Las "recetas" de Merkel: trabajar más y cobrar menos

Más explotación en España más beneficios en Berlí­n

El presidente del Eurogrupo “el órgano que reúne a todos los ministros de Economí­a y Finanzas comunitarios- eligió Madrid para anunciar los nuevos mandatos de Alemania, el inflexible “patrón” de la UE. Berlí­n exige que se avance todaví­a más en los recortes de pensiones y salarios. Trabajar más años, cobrando menos, y recibiendo una pensión más miserable cuando por fin podamos jubilarnos. ¿Este es el camino hacia la “recuperación” que anuncian Rajoy y De Guindos?

El presidente del Eurogrupo acudió en Madrid a uno de los ”desayunos informativos” organizados por el Forum Europa de Nueva Economía, una de las principales tribunas oligárquicas.

Y Jeroen Dijsselbloem tenía el discurso “preparado”, actuando como portavoz de los mandatos alemanes. Los recortes no son suficientes, y deben avanzar a cualquier precio. “Todo un “programa de saqueo”, que Alemania pretende imponer sobre los países más débiles y dependientes, como España”

Para Dijsselbloem, los españoles debemos “trabajar más tiempo y más duro”. Para ello propone una nueva ampliación de la edad de jubilación, más allá de los 67 años. Y remarcó que “hacen falta más reformas laborales” para que “el mercado laboral sea más dinámico y más moderno”. A nadie se le escapa que estos son eufemismos para imponer menos salario y peores condiciones de trabajo.

No desaprovechó la ocasión para recordar que la “reforma” de las pensiones debe ser todavía mucho más dura, incluyendo todas las “recomendaciones” de la “comisión de expertos” que el gobierno de Rajoy, dado su altísimo coste político y la respuesta social, todavía no se ha atrevido a ejecutar.

Además, el presidente del Eurogrupo anunció lo que denominó como “reformas por contrato”. Para asegurarse de que el conjunto de países aplican los recortes exigidos por Berlín, la UE quiere impulsar un nuevo mecanismo, los contratos que obliguen a los países con compromisos firmados a hacer “lo que haga falta”, como condición para obtener una relajación en los plazos de reducción del déficit.

Todo un “programa de saqueo”, que Alemania pretende imponer sobre los países más débiles y dependientes, como España.

Dijsselbloem, que además de presidente del Eurogrupo es ministro de Finanzas en Hollanda, se permitió decir que “este no es un mensaje popular para un político, lo puedo decir en España pero no lo diría en mi país”.

¿Los recortes son buenos para España, pero no para Hollanda o Alemania?

Dijsselbloem despachó con Rajoy y con Luis de Guindos. Y fuentes del gobierno español declararon que “el plan de Dijsselbloem tiene sentido”.

¿Cabe mayor grado de sumisión?

Deja una respuesta