El Banco de España pide a la gran banca "incremento cero" en sus beneficios de 2008.

Ni osadí­a ni austeridad: prudencia

¿Cómo? ¿Un organismo oficial -aunque sea de la talla del Banco de España- poniendo lí­mites a los beneficios de alguno de los bancos más importantes del mundo? ¿Estamos por fin ante el tan esperado “capitalismo refundado” donde el Estado es capaz de poner cotas al insaciable gran capital, ávido de riquezas, en aras del sentido común?.

Como usted habrá odido adivinar, la respuesta es que no. Lo único que ha pedido el Banco de España a los bancos y cajas españolas es comedimiento a la hora de anunciar beneficios netos. En definitiva, que destinen una parte mayor de sus beneficios a fondos de reserva para hacer frente a la crisis. No ha pedido que ganen menos, sino que guarden algo más en el calcetín por lo que pueda pasar.Además, las cuestiones de formas también son importantes, y así lo piensa el Banco de España: “No sería muy coherente que en medio de la crisis en que está sumergido nuestro país la banca alardeara de beneficios mientras hay numerosas empresas intentando evitar los concursos de acreedores o las quiebras”. El motivo del llamamiento a la cautela del Banco de España está en el gran incremento de la morosidad que se prevee para el 2009, a causa del paro y de la quiebra de empresas. El toque de atención va especialmente dirigido a las cajas de ahorros, más expuestas que los bancos a la crisis del ladrillo en cuanto a los créditos concedidos a los promotores inmobiliarios y por su predominio en el mercado hipotecario. España tiene sus propios bonos basura, generados por la morosidad en los creditos a promotoras y constructoras.En el mismo sentido, el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás ha advertido que la morosidad pende como la espada de Damocles sobre las Cajas de Ahorros, y ha pedido a las entidades que extremen su prudencia y que refuercen sus provisiones porque pueden llegar a tener una morosidad en 2009 del 6%,Entre las entidades financieras que se apuntaron con mayor riesgo de quiebra tras el estallido de Lehman Brothers en septiembre estaban algunas cajas como Ibercaja o Caja Madrid, si bien luego esa estimación no ha vuelto a ver la luz.

Deja una respuesta