ángel Gabilondo, posible nuevo candidato

La caída de Tomás Gómez ha movido al PSOE a buscar un nuevo candidato a tres meses de las elecciones. Según fuentes de Ferraz, consultadas por eldiario.es, el nombre de Ángel Gabilondo vuelve a sonar como alternativa electoral para el PSOE en Madrid. Sin embargo, resulta difícil que Gabilondo encabece la gestora que Ferraz pretende impulsar al no ser militante del PSOE.

Deja una respuesta