82º edición de los Oscar

Oscar, el “narcotizador”

Las peores previsiones se han cumplido. La Academia de Hollywood ha premiado la lí­nea más zafia de apoyo a Obama. Ni si quiera se han permitido un reconocimiento a la taquilla. Quizás la envoltura, es decir, la presentación de “producción independiente” adjudicada a “En Tierra Hostil” y el hecho de que su directora sea la primera mujer en recibir el galardón puedan despistar. El contenido es inequí­voco: el corazón de la polí­tica de Obama.

Así lo adelantamos en un reortaje más amplio en la revista cultural Foros21, de esta misma casa, al cierre de la edición cuatro días antes de la gala de los Oscar. La gran industria cinematográfica estadounidense ha cerrado filas con las consignas del “emperador negro”: En plena ofensiva de Irak el movimiento “No en nuestro nombre” se hacía fuerte en Hollywood, películas como “Million Dollar Baby”, “Syriana”, “El jardinero fiel”, “Crash”, “Brokeback Mountain”, “Traffic”, “Monsters Ball”, “Infiltrados”, “Pequeña Miss Sunshine”, “El último Rey de Escocia”, “Pozos de ambición”, “Michael Clyton”, “No es país para viejos”, “Juno”… se han abierto paso mostrando múltiples aspectos desde los que el arte cinematográfico se enfrenta a la realidad. Las entrañas del Estado, los servicios secretos, la descomposición de la clase media, el enfrentamiento entre sistemas de valores, la barbarie de los gigantes monopolistas… Pero este año ya las nominaciones auguraban una gala de “calma chica” en medio del caos. Y los resultados confirman las peores expectativas: Seis Oscar para “En Tierra Hostil”, tres para “Avatar”, dos para “Precious”, dos para “Corazón Rebelde”, dos para “Up”, y con uno “La Reina Victoria”, “The Blind Side”, “Malditos Bastardos” y “Star Trek”. Solo “Up in the air”, que partía como favorita, se sale del guión previsto, o bien visto, lo sigue escrupulosamente. Siendo una de las favoritas se fue de vacío. Deben haber pensado los académicos que premiar una película que ensalza la imagen de un ejecutivo especializado en despidos en masa en grandes empresas no es muy políticamente correcto en los tiempos que corren. El lado más “crítico” representado por “Precious” y “The Blind Side” no dejan de moverse en el terreno del tsunami Obama. Mientras todo el sistema de valores del Imperio de derrumba, se dirige el objetivo a los excluidos de la sociedad para desearles las mieles de la clase media que, “por lo menos tiene futuro”. El contrapunto lo pone el galardón del “Secreto de sus ojos”, coproducción hispano-argentina, que sí toca hueso, ruge en las entrañas y conmueve. El cine hispano viento en popa. “En Tierra Hostil” se ha presentado como una película independiente, dirigida por una mujer y que, además, había sido acusada de hacer campaña por su candidatura contra los poderes de las grandes superproducciones. Pero lo cierto es que “En Tierra Hostil” parece diseñada para calmar las conciencias de los votantes de Obama ante su ofensiva en Afganistán. Un soldado que sufre la hostilidad de la guerra, pero que está enamorado de la adrenalina de la guerra, hasta el punto de desear volver a Irak porque es “donde debe estar”. Una buena dosis de narcóticos para sostener la primacía del “american way of life”.

Deja una respuesta