Aumentan las desigualdades

Los nada de hoy… menos tendrán

En la reciente toma de posesión de la ministra Leire Pají­n de su cargo al frente de Sanidad, Polí­tica Social e Igualdad, ésta afirmaba que el Gobierno consideraba su polí­tica social una “conquista irrenunciable”. Y así­ es, en los últimos años el gobierno de Zapatero no ha renunciado a degradar las condiciones de vida del pueblo español cada vez más, ahondando el abismo que se abre en la sociedad española, entre los que lo tienen todo y los que cada vez tienen menos o nada.

{ margin-bottom: 0.21cm; }Por mucho que se repita la mentira, en este caso, es difícil ya que a nadie le parezca verdad. El gobierno de Zapatero puede ya presumir de ser el gestor del mayor abismo social en la historia de nuestro país, y, por lo tanto, de las hondas desigualdades sociales que se agravan.Otro año más todos los datos vuelve a mostrar que las desigualdades crecen, no solo respecto a “los de arriba”, condición necesaria para que bancos y monopolios se enriquezcan a nuestra costa, sino respecto a las diferentes regiones y nacionalidades de España, lo que supone, al mimo tiempo, un ataque a la cohesión. Los últimos ocho años se han destacado por un continuo aumento de las desigualdades. Al comenzar la década, el 20% más rico tenía una renta equivalente a cinco veces la que poseía el 20% más pobre, pero ahora esa relación ha aumentado hasta 5,5 veces en apenas siete años. O dicho en otros términos: por abajo el 20% más pobre posee ahora el 7,2% de la renta, cuando al despuntar el siglo controlaba el 8,2%; y por arriba el 10% posee el 70% de la riqueza, y el 1% más rico el 30%. Algunos especialistas hablan del crecimiento del empleo de bajos salarios y de las altas tasas de paro que existen entre los sustentadores principales del hogar como la razón del ensanchamiento de la brecha; o incluso del hecho de que el porcentaje de familias sin ningún tipo de ingresos haya crecido de forma dramática; o con que el número de hogares con todos sus activos en paro haya aumentado... más abajo pueden verse los resultados de la EPA. Pero en esto también hay un problema de enfoque, es decir, de hacia dónde se apunta. Cierto es que las pensiones respecto al PIB per cápita no han dejado de bajar, por ejemplo. Pero esto es en primer lugar porque el PIB se ha multiplicado por 2,5 en los últimos quince años. Es decir, tenemos mayor capacidad de producir riqueza, que en las pensiones desde luego no ha revertido. Podría contestarse que quien no las subió fue el PP, pero si el PSOE, aunque de manera ridícula. Si no fuera porque si sumamos las diferentes subidas del último año de los productos básicos, el IVA, la luz… cualquier pensionista debe pagar un 10% más que el año pasado. En los hechos pagamos más a los monopolios, la pensión es menor, pero también lo es el salario… y el PIB, como decíamos, sin embargo es más del doble superior.Solo en un año 34 millones de euros han pasado de las rentas del trabajo a las rentas del capital, casi un 4% de trasvase de las rentas anuales en los últimos ocho años. Y visto en los salarios, según el Banco de España cada uno de ellos – altos ejecutivos, directivos bancarios… – “vale” por mil de nosotros, y así lo cobran. Mientras, las familias que están por debajo del umbral de la pobreza se multiplican un 200% desde el 2008, según Cáritas.La política social a la que se refiere Pajín es doble. Por una parte los beneficios empresariales se han reducido en más de un 30% – de media – los bancarios han crecido un 170%, fruto de la política socialista, y por otra los once millones de euros que ha dejado de percibir Cáritas en el 2010.Solo tomando medidas de redistribución de la riqueza es posible “una política social”: redistribuyendo salarios – nadie con menos de 1.000, nadie con más de 10.000 -y rentas, y con una escala impositiva en la que paguen más los que más tienen, pero de verdad. Si a las principales entidades del IBEX35 se les cobrase el doble de impuestos que a las pymes, es decir, proporcionalmente al aumento de sus beneficios, y al resto de entidades “medias” exactamente lo mismo que a las pequeñas y medianas empresas… se recaudaría 44 veces más de lo que Zapatero pretende ahorrar con la reforma de las pensiones.Esto sí es política social. Lo otro es una subversión ya caricaturesca y mentirosa. “Digo que sí, mientras es que no”, y a lo salvaje. Algo así como cantar la internacional entonando “los nada de hoy… todo lo han de entregar, y cada vez menos tendrán”Informe EPASombra aquí y sombra allá…“… maquíllate, maquíllate”. Como la famosa canción de Mecano, la Encuesta sobre Población Activa del tercer trimestre del año parece querer maquillar lo que ni el mejor estilista podría. Los datos son peores cada trimestre, las condiciones de trabajo y de vida empeoran. Ni los fines retoques de sombra en los ojos puede ocultar lo que es una realidad. Lo que además es denunciable es que se pretenda tapar. Los titulares subrayan que por primera vez desde que estalló la crisis el paro baja del 20,05% al 19,79%. Aunque el Gobierno se ha apresurado a asegurar que lo previsible es que vuelva a superar la línea roja del 20%, la batalla por la opinión se decide en cada renglón. Y no es lo mismo decir que “el paro baja por primera vez” que “cada vez estamos peor”.En primer lugar hablamos del trimestre que corresponde con la época estival, por lo que los nuevos empleos son – 144 mil – solo en el sector servicios. El resto de sectores destruyen empleo. Esa disminución del paro se corresponde con la compensación del sector servicios en verano respecto a la debacle en el resto. Además de que la mayoría de nuevos empleos son en el sector público y no en el privado.En segundo lugar aumentan los parados de larga duración y los de reciente incorporación al mercado laboral; aumenta los contratos temporales, 127 mil, y disminuyen los indefinidos, en 34.900, además de haberse perdido 18 mil empleos por cuenta propia.En tercer lugar son 15.900 hogares menos con todos sus miembros activos, siendo el primer descenso de este “indicador” desde hace tres años. Y en cuarto lugar la evolución es cada vez más desigual según comunidades autónomas: crece el empleo en Cataluña, pero baja en Andalucía, disminuye el paro en Madrid, pero aumenta en Andalucía y la Región de Murcia. Mientras Navarra, Cantabria y País Vasco tiene un 13% de desempleo, Canarias y Andalucía superan el 28%.En términos generales son más de 450 mil parados en lo que va de año, sin embargo un descenso “falseado” del 0,26% de un trimestre a otro es suficiente para apuntalar la idea de “mejora”. La realidad es que se pierden 75 mil empleos, los parados no encuentran trabajo, los jóvenes tampoco, aumentan la precariedad en las familias… y 144 mil empleos de verano de los que el 90% son temporales, es suficiente para fabricar centenares de titulares. “Sombra aquí, y sombra allá…”

Deja una respuesta