Los paí­ses BRICS vuelven a la carga

“El debilitamiento de la moneda estadounidense hace que las apuestas en mercados como los BRIC sean inherentemente más atractivas para los inversionistas. Y no parece que el dólar se fortalecerá muy pronto. El Índice del Dólar de EEUU alcanzó la semana pasada un mí­nimo de tres años y las posiciones netas al descubierto muestran que los especuladores tienen su mayor apuesta contra el dólar desde 2007.”

Mientras que EEUU y Euroa están tratando de que sus economías se animen tras la crisis financiera global, los países BRIC están avanzando, especialmente China e India. "La crisis financiera global golpeó duramente a Asia", escribió recientemente Deutsche Bank. "Pero la recuperación fue veloz. Solo tomó cinco trimestres volver al nivel de negociación previo a la crisis". El Fondo Monetario Internacional pronostica que la economía de China sobrepasará a la de EEUU en términos reales en 2016, lo cual no está lejos. Hace apenas 10 años, la economía estadounidense era el triple del tamaño de la de China. (THE WALL STREET JOURNAL) DIARIO DEL PUEBLO.- Los líderes de Brasil, Rusia, la India, China y Suráfrica, el grupo BRICS, se reunieron la semana pasada en la localidad balneario de Sanya, provincia meridional china de Hainan, donde comprometieron sus esfuerzos para diseñar nuevos órdenes políticos y económicos globales y procurar la prosperidad compartida. El ímpetu de la cooperación entre los miembros del BRICS es tal que ya toma cuerpo la noción de que se le debe considerar como un nuevo actor global, el B5, capaz de competir con el G7. La cooperación de los BRICS supone un nuevo modelo de cooperación internacional, cuando aún palpitan los horrores de la crisis financiera, como esfuerzo conjunto por concebir un nuevo orden internacional. EEUU. The Wall Street Journal Los países BRICS vuelven a la carga Dave Kansas Es difícil que los BRIC mantengan la cabeza agachada. A comienzos de este año, Brasil, Rusia, India, China y otros mercados emergentes tuvieron dificultades para entrar en acción. Las inquietudes acerca de la inflación, la agitación social en Medio Oriente y África del Norte y el terremoto acompañado de tsunami en Japón conspiraron para empujar a los inversionistas a las cálidas y acogedoras garras de los mercados desarrollados. Pero a medida que Japón se desvanece en los titulares y que las crisis en Medio Oriente y África del Norte se calman, los BRIC han vuelto con más fuerza que antes. HSBC recientemente mejoró su perspectiva de China a ponderación superior de neutral, elevó a India a neutral, mientras que mantuvo la perspectiva de ponderación superior de Brasil. Es neutral sobre Rusia. A fines de marzo, EPFR, una firma de seguimiento de inversiones, informó que los fondos de acciones de mercados emergentes habían comenzado el año de manera terrible, con salidas de 26.800 millones de dólares a medida que los inversionistas transferían su dinero a los mercados desarrollados. La idea entonces era seductoramente simple: con tanta locura alrededor del mundo, el riesgo político de los mercados emergentes no tenía sentido. Las cosas han cambiado rápidamente desde entonces. EPFR informa que en la semana que concluyó el 20 de abril, los fondos de mercados emergentes atrajeron más dinero que los de mercados desarrollados, la segunda semana consecutiva que registró ese tipo de resultados. Los influjos a acciones de mercados emergentes habían sido positivos por cuatro semanas. Pero incluso con el repunte de las inversiones, el desempeño bursátil de los BRIC ha sido un poco disparejo. A pesar de un año robusto hasta el momento en Estados Unidos, hay cinco razones por las cuales los BRIC se están lanzando de nuevo a la carga: Advertencia de S&P sobre la deuda de EE.UU. Los críticos opinan que S&P difícilmente está en condiciones de pontificar acerca de la deuda de EEUU. Como escribió recientemente el periodista económico Barry Ritholtz en su blog: "Si alguna vez ha habido una organización más corrupta, incompetente y menos capaz de emitir un análisis inteligente sobre deuda que S&P, no la conozco". A pesar de ese juicio severo, la decisión de S&P de revisar la perspectiva de deuda de largo plazo de EEUU a negativa de estable puso de relieve una dura realidad. El panorama fiscal estadounidense es sombrío y el entorno político en Washington no es el adecuado para soluciones de largo plazo. A pesar de que las bolsas de EEUU se han recuperado, las dudas acerca de la deuda y la perspectiva del déficit estadounidense han aumentado. Los precios del oro y la plata se han disparado a niveles sin precedente tras el informe de S&P y el dólar se ha debilitado de manera drástica. Si EEUU encara problemas, ello hace que el riesgo político en los países BRIC y otras economías emergentes se vea menos problemático. Un dólar más débil El debilitamiento de la moneda estadounidense hace que las apuestas en mercados como los BRIC sean inherentemente más atractivas para los inversionistas, ya que las ganancias en mercados locales reciben un impulso en dólares cuando son cambiadas a la moneda verde. Y no parece que el dólar se fortalecerá muy pronto. El Índice del Dólar de EEUU alcanzó la semana pasada un mínimo de tres años y las posiciones netas al descubierto, según informa la Comisión de Comercio de Futuros de Commodities (CFTC, por sus siglas en inglés), muestran que los especuladores tienen su mayor apuesta contra el dólar desde 2007. En una reunión reciente, los países BRIC hicieron nuevamente un llamado por una moneda de reserva alternativa y