¡Ni una muerte más en el Mediterráneo!

El candidato del partido POR UN MUNDO MÁS JUSTO llama a una concentración silenciosa el viernes 23 de noviembre al atardecer (18:00) en la Playa de Cádiz.

El pasado 5 de noviembre nos volvió a sobrecoger la noticia de la muerte de 17 personas en las aguas del Mediterráneo, 13 en las costas de Melilla y 4 en las costas de Cádiz. Estas se suman a las 1.987 muertes ocurridas hasta el 2 de noviembre de 2018, según informa la Organización Internacional para las Migraciones. Tan sólo en lo que va de año murieron intentando alcanzar la costa española 581 personas. En este mismo mes de noviembre de 2018 se cumplen 30 años desde la primera vez que una persona migrante apareció muerta en costas españolas, y desde entonces, todos los años durante estas tres décadas, miles de personas han perdido la vida intentando llegar a España. Las restrictivas políticas migratorias españolas y europeas no permiten otra posibilidad. Son “políticas sin escapatoria” que cierran todas las puertas y arrojan a viajes mortales a personas que persiguen la esperanza intrínsecamente humana y completamente legítima de tener un futuro mejor.

– No se permite solicitar asilo en los países de origen.

– No se garantiza la posibilidad de pedir asilo en la frontera de Ceuta y Melilla para personas subsaharianas.

– No se cumplen las garantías jurídicas que permitan acceder al procedimiento de asilo.

– No se trabaja por pensar vías alternativas y seguras para la migración.

El candidato senegalés Augustin Ndour denuncia “Es inadmisible que esta tragedia esté siendo invisibilizada en el debate político de esta campaña electoral. Andalucía debe ser puente entre África y Europa promoviendo una integración eficaz de las personas migrantes en su territorio y exigiendo al gobierno español una vía legal de entrada para poner fin a las muertes en el Mediterráneo”.

Un comentario sobre “¡Ni una muerte más en el Mediterráneo!”

  • Es un tema urgente mundial. Las políticas tienen q ser globales para solucionar la tremenda injusticia entre países y sus dramáticas consecuencias como la pérdida de vidas humanas en el Mediterráneo. Y como cristiana haría un llamamiento a escuchar al Papa Francisco.

Deja una respuesta