ESPECIAL ELECCIONES 4M

Los votos de Madrid agitan el escenario nacional

El gobierno de coalición encabezado por Pedro Sánchez y el dimitido Pablo Iglesias sale debilitado de las elecciones en Madrid. Los resultados del  PP de Ayuso, que suma más votos que los partidos de la izquierda juntos y siete escaños más, ganando no solo en las zonas más ricas sino también en las pobres, son una moción de censura popular a la gestión política del gobierno de coalición.

Pedro Sánchez aceptó el envite de la presidenta madrileña para convertir las elecciones de Madrid en un plebiscito nacional entre ella y Moncloa. Y el PSOE de Sánchez ha obtenido los peores resultados de su historia en la comunidad de Madrid, sobrepasado incluso por Más Madrid. El principal partido del gobierno ha sufrido una derrota sin paliativos, “catastrófica” como dicen los medios de comunicación, que debilita al principal socio del gobierno nacional.

En la base de este golpe, no están los errores de campaña de los socialistas o del candidato Gabilondo entrando en el juego planteado por Iglesias de “fascismo o democracia”, sino el rechazo entre una amplia mayoría de la población a la gestión política del gobierno del país.

Especialmente en la gestión de la pandemia económica y social en la que han fracasado en su promesa de “no dejar a nadie atrás”, con ayudas como el Ingreso Mínimo Vital que no llegan a cientos de miles de familias que las necesitan; sectores populares especialmente castigados por las medidas restrictivas que se sienten abandonados, autónomos, pymes y sus empleados de la hostelería, el pequeño comercio y los espectáculos; o las alarmas levantadas por las subidas de impuestos -como la supresión de las bonificaciones por la declaración conjunta en el IRPF- que se han colado en plena campaña electoral.

Díaz Ayuso ha ganado con mucho voto prestado. Como ella misma reconoce en sus declaraciones: “soy consciente de que tengo mucho voto prestado…, hay muchos ciudadanos que nos han votado por una situación determinada”. Una parte importante de los votos que le han dado una victoria inapelable no son de la derecha, no han votado contra el PSOE porque en Moncloa haya un gobierno de coalición de izquierdas, sino porque amplios sectores de votantes de centro y de izquierdas han presentado una moción de censura popular al no percibir en los hechos que al frente del país está el gobierno “más a la izquierda de Europa”.

Y sí, tendrán que “analizar voto a voto, ver quién no nos ha votado y por qué”, porque ese voto prestado es también un voto que pueden perder.

Un gobierno debilitado

El gobierno de coalición sale debilitado por los resultados del socio principal, el PSOE, pero también por los pobres resultados del otro socio de coalición de gobierno, Unidas Podemos.

UP, aunque sube en votos y 3 escaños, apenas ha logrado salvar los muebles y ni siquiera ha podido superar a Vox, fracasando la apuesta lanzada por Pablo Iglesias para colocar las elecciones bajo el juego de elegir entre “fascismo o democracia”. Además, la dimisión de Iglesias y su decisión de retirarse de la política activa en la misma noche electoral, en el momento más crítico de Unidas Podemos, también debilita al segundo socio y por lo tanto al gobierno de coalición.

Hay un tercer factor que debilita al gobierno en otro sentido, el hundimiento de Ciudadanos y su desaparición de la Asamblea de Madrid.

Dice la presidenta del partido naranja, Inés Arrimadas, respaldada por su Ejecutiva, que “no tiran la toalla” y que se propone “relanzar el centro liberal” porque este es un “espacio más necesario que nunca”. Pero los sucesivos golpes sufridos desde las elecciones generales de 2019, en Cataluña y ahora en Madrid, junto a la opa hostil del PP por quedarse con sus cuadros y votantes auguran un proceso imprevisible respecto a si será capaz de resistir, lo que limita las opciones de acuerdos de gobierno “progresistas” con el gobierno de coalición.

Si en Cataluña el PSC fue la fuerza más votada en las recientes elecciones autonómicas gracias a capitalizar votantes de ciudadanos, en Madrid es el PP quien ha capitalizado el hundimiento de Cs quedándose con sus 26 diputados y sus votantes.

El PP, que también ha frenado el crecimiento de Vox, abre así la posibilidad, si no de “reunificar a la derecha”, como dice Pablo Casado, sí de recomponer a la derecha en torno al PP. No hay que hacer una traslación mecánica de los resultados de Madrid a la política nacional, pero la dirección del PP comandada por Pablo Casado está tratando por todos los medios de convertir el triunfo de Ayuso en Madrid en un triunfo del PP a nivel nacional y aprovechar la situación para acentuar aún más la debilidad del gobierno de coalición.

Por eso, no hay que descartar los rumores de adelanto electoral en Andalucía para aprovechar el “efecto Ayuso” y dar otro golpe a Pedro Sánchez de cara a las próximas elecciones generales.

Una buena noticia

Pero como se dice en estas mismas páginas “ni el PP representa todo Madrid, solo el 38% del censo%, ni la expresión política del viento popular progresista se ha diluido”.