algunos de los países del bloque incluso han ponderado la creación de una moneda de los BRIC. Estas son nociones generalmente asociadas con países emergentes. Los problemas de deuda europea han vuelto Al otro lado del océano, la Semana Santa momentáneamente acalló las conversaciones sobre una reestructuración de deuda griega, pero el tema ha vuelto con fuerza ahora. La eurozona está lidiando no sólo con Grecia, sino también con Irlanda y Portugal, países altamente endeudados. En la zona, el descontento por los varios rescates está en aumento, especialmente en Alemania, Austria y Finlandia. Las recientes elecciones finlandesas elevaron un partido, True Finns (que se podría traducir como Los verdaderos finlandeses), que no quiere ver más dinero de los contribuyentes destinado a los varios rescates. La problemática situación del euro, así como la advertencia de S&P sobre el dólar, es un recordatorio de que el mundo desarrollado no está libre de riesgo político. Las tasas de crecimiento de los BRIC se están disparando Mientras que EEUU y Europa están tratando de que sus economías se animen tras la crisis financiera global, los países BRIC están avanzando, especialmente China e India. "La crisis financiera global golpeó duramente a Asia", escribió recientemente Deutsche Bank. "Pero la recuperación fue veloz. Solo tomó cinco trimestres volver al nivel de negociación previo a la crisis". El pronóstico de Deutsche para el crecimiento en 2011 de los BRIC es el siguiente: China, 9,4%, India, 8,2%, Rusia, 5,4% y Brasil, 3,6%. El Fondo Monetario Internacional tienen proyecciones ligeramente diferentes. Como el periodista Brett Arends señaló recientemente en el portal de información financiera MarketWatch, el FMI pronostica que la economía de China sobrepasará a la de EEUU en términos reales en 2016, lo cual no está lejos. Como Brett argumenta: "Hace apenas 10 años, la economía estadounidense era el triple del tamaño de la de China". Los precios del crudo han subido. Esto ayuda principalmente a la "R" en los BRIC, y podría de hecho crear vientos en contra para los países BIC. Pero Rusia, que probablemente está insertado con los BRIC para que el nombre suene mejor, es, no obstante, parte de este bloque, y su economía está en gran medida correlacionada con los precios del petróleo. El presidente de Goldman Sachs Asset Management, Jim O’Neill, quien acuñó el término BRIC, notó en un informe reciente que Rusia está dando señales positivas que podrían impulsar su economía. "Sigo creyendo que Rusia es probablemente el que tiene precios de acciones más atractivos entre los países BRIC, porque es barato y porque los procesos políticos marginales son mucho más positivos de lo que reconoce la mayoría de la gente", escribió O’Neill. THE WALL STREET JOURNAL. 29-4-2011 China. Diario de Pueblo Desarrollo de BRICS descansa en estrategia de prosperidad compartida Los líderes de Brasil, Rusia, la India, China y Suráfrica, el grupo BRICS, se reunieron la semana pasada en la localidad balneario de Sanya, provincia meridional china de Hainan, donde comprometieron sus esfuerzos para diseñar nuevos órdenes políticos y económicos globales y procurar la prosperidad compartida. El ímpetu de la cooperación entre los miembros del BRICS es tal que ya toma cuerpo la noción de que se le debe considerar como un nuevo actor global, el B5, capaz de competir con el G7. Pero el éxito del mecanismo de cooperación de BRICS radica principalmente en la sinergía que aproxima a sus miembros, en lugar de presiones externas o impulsos irracionales. La cooperación de BRICS supone un nuevo modelo de cooperación internacional, cuando aún palpitan los horrores de la crisis financiera, como esfuerzo conjunto por concebir un nuevo orden internacional. En su discurso titulado “Amplia visión, prosperidad compartida,” el presidente chino, Hu Jintao, compartió sus observaciones respecto a la necesidad de mantener la paz y estabilidad globales, promover el desarrollo común de todos los países, alentar los intercambios y la cooperación internacionales, así como consolidar la asociación entre los BRICS para el desarrollo común. En primer lugar, el desarrollo es la base. La prosperidad común es la única manera en que los países del BRICS saldrán adelante tras la crisis financiera. Es una aspiración común de todos los países, desarrollados y en desarrollo, buscar la recuperación económica rápida. Con una población total de 3 mil millones de personas, los BRICS exhiben una notable diversidad cultural y social. Los países que colocan un exagerado énfasis en sus propios intereses, proponen los denominados “valores universales” o enarbolan el proteccionismo, no consiguen alianzas duraderas en la arena internacional. De ahí la importancia que BRICS otorga a negociar sobre bases de igualdad. En segundo lugar, la meta final de los BRICS es establecer un mundo más igualitario, con un sistema más justo. Los desafíos globales, tales como terremotos, tsunamis, huracanes, sequías y enfermedades, que empequeñecen los conflictos entre naciones, han hecho sonar alarmas mundiales. En tercer lugar, la estabilidad es también esencial, según admiten todos los intregrantes del BRICS, para llegar a ese nuevo orden internacional. A través de la historia, las crisis económicas trajeron aparejadas inestabilidad y turbulencias, dando pie incluso a guerras y conflictos. Hoy se vive un momento crucial, en el cual es de máxima importancia crear un ambiente pacífico que conduzca a la recuperación económica global. DIARIO DEL PUEBLO. 25-4-2011

Deja una respuesta