Presupuestos del Estado: la losa de la deuda

¡No debemos, no pagamos!

La deuda superará el billón de euros y España tendrá que hacer frente el próximo año al mayor pago de deuda pública de su historia. Sólo en intereses los Presupuestos Generales del Estado prevén pagar 35.490 millones de euros, el 22% del total de los Presupuestos; 10.000 millones de euros más de los que se destinan a desempleo; tanto como los ministerios de Empleo y Seguridad Social, Interior y Defensa juntos.

El pago de los intereses de la deuda sera la primera partida de los presupuestos. Cada día esta mas claro porque aprobaron Zapatero y Rajoy en pleno agosto de 2012, con nocturnidad y alevosía, la reforma exprés de la Constitución, para fijar el pago de la deuda pública como la prioridad absoluta del Estado y garantizar que la banca -extranjera y alemana sobre todo, pero también los banqueros de aquí, del Santander, el BBVA o La Caixa- y los fondos norteamericanos cobraran por encima de todo y de todos, pensionistas, parados o dependientes.“Bajo los mandatos de Washington y Berlín hemos asistido a la conversión de deuda privada en deuda pública” Zapatero y Rajoy se han sometido a los dictados del FMI y Bruselas para que su salida de la crisis se haga no solo a base de recortes económicos y sociales, sino hipotecando el país por varias generaciones. La deudas públicas se ha triplicado desde que estalló la crisis. Al inicio de ésta, hace apenas siete años, la deuda pública sólo suponía el 36% del PIB, Zapatero la subió hasta el 67% y con Rajoy llegaremos en 2015 a superar el 100 por 100 del PIB. El nivel de deuda mas alto de los últimos 150 años.La deuda pública alcanzará el próximo año 1,1 billones de euros, el 100,3% del PIB. Hemos pasado de deber 382.000 millones de euros en 2007 a esos 1,1 billones.!625.000 millones mas. Y subiendo!En 2015, según los Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentados por el gobierno, tendremos que pagar los más de 35.000 millones de euros de intereses, y además afrontar el vencimiento de 155.000 millones. Con todo ello el gobierno se propone, según los PGE, emitir en 2015 otros 242.765 millones de euros para hacer frente a las amortizaciones y las “necesidades de endeudamiento”. O sea que no solo no reduciremos la deuda sino que la aumentaremos en casi 90.000 millones de euros más. Un camino que lejos de alejarnos del precipicio nos acerca cada vez más.Su deuda privada convertida en deuda públicaSin embargo, este desbocado endeudamiento no ha estado, ni está, al servicio de hacer frente a las necesidades de millones de ciudadanos empobrecidos por el paro, los recortes y el saqueo de las recetas impuestas por el FMI y Bruselas, ni para inyectar recursos en la economía productiva. Pero entonces, ¿a dónde han ido a parar esos 625.000 millones que ha aumentado la deuda publica estos años?Bajo los mandatos de Washington y Berlín hemos asistido a la mayor conversión de deuda privada en deuda pública de la historia. Han convertido las deudas privadas en deuda pública: los más de 250.000 millones de euros de los rescates bancarios, incluidos los agujeros negros de las Cajas y sus corruptelas, 125.000 millones en intereses de la deuda pagados durante la crisis, o los 25.000 millones del falso “déficit tarifario pagado a las eléctricas. Y a todo ello hay que sumar el despilfarro y la corrupción de la clase política de las administraciones autonómicas y grandes ayuntamientos, otro “porrón” de miles de millones robados convertidos en deuda que pagamos todos los ciudadanos.Para que todos esos bancos y monopolios cobren nos han impuesto un autentico expolio al 90% de los ciudadanos con recortes de todo tipo (de salarios, de pensiones, de prestaciones por desempleo o servicios sociales), copagos sanitarios, subidas de impuestos y recibos de los servicios básicos. Y como país están esquilmando los recursos que ya no pueden destinarse a las necesidades fundamentales que España necesita para salir de la crisis en beneficio de la mayoría, dejando sinrecursos las necesidades en infraestructuras, investigación, Sanidad, Educación, impulso a la economía productiva, financiación para las pymes, etc. Mientras tanto, bancos y grandes monopolios saneados con nuestro dinero no dejan de declarar su recuperación de la crisis y miles de millones de beneficios.“Hay que exigir la renegociación de la deuda” Nos están hipotecando para varias generaciones y han convertido el pago de la deuda en una pesadísima losa sobre el país, sobre nuestra economía y desarrollo social y sobre los ciudadanos.No debemos, no pagamosLa deuda pública no es nuestra deuda, como pretenden el bipartidismo (PP-PSOE) y sus apoyos parlamentarios (los Artur Mas y compañia). Es su deuda privada que están cargando sobre las espaldas de las clases populares. Y es una deuda ilegítima, impuesta, ilícita y antidemocrática.Los gobiernos de la crisis, de Zapatero y Rajoy, la han contraído traicionando sus programas electorales, sometiéndose a las exigencias de la Troika, del FMI, el BCE y Bruselas, contra los intereses de la inmensa mayoría de la población, de espaldas al pueblo y en connivencia con banqueros y ejecutivos de las grandes empresas y monopolios. ¿Por que hemos de pagar los ciudadanos una deuda impuesta (desde el exterior) y antidemocrática? ¿Por que no pagan los responsables reales que han generado las deudas con sus beneficios millonarios o responden con su patrimonio?“Han convertido el pago de la deuda en una pesadísima losa sobre el país” Es una deuda ilícita porque ha sido contraída a costa del bienestar de los ciudadanos, de empobrecer a la población e imponer el saqueo generalizado a la inmensa mayoría del pueblo que la estamos pagando con paro, rebaja de rentas, impuestos, recorte de derechos… Ilícita también porque gran parte de esa deuda es fruto de la corrupción y el despilfarro, los favores y privilegios fiscales a grandes empresas, bancos y multinacionales.¿Por que tenemos que cargar los ciudadanos con los desmanes de la banca, los privilegios fiscalesa las grandes fortunas o las corruptelas de la clase política y consejeros de todo tipo? No es nuestra deuda, es ilegitima y no pagamos.Por eso es necesario exigir la renegociación de la deuda sobre la base de suspender los pagos hasta que una auditoría pública determine que parte es ilegitima y está exenta de pago. Una auditoría que aclare de dónde viene la deuda, cómo se contrajo (por ejemplo cuanto dinero se ha destinado a tapar los agujeros de la banca), quienes son sus responsables y quienes se benefician de ella.Esta medida permitiría, como dice el programa de Recortes Cero, mientras se aclara la verdad de ladeuda, disponer cuanto menos de los 40.000 millones de euros de los intereses anuales para necesidades sociales (Sanidad, Educación, prestaciones, ayudas a los sectores más empobrecidos…)

Deja una respuesta