SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Los trucos de Berlusconi meten miedo en Europa

http://www.spiegel.de/international/europe/rome-government-could-collapse-as-berlusconi-ministers-resign-a-925385.html

Silvio Berlusconi ha sumido a Italia en una nueva crisis política. Es una llamada de atención para Europa y un recordatorio de que, a pesar de lo que sugiere la reciente campaña electoral alemana, la crisis del euro de ninguna manera ha terminado todavía.Cuando Silvio Berlusconi era todavía primer ministro de Italia, se produjo una conversación telefónica entre él y una estrella de televisión cuya compañía le gustaba frecuentar. En ella, el primer ministro suspiró que ser el líder político italiano era poco más que un trabajo extra molesto y que él preferiría, simplemente, pasar el tiempo con chicas.Desde este fin de semana, es probable que muchos en toda Europa estén deseando que el interés de Berlusconi por las starlets centre toda su atención. La renuncia de cinco ministros pertenecientes al Pueblo de la Libertad (PDL), el partido de Berlusconi, después de todo, significa algo más que la caída del actual gobierno en Roma. Su truco político recuerda una de las mayores incertidumbres de la crisis del euro: la insensatez política de los Estados miembros. El claro intento de Berlusconi para evitar la amenaza de expulsión del Senado italiano –como resultado de su condena legalmente confirmada por cargos de evasión de impuestos– es un buen ejemplo de tal imprudencia política.Pero esto es algo más que Berlusconi. También tiene que ver con el fracaso de toda una estrategia de crisis. Bruselas ha hecho un esfuerzo serio para ayudar a estabilizar el panorama político italiano, tras la salida de Berlusconi. La compra de bonos del gobierno italiano a través del Banco Central Europeo (BCE) ayudó a limitar los ataques de los especuladores en los mercados financieros contra Italia y a mantener las tasas de interés de los préstamos al país a un nivel soportable.La Comisión Europea también cerró oficialmente el procedimiento de infracción contra el déficit del país, aunque haya advertido en repetidas ocasiones de la gravedad de la situación. Observando a principios de este mes un aumento en los costos de endeudamiento de Italia, el comisario de la Unión Europea para Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo: “Para mí esto es una señal de advertencia a Italia para que garantice la estabilidad política y la sostenibilidad fiscal.”Existe, pues, una gran frustración en Bruselas sobre el caos en Roma. Un funcionario de la UE lo calificó de “irresponsable” y una locura. Otro recordó lo difícil que es forzar reformas fiscales importantes en el país y que el nivel de la nueva deuda italiana ha subido una vez más por encima del límite del 3 por ciento del producto interior bruto, un desarrollo que podría llevar a nuevas sanciones de la UE. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya ha advertido contra los nuevos agujeros en los balances bancarios de Italia.Más problemático, sin embargo, es que incluso con nuevas elecciones, existe la amenaza de que el enfrentamiento entre los partidarios de Berlusconi y los anarquistas políticos de Beppe Grillo y los socialistas italianos podrían repetirse. Si Italia no reforma una complicada ley electoral, tendrá la amenaza constante de la parálisis política.Esto podría tener consecuencias devastadoras. En la zona euro, Italia es el equivalente al estado de un gran banco tan importante para el sistema financiero que es demasiado grande para dejarlo caer. El columnista de Der Spiegel Wolfgang Münchau escribió recientemente acerca de los límites de las medidas de rescate de la UE: “no son suficientes para crear un escudo protector para Italia”. En octubre, el comisario Rehn estableció la necesidad de revisar el presupuesto del Estado italiano, con los mercados financieros elevando ya las tasas de interés de los bonos del gobierno italiano.Pero Bruselas realmente podría haberlo hecho sin los nuevos problemas que emanan de Roma, después de todo, Italia no es el único país de la zona euro que se asemeja a una obra en construcción. Por el contrario, Italia está realmente en una posición relativamente buena con su industria competitiva y su alto nivel de riqueza privada. Michael Hüther, jefe del Instituto de Investigación Económica de Colonia, manifestó al periódico Tagesspiegel: “Italia no es perfecta, pero otros países me preocupan más”.Eslovenia pronto puede requerir una nueva ayuda, y Portugal también. Un tercer paquete de rescate de miles de millones de euros para Grecia es tan bueno como necesario. Nuevos problemas aparecen en el horizonte de Chipre, tal vez incluso en España. Y este último cambio de actitud en Italia también podría complicar la tarea hercúlea de mantener a Francia en el camino de las reformas.Durante más de un año, el Banco Central Europeo con Mario Draghi al menos ha calmado a los mercados con sus masivas compras de bonos del gobierno. Se ha comprado tiempo, pero no ha eliminado las causas subyacentes de la crisis del euro. ¿Las políticas de la UE han hecho en realidad un buen uso del espacio para respirar que se les dio?No importa cuál sea su composición, el nuevo gobierno alemán –los conservadores de Merkel comenzarán las conversaciones sobre una posible gran coalición con los socialdemócratas el viernes– deberá dar respuesta a esta pregunta, y admitir que los demonios de la zona euro aún no están derrotados, sino simplemente dormidos.En Berlín, el lunes, el gobierno alemán hizo hincapié en su interés en la estabilidad política de Roma. “Nuestra esperanza es que las fuerzas de Italia que están trabajando hacia una estabilización de la situación encuentren una solución”, dijo el portavoz del gobierno Steffen Seibert.

Deja una respuesta