Ofensiva general para la rebaja de las pensiones

Otra vuelta de tuerca

El gobierno de Zapatero quiere que la mesa del “diálogo social” apruebe el recorte de las pensiones. Una “reforma de mí­nimos”, dicen desde el ministerio de Trabajo de Corbacho, pero que será una nueva vuelta de tuerca a las ya de por sí­ precarias pensiones que reciben la gran mayorí­a de trabajadores.

Durante las elecciones generales de hace dos años el gobierno de Zaatero puso en la picota a todo el que anunciara que había que reformar las pensiones, ahora, con los votos en el bolsillo, y después de haber provocado un agujero del 12% del PIB en el déficit de las cuentas del Estado, es él quien se propone encabezar la reforma-recorte de las pensiones.Hablan de “mínimos” pero preparan una batería de medidas que cada una es un recorte en toda regla. A la espera de la propuesta definitiva, el gobierno pretende “reestructurar” las pensiones de viudedad, o sea eliminar gran parte de ellas, lo que afectaría sobre todo a mujeres viudas con “pocos años de matrimonio” o sin hijos o cuando tenga ingresos por su trabajo.Aumentar los 15 años de cotización necesarios para tener derecho a cobrar una pensión, ampliar el periodo de cotización que se tiene en cuenta para el cálculo de las pensiones o retrasar la edad de jubilación, en principio aproximando la edad real de jubilación (ahora está en 63 años y 12 meses) a la edad legal de los 65 años.Todas las propuestas de Zapatero van en la misma dirección: responden a los proyectos de la gran banca para reducir gastos sociales y destinar recursos del Estado a pagar el agujero dejado en las cuentas públicas por los planes de rescate bancarios. No es casualidad que sea el nuevo director del cuarto poder financiero del país, Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid, quien ha dirigido una comisión financiada por la patronal de seguros Unespa (de la que también han formado parte, entre otros cargos “socialistas y populares”, el ex ministro socialista Juan Manuel Eguiagaray, o José María Fidalgo, ex secretario general de CCOO) que propone a las claras aumentar el tiempo de de cotización por encima de los 15 años actuales para tener derecho a pensión, ampliar a toda la vida laboral el tiempo para el cálculo de la cuantía de las pensiones, o retrasar la edad de jubilación a los 68 años o más.Las cúpulas sindicales se enfrentan a una auténtica encrucijada entrando en el juego de Zapatero. ¿De verdad piensan que son las pensiones de los trabajadores, pensiones medias de 675,95 euros al mes las que hay que reformar? ¿Y por qué no las de los banqueros de 3 millones de euros al año

Deja una respuesta