En la izquierda del PSOE, en el ámbito de Unidas Podemos y Más País, no todo son malas noticias. Al contrario, Más Madrid ha obtenido unos excelentes resultados. Ha aumentado un 30% sus votos, sumando 4 diputados más a los 20 que ya tenía, y se ha colocado como segunda fuerza en la Asamblea de Madrid por delante del PSOE.

Estos resultados son expresión política de cómo ese viento popular, democrático y patriótico, que late en la sociedad, la madrileña y la española, busca expresarse a través de aquellas opciones que ofrecen alternativas concretas a los problemas reales de los ciudadanos. Los de Más Madrid son de esos votos que Ayuso no ha podido contar como “votos prestados”. Y al contrario, la organización encabezada en Madrid por Mónica García puede atraer a muchos de los votantes que ahora cuenta el PP.

Esta es una buena noticia también por las repercusiones que puede tener más allá de la Comunidad madrileña. 

Aunque Más Madrid es una alternativa de ámbito regional, puede contribuir a que Más País (su equivalente nacional encabezado por Íñigo Errejón y ahora con solo 2 diputados) se consolide como un referente nacional. Y reforzar así una línea diferente en aspectos clave a la de Pablo Iglesias, que acaba de recibir un golpe importante. Especialmente en lo referente a posibilitar acuerdos con el centro o centro derecha progresista como el que podría representar Ciudadanos que faciliten acuerdos de gobernanza con el gobierno de coalición de izquierdas o futuros “gobiernos de progreso”.

14 comentarios sobre “Los votos de Madrid agitan el escenario nacional”

  • Ha ganado el trumpismo a la española, la hartura, la desesperación y el descontento x la pandemia son utilizados para convencer ser salvadores pero sin medidas económicas ni sociales, la desmemoria absoluta. Recomiendo la novela de Saramago «Ensayo sobre la ceguera» 😖
    Supongo que eso de «ha sido una moción de censura popular a la gestión del gobierno de coalición» irá referido a la COALICIÓN del P. Popular con toda la caterva de oligarquía y medios de comunicación para cortar COMO SEA el avance progresista…

  • Alabo el análisis del artículo,pero echo en falta alusión alguna (y solidaridad) con la caza de brujas personal y política de la que ha sido Pablo Iglesias en particular y Unidas Podemos en general,como si ese factor no hubiera intervenido en nada en las elecciones madrileñas.

    Parece,por las palabras del artículo, que lo de «fascismo o democracia» fuese un «delirio» del señor Iglesias,obviando de nuevo los ataques a sus sedes (suyas y de otros organismos) y el acoso permanente en su domicilio, tachado de «libertad de expresión» por la jueza que dictó sentencia.
    No sé si el fascismo es el peor problema que tiene nuestro país en este momento,pero desde luego,su amenaza está ahí y creo que ustedes lo «obvian» como si fuera una manía persecutoria de Podemos.

    Dices,por otro lado,que la ayuda mínima vital ha quedado en una maraña burocrática. ¿A quién hay que pedirle responsabilidades en cuanto a esto?¿también a Unidas?
    No se ha derogado la reforma laboral no «en dos años»(error,no llevan aún dos años),pero en este año y medio,se ha enfrentado y se sigue enfrentando una pandemia sin precedentes.
    Obvias eso y no haces alusión alguna a los acuerdos y a los ERTES que ha logrado Yolanda Díaz.

    UCE es blandito con Ciudadanos, que no ha mostrado NUNCA el más mínimo interés en acercarse a Unidas; es más, Inés Arrimadas no ha perdido jamás la ocasión de criticar al señor Iglesias cada vez que ha podido y ha dejado siempre muy claro y manifiesto que no quería nada con esos «comunistas bolivarianos» (como si supiera lo que es el comunismo,en fin); sois blanditos y benevolentes con un partido creado por la oligarquía,pero duros con un partido que rompió el bipartidismo en España y que es objeto de falsos titulares,persecución mediática, persecución judicial..y nacido de la gente del pueblo.
    Me llama la atención.

    • Independientemente de lo que le haya pasado a Iglesias y la campaña de difamación y acoso al que ha sido sometido (totalmente cierto), no es menos cierto que está en el gobierno que ha gestionado tan mal la pandemia, está en el que no ha derogado ningún punto de la reforma laboral de Rajoy ni ZP, y en el que nos va a cobrar peajes y a garantizar que 11 millones de trabajadores tengan que pasar a pagar pensiones privadas por orden de Alemania y EEUU. O sea que penita, yo no tengo ninguna. Ojalá hubiera alguien comunista en serio en el Gobierno. Con Ciudadanos ninguna pena tampoco. Tendrían que haber desaparecido antes, para mi gusto.

      • Derogar la reforma laboral ha estado y está entre los objetivos de la ministra de trabajo. Te recuerdo que, cuando hace poco, quiso sentarse a negociar, los empresarios le respondieron que «no le iban a hacer la campaña a Podemos», literalmente.
        Yolanda tiene el carnet del Partido Comunista, pero sí,ojalá hubiera muchos más en el gobierno.
        Ojalá hubiera tantos como para plantares cara al imperialismo, pero ahora tenemos lo que tenemos y creo que haríamos mejor los de izquierdas apoyándonos y uniéndonos, en lugar de ser tan duros e irrespetuosos entre nosotros.
        Es muy «fácil» desde las gradas saber lo que habría que hacer en el campo de juego para meter goles.

