SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Los temores de corridas bancarias se incrementan en el sur de Europa

El último toque de atención provino de Moody´s En la noche del jueves, la agencia de calificación de EEUU rebajó a 16 bancos españoles de una tacada, algunos de ellos tres escalones. El lunes, la agencia había rebajado ya a 26 los bancos italianos, entre ellos las instituciones más importantes, como UniCredit e Intesa Sanpaolo. La perspectiva de todas las instituciones involucradas es negativa, dijo Moody’s.Estos son pasos drásticos, pero que difícilmente se pueden calificar de excesivos. La crisis de deuda soberana europea hace tiempo que también se convirtió en una crisis bancaria. El destino de los países afectados no pueden separarse del de sus instituciones financieras: si el Estado va a la quiebra, los bancos también tendrán que luchar para sobrevivir. Por otro lado, los ejemplos de Irlanda y España muestran que un sistema bancario frágil puede abrumar rápidamente los presupuestos nacionales.Moody ‘s ha justificado sus rebajas de los bancos españoles con el argumento de que la capacidad del gobierno para apoyar a los bancos individuales ha empeorado. El viernes, el banco central español también se vio obligado a admitir que la proporción de préstamos incobrables de los libros de los bancos españoles se ha elevado a un máximo de 18 años. De acuerdo con el banco central, la proporción de préstamos incobrables se elevó en marzo al 8.36 por ciento, en comparación con el 8,15 por ciento en el mes anterior.La limpieza de cuentasLos informes de que los ahorradores en Grecia estaban retirando cientos de millones de euros de sus cuentas bancarias empezaron a llegar a principios de esta semana – la agencia de noticias alemana DPA informó que retiraron cerca de 900 millones sólo el lunes pasado . Desde entonces, Europa ha sido tomada por el temor a uno de los peores escenarios posibles en el sistema bancario griego: la llamada corrida bancaria , en la que los clientes que han perdido la confianza en sus bancos se apresuran a sacar sus ahorros.Tal acción sería la etapa final en la pérdida de confianza en los bancos. Desde hace meses, las personas ricas de los países afectados por la crisis ya han estado moviendo miles de millones de euros hacia el extranjero a raíz de los temores sobre la estabilidad de los sistemas financieros en sus propios países. Hasta hace poco, sin embargo, habia habido pocas señales de un comportamiento anormal en cuanto a los ahorradores comunes que retiran efectivo.La razón de los temores es que una corrida bancaria podría meter en problemas a todos los bancos del mundo- incluso los más sanos. El sistema bancario depende del hecho de que los bancos sólo mantienen una pequeña porción de los depósitos de sus clientes en efectivo que puedan reintegrar. El resto se invierte o se transmite a otros clientes en forma de préstamos.Ahora, están circulando rumores de que en España, también, la gente ha comenzado a limpiar sus cuentas en algunos bancos. El diario El Mundo informó que los clientes habían retirado más de mil millones de euros de la atribulada e importante caja de ahorros Bankia la semana pasada. El gobierno de Madrid ha negado la información, pero la situación sigue siendo tensa. El viernes, el diario español Expansión informaba que el banco de inversión norteamericano Goldman Sachs ha sido encargado de realizar una evaluación independiente del banco problemático.

“Muy difícil de parar”Algunos expertos financieros ahora piden una rápida intervención del Banco Central Europeo (BCE) con el fin de evitar el pánico en masa. “Una vez que comienza una corrida bancaria, es muy difícil de detener sin una garantía creíble para los depósitos “, dice Tristan Cooper, analista de inversión en todo el mundo en deuda soberana de Fidelity a la agencia de noticias Dow Jones. “Dada la frágil posición fiscal de España, el Banco Central Europeo se encuentra bajo una creciente presión de intervenir para calmar los nervios de los depositantes.”Pero las opciones del BCE son limitados. Ya ha proporcionado a los bancos de Europa dinero muy barato en forma de préstamos a tres años en el ámbito de sus operaciones de refinanciación a largo plazo (LTRO). En ese momento, los bancos pidieron préstamos por un total de alrededor de 1 billón de euros en dos subastas en diciembre de 2011 y febrero de 2012. El BCE podría proporcionar otra inyección de dinero en efectivo. Sin embargo, algunos bancos de los países afectados por la crisis se están quedando claramente sin activos para dar al BCE como garantía para los préstamos. Los activos de garantía incluyen principalmente bonos del gobierno, aunque bajo ciertas condiciones préstamos corporativos también pueden ser presentados.El miércoles, el BCE confirmó que varios de los bancos griegos han sido apartados de sus operaciones de refinanciación. Al parecer, carecen de capital suficiente para utilizar como garantía. Ahora, esas instituciones tendrán que ser mantenidas con vida a través de préstamos de emergencia del banco central griego en Atenas.No todos los expertos consideran el dinero barato del BCE como una buena solución. Hans-Werner Sinn, director del influyente Instituto Ifo de Investigación Económica de Alemania, dice que las acciones del BCE han intensificado la fuga de capitales de los países afectados por la crisis. “Los préstamos baratos han puesto francamente al capital privado a la fuga”, escribió en un reciente artículo de opinión para el diario financiero Handelsblatt . “El propósito de las medidas del BCE fue la de reconstruir la confianza y restaurar el mercado interbancario. A este respecto, es evidente que no han sido particularmente exitosas”.

Deja una respuesta