Mexico y el narcotrafico

México el “narco” desgarra el estado

El director de INTERPOL en México, juzgado por pasar información a narcotraficantes

Un juez mexicano decidió hoy rocesar a dos ex altos jefes policiales, uno de ellos ex director de INTERPOL México, detenidos el pasado año por su presunta colaboración con el cártel de Sinaloa, informó la Procuradurí­a General de la RepúblicaForma parte de la llamada “Operación Limpieza” creada para depurar de las corporaciones Estatales, elementos corruptos que filtran información a los carteles .La cual habí­a llevado tras las rejas a dos altos funcionarios de la subprocuradurí­a contra el crimen organizado (SIEDO) acusados de pasar información al cártel de los hermanos Beltrán Leyva, informó la Procuradurí­a General de la República.Los hermanos son ex aliados de Joaquí­n “El Chapo” Guzmán, jefe del cártel de Sinaloa y el hombre más buscado de México. Gutiérrez, director general de Asuntos Policiales Internacionales e INTERPOL de la Agencia Federal de Investigación, es acusado de pasar información junto con los funcionarios de la SIEDO.Por esta operación, han sido detenidos más de una docena de altos mandos y agentes federales, entre ellos Noé Ramí­rez Mandujano, quien fue el zar antidroga de México de diciembre de 2006 a julio de 2008.Las prioridades de seguridad del próximo gobierno de Estados Unidos deberán ser la situación en México e Irán, afirmó Michael Hayden, director saliente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).Un reporte del Departamento de Defensa estadounidense dado a conocer esta semana, la dependencia considera que México y Pakistán son las mayores amenazas potenciales para la seguridad interna estadounidense.En el caso de México, señaló el aumento de la violencia relacionada con el narcotráfico y la aparente incapacidad de las autoridades locales para controlar la situación, sobre todo en estados del norte del paí­s o colindantes con Estados Unidos.El pasado mes de septiembre de 2007, un jet se estrelló cerca de la ciudad mexicana de Mérida con cuatro toneladas de cocaí­na. La prensa reveló que el cargamento era propiedad del narcotraficante Joaquí­n “El Chapo” Guzmán.La noticia podí­a haber pasado como un hecho policial más, pero la pasada semana, el diario El Universal de México reveló que la avioneta estrellada con el valioso cargamento de cocaí­na fue utilizada por la Central de Inteligencia Americana (CIA) para el traslado clandestino de prisioneros por Europa.De lo que no cabe dudas, es que bajo la administración norteamericana el negocio de la droga florece en los paí­ses que controla. Afganistán bate el record de producción de heroí­na, y Colombia sigue exportando cocaí­na a Estados Unidos sin que la producción disminuya.Mientras se echa tierra sobre este asunto Estados Unidos emite listas, de paí­ses que “no colaboran” en la lucha contra el narcotráfico, y su “zar antidrogas” John Walters amenaza a Venezuela.Quizás por el afán de encontrar culpables en otros lados, las autoridades norteamericanas olvidan revisar y contar sus propios aviones.O quizás ellos han utilizado siempre el narcotráfico como fuente de financiación y control utilizando a los narcos como paramilitares en muchos paí­ses en los que han intervenido.

Deja una respuesta