Metástasis en el tejido productivo del paí­s

“Lo preocupante no es sólo el número, sino que apenas 2.059 empresas (el 13% del total) estaban relacionadas directamente con el sector de la construcción, lo que significa que se ha producido una especie de metástasis en el tejido productivo del paí­s. Cada dí­a cierran más empresas que no estaban relacionadas directamente con el ladrillo.”

¿Y qué emresas han cerrado? Pues si al comienzo de la crisis la mayoría de las empresas tenían que ver con el sector de la construcción, en 2009 se produjo un deterioro general de la actividad económica. Y así se explica que el año pasado desparecieran 23.000 empresas del sector servicios o 10.100 vinculadas a la industria, cuya capacidad de regeneración es mucho más limitada. Poner en marcha una empresa industrial es mucho más complejo que una de servicios. (EL CONFIDENCIAL) EL ECONOMISTA.- El Ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, aconseja a los trabajadores tener un plan de pensiones que complete el sistema público, no porque éste vaya a tener problemas y no vayan a poder cobrar, sino para compensar la pérdida de ingresos que se produce al jubilarse. Corbacho, que ha reconocido que hace muchos años tiene un plan de pensiones, dijo que sobre el tema del futuro de las pensiones se ha contaminado mucho el debate. EL PAÍS.- El domingo, Zapatero se felicitaba de que el asunto de la supuesta cooperación del Gobierno venezolano con ETA hubiera servido para que Chávez emita "un pronunciamiento claro contra el terrorismo". Es posible que ese escrito anuncie un cambio de actitud de Caracas al respecto, pero eso sólo se sabrá a la luz de las medidas que tome para investigar las acusaciones vertidas en el auto del juez Velasco. Informe. El Confidencial Más de 141.000 empresas han echado ya el cierre por la crisis C. Sánchez El sector inmobiliario ha sido el epicentro de la crisis económica en España. Pero la onda expansiva lejos de remitir continúa creciendo. Hasta el punto de que durante los dos primeros meses del año nada menos que 15.566 empresas se han dado de baja de los ficheros de la Seguridad Social por falta de actividad. O dicho en otros términos, desde que comenzó el año 2010 cada día cierran 264 empresas. Lo preocupante no es sólo el número, sino que apenas 2.059 empresas (el 13% del total) estaban relacionadas directamente con el sector de la construcción, lo que significa que se ha producido una especie de metástasis en el tejido productivo del país. Cada día cierran más empresas que no estaban relacionadas directamente con el ladrillo. No se trata, desde luego, de un fenómeno sobrevenido. Todo lo contrario. Desde que comenzó la crisis económica, este país ha visto como 141.249 empresas se han dado de baja de los ficheros de la Seguridad Social por falta de actividad. O lo que es lo mismo, la recesión se ha llevado por delante una de cada diez empresas que tenía este país en 2007. Si al acabar ese año, el sistema público de protección social contabilizaba la existencia de 1.405.938 empresas, al finalizar el año 2009 el número había bajado hasta 1.264.689, lo que da idea de la intensidad de la crisis. Los datos de la Seguridad Social no se refieren a sociedades meramente mercantiles o instrumentales, y por lo tanto simples artificios jurídicos, sino que son de ‘carne y hueso’. Es decir, se trata de sociedades con trabajadores que cotizan a la Seguridad Social. Y lo que ocurrió el año pasado es que 164.592 empresas se dieron de alta, mientras que, por el contrario, 231.993 se dieron de baja ese año, lo que arroja una mortalidad empresarial equivalente a 67.401 empresas. O lo que es igual, cada día del año pasado cerraron 184 empresas. Para hacer una idea más ajustada de lo que significan estas cifras sólo hay que tener en cuenta que hoy hay menos empresas cotizando a la Seguridad Social de las que había en 2004. ¿Y qué empresas han cerrado? Pues si al comienzo de la crisis la mayoría de las empresas tenían que ver con el sector de la construcción, en 2009 se produjo un deterioro general de la actividad económica. Y así se explica que el año pasado desparecieran 23.000 empresas del sector servicios o 10.100 vinculadas a la industria, cuya capacidad de regeneración es mucho más limitada. Poner en marcha una empresa industrial es mucho más complejo que una de servicios. La intensidad de la crisis ha provocado, incluso, que algunas empresas hayan dejado el cuadro de honor de las más grandes en términos de plantilla. El número de empresas con más de 1.000 trabajadores ha pasado de 988 a 961 en un año, mientras que otras 17 sociedades han dejado de estar incluidas en el segmento de las que tienen más de 500 empleados. En el caso de las más pequeñas, las que tienen entre uno y dos trabajadores, 28.064 empresas han dejado de existir a efectos de la Seguridad Social. Mortandad en las grandes empresas La mortandad entre las grandes empresas a la luz de los datos de la Seguridad Social es coincidente con la información que ofrece la Agencia Tributaria, cuyos últimos datos reflejan con estrépito el rigor de la crisis. Según Hacienda, en 2009 el número de empresas que facturaron más de 6,01 millones de euros al año (las más grandes) se situó en 30.574. Es decir, hoy existen 6.987 menos empresas grandes que las existentes en 2007, al comienzo de la crisis. Esta alta mortalidad empresarial puede explicar un reciente discurso del gobernador del Banco de España, Miguel Fernández Ordóñez, en el que advertía que de proseguir el deterioro de la actividad económica, el propio sistema financiero puede entrar en serias dificultades. En su opinión, “si la economía no mejora sustancialmente