      • Otra cosa más: que estén,en minoría, en un gobierno,no los hace ni responsables ni cómplices de los errores del socio mayoritario. ¿Cuál sería la otra opción? ¿no estar y mantenerse siempre en la «pureza» de los que critican desde fuera porque nunca han tenido que enfrentarse al barro?¿crees que UCE o Recortes cero,estando en la misma posición minoritaria o incluso mayoritaria, no tendría que hacer frente a los bancos, a los fondos buitres, a una «prensa» sin escrúpulos,al intervencionismo..?
        Solo hay que recordar lo que ha pasado en un país cuando la izquierda accede al gobierno. Tenemos Grecia ahí al lado. Por no hablar de Venezuela o Chile o Nicaragua..
        Lo dicho: menos cainismo y más HERMANDAD.

        • Claro Lisbeth(bonito nombre, como la hacker heroina de la saga Millennium) que la oligarquía financiera española y el hegemonismo han ido a por el punto más débil, que era Pablo Iglesias, pero lo que habrá que ver es si su tesis de «democracia o fascismo» era correcta. Democracia vs fascismo? o contra los recortes y privatizaciones de la CEOE, los yankees y Merkel? . Como decía Lenin «en una diferencia de matiz puede estar el destino de la revolución». Saludos

        • A ver: o estás en el gobierno, o no estás en el gobierno. Las contradicciones que puedan haber entre las diferentes fuerzas es una cosa, y en eso, cualquiera debe lidiar. Pero por supuesto que si están en un gobierno que no deroga la reforma laboral, ellos son cómplices de no derogar la reforma laboral. Que lo vendan como quieran. Si consiguen otras cosas, habrá que felicitarlos por las cosas que consigan, e igual que se felicita por las que consigan, se critica las que no cumplan. Lo que no se puede es soplar y sorber al mismo tiempo. Si no les gusta lo que hace el gobierno, tienen una solución: no estar en el gobierno.

          Tienes razón en una cosa. La democracia burguesa no permite cambios sustanciales y cualquier fuerza, por muy revolucionaria que se presente, siguiendo los cauces de la misma no va a poder hacer todas las transformaciones que se plantee, por «muy buena intención» que tengan. Por eso lo de la MERP y lo de Recortes Cero creo que en el fondo es autoengañarse…no puedes redistribuir la riqueza sin tomar el poder. No puedes evitar la privatización de las pensiones si tienes que contar con el resto de fuerzas que no están por la labor (a no ser que de verdad convenzas a todas esas fuerzas para que lo estén, y aún así, tendrás problemas más serios si lo consigues). Por lo tanto, no deja de ser todo reformismo socialdemócrata que no va a ir a ninguna parte.

  • «Estos resultados son expresión política de cómo ese viento popular, democrático y patriótico, que late en la sociedad, la madrileña y la española, busca expresarse a través de aquellas opciones que ofrecen alternativas concretas a los problemas reales de los ciudadanos»….tengo 2 amigas que votaron a MAS Madrid y están encantadas. A ver si cunde el ejemplo con MAS país. Han superado al PSOE, bien, bien, a ver si se acaba con el bipartidismo. Sobre C’s, no me extraña que se hayan escoñao, porque como UPyD (he de reconocer que en el 2008 me daba vergüenza hacer campaña por ellos, lo siento por los lectores upeydistas) no tienen ni programa social, como Recortes Cero, ni nada, sólo «unidad de España» (y sin caaontemplar el derecho de autodeterminación). Ya ves, una familia en el paro se alimenta de «unidad de España». Aaaah si, en el programa económico de UPyD incluían «Internet gratuito» (ya ves hasta la derecha se desweva). Felicidades MAS Madrid

  • "Revisionista" dice:

    ¿Será el partido de Íñigo Erejón, el sustituto de los antaño UPYD de Rosa Díez o Ciudadans de Albert Rivera, arropado por UCE (Recortes Cero) como la mejor opción de la izquierda española?
    ¿Será el próximo partido que venda sus votos a la derecha?

  • Sois unos Craks dice:

    Menudo análisis….. Iglesias el taimado que arrastra a un Gabilondo que es todo un Sr., Cs es el centro progresista, Más Madrid puede atraer mucho voto del PP …..
    Pero ….. tu que bebes ?
    Y tu eres el listo de tu grupito ?
    De Recortes Cero, cero palabras.
    Parece un artículo de Mongolia. Me refiero a la revista, claro.

  • Efectivamente el sr Errejón es un magnífico ejemplo de alguien con quien se puede llegar a acuerdos y con el que concertar compromisos, además de ser una garantía de que en las instituciones tales como ayuntamientos por ejemplo no va a aportar ningún problema. Lo único, que habrá que acordarse de pedirle que cuando salga huyendo llevándose los muebles y el dinero de la caja deje la puerta cerrada al salir.

Deja una respuesta