Partido Popular, prisionero de la Gürtel

La corrupción no parece querer separarse del Partido Popular. El último caso, donde el ex presidente de Madrid, Ignacio González ha sido descubierto con 4,6 millones de euros en Colombia en la Operación Lezo. Y son los últimos datos de la Gürtel los que demuestran la profundidad de la trama criminal dentro del PP.

Entre los días 23 y 25 de octubre, la fiscal Concepción Sabadell presentó su informe final en el juicio sobre el caso Gürtel. Según la fiscal, hay pruebas más que suficientes para condenar a los 37 acusados de formar parte de la trama Gürtel, entre ellos Francisco Correa o el extesorero del PP, Luis Bárcenas.

Durante su extensa alegación, la fiscalía denunció como con la trama Gürtel se formó una auténtica red de sobornos y comisiones a funcionarios y miembros del PP que se extendió largamente en el tiempo, hasta el punto de volverse un procedimiento ordinario de contratación pública.

La fiscal también aseveró que ha sido el PP en su conjunto, y no distintas organizaciones locales como las de Majadahonda o Pozuelo de Alarcón (poblaciones donde han sido detectadas las tramas) quienes han sido los beneficiarios de los delitos cometidos a través de la trama Gürtel.

Además, dejó acreditada de manera “plena y abrumadora” la existencia de una contabilidad oculta (la caja B) en las cuentas del PP. Una contabilidad paralela destinada al uso de sobornos para favorecer las contrataciones públicas, constituyendo un delito de cohecho o de tráfico de influencias. Dirigentes destacados del PP como Javier Arenas o Ángel Acebes fueron citados como receptores de sobresueldos a través de esta doble contabilidad.

También afirmó que Bárcenas llevó a cabo tareas de blanqueo de dinero, ocultando 10 millones de euros en una cuenta bancaria en Suiza. Una operación de blanqueo con tal eficacia que hasta el momento no han podido ser localizados por la investigación judicial 4,1 millones de esos 10 millones. Fue ayudado por el extesorero de la por entonces Alianza Popular Ángel Sanchis Perales y su hijo para realizar estas operaciones de blanqueo.

Claro que todos estos datos son de los juicios que se celebran por los actos cometidos en la Comunidad de Madrid. Y que se suman a los ya acontecidos en Valencia y las Islas Baleares, los cuales han revelado también profundas tramas que han supuesto el fin para los expresidentes Francisco Camps y Jaume Matas, o la alcaldesa Rita Barberá entre otros.

La Comisión del Congreso

Dos semanas después, el 7 de noviembre, tuvo lugar en el Congreso de los Diputados una Comisión para investigar la financiación ilegal del PP. En ella participaron el inspector jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), Manuel Morocho y el ex comisario general de Policía Judicial Juan Antonio Gonzáles García. Ambos fueron los comisarios que destaparon la trama Gürtel, el primero sigue en activo pero el segundo fue cesado de su cargo cuando el PP accedió al gobierno en 2012.

Manuel Morocho aseveró durante su comparecencia en la Comisión que existían “indicios” por los que se podía considerar que la estructura del PP “respondía al perfil de una organización delictiva” con respecto a la trama Gürtel, a la que calificó como “corrupción en estado puro”.

También se le preguntó a Morocho por quienes habían recibido los sobresueldos de la “caja B” de Bárcenas, y éste identificó “indiciariamente” a Trillo, Arenas, Álvarez Cascos y al presidente del gobierno Mariano Rajoy. En total, calculó que hay más de 200 personas implicadas en la trama Gürtel.

También recordó que recibió hasta siete querellas por parte del PP, las cuales todas acabaron archivadas, pero por las cuales acabó siendo imputado. Declaró que el objetivo de aquellas querellas era “desestabilizar la investigación” que se estaba realizando contra ellos.

Con respecto a González García, las preguntas fueron en relación a si el motivo de la cesión de su cargo fue por su papel en la investigación en la trama Gürtel. “Fue porque no tenía su confianza, pero hombre, yo lo sospecho”, respondió haciendo referencia al entonces director general de la Policía Ignacio Cosidó, que pasó a ocupar ese cargo en 2012 con el gobierno del PP y que fue el encargado de la cesión de González García.

Corrupción, crimen organizado

La corrupción es siempre crimen organizado. Y la acusación contra la Gürtel así lo demuestra. No estamos ante un grupo de corruptos que se aprovechan de una situación concreta para enriquecerse personalmente, sino ante un auténtico entramado incrustado en las entrañas mismas de su organización. Un entramado formado durante años y del que no puede escapar pese a todo su discurso en contra de la corrupción.

Una red corrupta que por su naturaleza somete al PP a los intereses y voluntades de las grandes empresas y monopolios, y que al mismo tiempo abre la puerta a la desestabilización y la intervención de intereses extranjeros en España. Un partido de estas características es un punto débil frente a los grandes problemas que enfrenta este país.

9 comentarios sobre “Partido Popular, prisionero de la Gürtel”

  • el cuervo kenobi San Martín dice:

    Mira,que hoy os iba a poner verde,por hablar tanto de Cataluña y olvidaros de la Gürtel,y me encuentro con asombro la buena nueva del Señor Todopoderoso.Por fin!!!!!.Ahí,ahí,enchufismo con los monopolios amiguetes,que no sé quien era el iluminao que habalaba de “neo-liberalismo”.De esa no se libra ni Felipe Gonzalez.Y es que en la “Democracia” ésta o bipartidismo ,como bien dice la LIP de UCE,del 2º Congreso,han hecho el agosto los grandes monopolios con la clase política,sino que también se lo digan a Cifuentes con el canal de Isabel Segunda,adjudicando a dedo las obras a las Koplowitz,Sacyr y sus amigos.Ya,de remate,el Rubalcabras,que lo descubrió con el SITEL,”veo y oigo,lo que tú ves y oyes” a un pepero.Yo,es que dejaba a Rajoy,la ETA y al Rubalcabras en un descapado y que se mataran a palos,que ganaba la humanidad.Huy,que lee ésto el Ministerio del Interior y me aplica la ley mordaza.Muy bueno el artículo,si señor,aunque creo que se queda corto

  • Está interesante el artículo porque da una visión general sobre la corrupción del PP y su aspecto crónico y vertebrador. El punto interesante del final de que permite la intervención del imperialismo no lo explica. Porqué tiene la capacidad de destaparla para desestabilizar o quitarse de en medio un político corrupto concreto?

Deja una respuesta