SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

‘Momento peligroso’ para Europa, a medida que crece el miedo y el resentimiento

http://www.nytimes.com/2015/01/08/world/europe/paris-attack-reflects-a-dangerous-moment-for-europe.html?ref=world&_r=0

El sofisticado golpe de estilo militar dado el miércoles en un diario francés conocido por satirizar el Islam tambaleó un continente que ya es un hervidero de sentimientos anti-inmigrantes en algunos sectores, alimentando partidos nacionalistas de extrema derecha como el Frente Nacional de Francia.”Este es un momento peligroso para las sociedades europeas”, dijo Peter Neumann, director del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización en el Kings College de Londres. “Con el aumento de la radicalización entre los partidarios de las organizaciones yihadistas y la clase obrera blanca sintiéndose cada vez más marginada y desacoplada de las élites, las cosas están llegando a un punto crítico.”Olivier Roy, un estudioso francés del Islam y el radicalismo, llama al asalto en París -el ataque terrorista más mortífero en suelo francés desde que la guerra de Argelia terminó en la década de 1960- “un punto de inflexión cuantitativa y cualitativa”, señalando el objetivo y el número de las víctimas. “Este fue un ataque de un máximo impacto”, dice. “Lo hicieron para sorprender al público, y en ese sentido lo han logrado”.Las actitudes anti-inmigrantes han ido en aumento en los últimos años en Europa, impulsadas en parte por una economía moribunda y el alto desempleo, así como el aumento de la inmigración y unas fronteras más porosas. El crecimiento de los resentimientos han llevado al ascenso de partidos como el Partido por la Independencia del Reino Unido de Gran Bretaña y el Frente Nacional, así como grupos menos conocidos como Europeos Patriotas contra la Islamización de Occidente, que reunió a 18.000 manifestantes en Dresden, Alemania, el lunes.En Suecia, donde ha habido tres recientes ataques a mezquitas, el anti-inmigrantes y anti-islamista Partido de los Demócratas de Suecia ha estado recibiendo un apoyo de alrededor del 15 por ciento en los últimos sondeos de opinión pública.París estaba traumatizada por el ataque, con los temores generalizados a otro. “Nos sentimos cada vez menos seguro”, dijo Didier Cantat, de 34 años, de pie al lado de las barreras de la policía en la escena. “Si sucedió hoy, va a suceder de nuevo, tal vez incluso peor.”El Sr. Cantat hablaba por muchos cuando dijo que los ataques podrían impulsar un mayor sentimiento anti-inmigrante. “Se nos dice que el Islam es por Dios, por la paz”, dice. “Pero cuando uno ve este otra Islam, con los yihadistas, no veo la paz, veo odio. Así que la gente no puede distinguir cuál es el verdadero Islam”.El periódico, Charlie Hebdo, en su estridente y vulgar esfuerzo, a veces impulsado por razones comerciales, por ofender la liturgia islámica, incluyendo la figura del profeta Mahoma, se convirtió en el símbolo de una agresiva laicidad francesa que ve a su enemigo más verdadero en el surgimiento del Islam conservador en Francia, que se calcula que tiene la mayor población musulmana de Europa.El miércoles, los radicales islámicos contraatacaron. “Este ateísmo secular es un acto de guerra, en este contexto”, dice Andrew Hussey, profesor de estudios poscoloniales con sede en París. El profesor Hussey es el autor de “La Intifada Francesa”, que describe las complejas relaciones entre Francia y sus musulmanes, todavía marcadas por el colonialismo y la guerra de Argelia.”Políticamente, la izquierda oficial en Francia ha negado el conflicto entre Francia y el mundo árabe”, dice el profesor Hussey. “Pero los franceses en sentido general lo sienten”.El ataque dejó a algunos musulmanes con temor a una reacción violenta. “Algunas personas cuando piensan en el terrorismo, piensan en los musulmanes”, dice Arnaud N’Goma, de 26 años, mientras tomaba un descanso para fumar un cigarrillo fuera del banco donde trabaja.Samir Elatrassi, de 27 años, estuvo de acuerdo, diciendo que “la islamofobia va a aumentar más y más.””Cuando algunas personas ven a este tipo de terroristas, los confunden con los otros musulmanes”, dijo. “Y es la extrema derecha que va a beneficiarse de ello”.El ministro del Interior alemán, Thomas de Mazière, dijo a los periodistas el miércoles: “La situación es grave. Hay motivos para la preocupación, y las precauciones, pero no para el pánico”.Con cada ataque terrorista, sin embargo, la aceptabilidad de las políticas anti-inmigrantes parece calar más hondo en la corriente principal. En Gran Bretaña, por ejemplo, que también tiene una gran población musulmana, el Partido por la Independencia del Reino Unido ha pedido una salida británica de la Unión Europea y controles dseveros en materia de inmigración, haciendo hincapié en lo que ve como un peligro para los valores británicos y su identidad. Los principales partidos también han competido en la promesa de más controles a la inmigración.”Gran parte de la opinión pública europea es latentemente anti-musulmana, y el aumento de la movilización de estas fuerzas hoy está llegando al centro de la sociedad”, dice Neumann. “Si asistimos a más de estos incidentes, y creo que lo haremos, vamos a ver una mayor polarización de las sociedades europeas en los próximos años”.Los que más van a sufrir de tal reacción, dijo, son las poblaciones musulmanas de Europa, “los musulmanes ordinarios normales que están tratando de vivir su vida en Europa”.En ninguna parte de Europa son mayores las tensiones que en la constitucionalmente laica Francia, con nada menos que seis millones de musulmanes, una historia colonial dolorosa en Argelia, Siria y el norte de África, y una política exterior militarmente negra. Esa historia se ha visto agravada por un período de debilidad gubernamental y económica, cuando Francia parece incapaz de grandes reformas estructurales, sociales y económicas (…)

Deja una respuesta