debido a la falta de consenso suficiente para acometer reformas estructurales, las entidades de crédito acabarán viéndose dañadas y no podrán ayudar a la recuperación”. Es decir, que también en el Banco de España preocupa que el deterioro de la actividad económica acabe contaminando a una parte sana del tejido productivo, como de hecho está ocurriendo con el sector servicios. Hay que tener en cuenta que el sector terciario de la economía ha destruido en los dos últimos años 175.000 empleos, apenas el 10% del total, pese a que representa el 71% de la ocupación. Por el contrario, la construcción ha perdido casi 870.000 puestos de trabajo desde el primer trimestre de 2008, lo que supone casi el 50% de la destrucción total de puestos de trabajo, cuando su peso en el conjunto de la actividad es de apenas el 12%. Si se suma a la crisis el sector servicios, como teme el Banco de España, la luz al final del túnel seguirá sin verse. EL CONFIDENCIAL. 9-3-2010 Pensiones. El Economista Corbacho aconseja tener un plan privado de pensiones El Ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, aconseja a los trabajadores tener un plan de pensiones que complete el sistema público, no porque éste vaya a tener problemas y no vayan a poder cobrar, sino para compensar la pérdida de ingresos que se produce al jubilarse. Corbacho, que ha reconocido que hace muchos años tiene un plan de pensiones, dijo que sobre el tema del futuro de las pensiones se ha contaminado mucho el debate y aseguro que las pensiones del sistema público están garantizadas hasta 2025, "sin hacer absolutamente ninguna modificación". Ha insistido, en una entrevista en Telemadrid, en que a partir de esa fecha habrá 4 millones de pensionistas más y añadió que vamos hacia un sistema en el que la gente se incorporará más tarde al mundo laboral. Por lo tanto, ha dicho, es imposible jubilarse antes, dar más pensiones y seguir cobrando lo mismo, por lo que hay que debatir sobre las medidas a tomar. Mercado laboral Sobre la reforma laboral, ha explicado que las negociaciones van "razonablemente bien" y ha expresado su deseo de que se alcance un acuerdo entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos. Para el ministro, sería una acto de irresponsabilidad no lograr un acuerdo sobre la reforma laboral cuando los ocho puntos iniciales propuestos por el Gobierno fueron valorados por patronal y sindicatos. Corbacho también ha apuntado que quienes le piden permanentemente al Ejecutivo una reforma laboral que "a ver cuando se hace una reforma financiera" que posibilite la concesión de créditos a las Pymes. EL ECONOMISTA. 9-3-2010 Editorial. El País El problema con Chávez El domingo, Zapatero se felicitaba de que el asunto de la supuesta cooperación del Gobierno venezolano con ETA hubiera servido para que Chávez emita "un pronunciamiento claro contra el terrorismo". En parecidos términos se pronunció el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, para quien el comunicado conjunto firmado por ambos Gobiernos el sábado "zanja cualquier polémica". Es posible que ese escrito anuncie un cambio de actitud de Caracas al respecto, pero eso sólo se sabrá a la luz de las medidas que tome para investigar las acusaciones vertidas en el auto del juez Velasco. De momento lo que hay es una declaración del ministro venezolano de Exteriores, Nicolás Maduro, en el que, lejos de mostrar su disposición a cooperar con el juez, le descalifica burdamente y aprovecha el viaje para arremeter contra el ex presidente Aznar en términos similares a los que provocaron el "por qué no te callas" del Rey a Chávez en la cumbre iberoamericana de noviembre de 2007 en Santiago. Dar por zanjado el asunto parece voluntarista: el Consejo General del Poder Judicial ha salido al paso de los insultos de Maduro contra el juez (le llama mafioso), y la oposición ha exigido una comparecencia parlamentaria de Zapatero para dar explicaciones sobre lo que considera actitud confusa, por un lado, y condescendiente con Chávez, por otra, del Gobierno. El comunicado conjunto incluye un compromiso de colaboración judicial y policial (se supone que contra ETA), pero evita referirse al auto judicial. En su lugar lo hace a informaciones periodísticas, que es una forma de rebajar los indicios, de bastante peso, que contiene la resolución. El Gobierno español ha justificado esa mención diciendo que figura en una frase que sólo asume el Gobierno venezolano, y no ambos firmantes. La primera reacción de Caracas fue decir que todo era fruto de una manipulación del ordenador del número dos de las FARC, Raúl Reyes, muerto hace dos años en un ataque del Ejército colombiano. Es cierto que la información de base del auto procede de las autoridades colombianas, pero ya en 2008 agentes de los servicios de información españoles viajaron a Bogotá para investigar los indicios, y poco después lo hizo el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza. Fruto de su trabajo fue la apertura del sumario que ha dado lugar al auto ahora conocido. No se trata, por tanto, de una mera especulación o de un show inspirado por Estados Unidos, como dijo Chávez, sino de un asunto grave, de naturaleza judicial, que no se va a disolver con declaraciones políticas o diplomáticas. El auto pide al Gobierno que realice gestiones para la extradición de los etarras y miembros de las FARC procesados, aunque será previa su detención, que deberá tramitarse a través de la Interpol. En 2002, Chávez (al margen de los procedimientos de extradición) ordenó la detención y entregó a España a dos etarras, Víctor Galarza y Sebastián Etxaniz, y de otro más en 2003. EL PAÍS. 9-3-2010

Deja una respuesta