SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Los puntos oscuros de las valoradoras de la cartera crediticia

El nombre de las dos firmas independientes que valorarán la cartera crediticia de la banca española para despejar de una vez el escepticismo que rodea al sector sigue siendo una incógnita… a medias. Oficialmente, el Gobierno asegura que el concurso sigue abierto y el único detalle que ha dado es que la primera fase de esta macroauditoría será una prueba de resistencia (test de estrés). El diario Financial Times hizo saltar la liebre al señalar dos nombres: Oliver Wyman y BlackRock. No hay comentarios por parte de ninguna de las dos aludidas, si bien se da por hecho su elección en el ámbito financiero español, con el que tienen importantes vínculos. La gestora de fondos de inversión BlackRock está presente de forma significativa en el accionariado de los dos grandes bancos y también en Telefónica, participada, a su vez, por La Caixa. La consultora Oliver Wyman, por su parte, realizó un informe para la Asociación Hipotecaria Española (AHE) y ha hecho labores de lobby para argumentar contra la dación en pago.

Desde algunos bancos se ha criticado que sean dos firmas extranjeras y se apunta a los potenciales conflictos de interés. Otros, enfatizan, sin embargo, que el problema no está en las valoradas, sino en los propios activos. “Las tasadoras son buenas, el problema es el mercado. ¿Cuánto vale el suelo en Valdecarros o en Motilla del Palancar?”, se preguntaba ayer el director de inversiones de una gestora de inversiones.

“Ninguna de las cuatro grandes auditoras Deloitte, PwC, Ernst & Young y KPMG puede participar, porque ya auditan a los grandes bancos y el BCE no lo ha visto conveniente. Las firmas locales también han sido desestimadas por ser, precisamente, demasiado locales, y el BCE ha insistido en que tiene que ser alguien internacional”, explica el economista Leopoldo Pons.

La gestora de inversiones BlackRock está presente en 27 países y gestiona activos por valor de 3,7 billones de dólares (tres veces el PIB de España). En España gestionan 3.700 millones de euros, según Inverco. De acuerdo con la CNMV, BlackRock tiene el 4,78% de Santander y el 4,45% de BBVA, lo que a priori implicaría conflicto de intereses. BlackRock posee además el 4,96% de Gamesa; el 4,93% de IAG; el 3,77% de Telefónica y el 3,08% de Grifols.

Pero en BlackRock hay también una división llamada BlackRock Solutions que realiza labores de asesoría y gestión de riesgos y cuenta en su nómina de clientes con instituciones como la Fed, el Tesoro de EE UU, el BCE, el Bundesbank, o el fondo europeo de estabilidad

Deja una respuesta