Los mercados golpean a España

“La sensación generalizada es que la reforma financiera se ha estancado y es insuficiente, por lo que el Banco de España debe ponerse serio de una vez con el sector. De lo contrario, persistirá el temor a que la banca española acabe como la irlandesa.”

Esa탱a, junto a Portugal, se ha convertido en el nuevo polo de atenci탳n de los mercados internacionales tras el rescate de Irlanda, ya que son los pr탳ximos candidatos a correr la misma suerte. Hay muchas dudas sobre si Espa탱a va a ser o no objeto de ataques similares a los que ha sufrido Irlanda (o Grecia en su d탭a), por su gran tama탱o y por la fuerte defensa que realizar탭an las instituciones europeas. Pero el sector financiero parece empezar a inclinar la balanza hacia el lado negativo. (EL CONFIDENCIAL)   EL ECONOMISTA.- En estos 탺ltimos cuatro a탱os, Catalu탱a ha dejado atr탡s su rol de locomotora de la econom탭a espa탱ola. El nuevo gobierno que surja de las elecciones del pr탳ximo domingo deber탡 volver a colocar a Catalu탱a en un lugar privilegiado en generaci탳n de riqueza y empleo. No es tarea f탡cil. La elevada deuda es la principal losa que pesa sobre la econom탭a catalana. Catalu탱a es la comunidad aut탳noma que cuenta con mayor volumen de deuda, ya que hasta el primer semestre del a탱o hab탭a acumulado una deuda de m탡s de 29.000 millones de euros.   EXPANSI탔N.- Si James Joyce volviera a la vida, encontrar탭a en su querida Irlanda argumentos suficientes para escribir una gran novela sobre el auge y ca탭da de su pa탭s. Podr탭a contar c탳mo sali탳 desde la retaguardia para convertirse en el referente econ탳mico de Europa. Y c탳mo, en pocos a탱os, el milagro se ha ido desvaneciendo porque el coloso irland탩s ten탭a unos pies de barro, representados en esta ocasi탳n por su banca, una de las m탡s contaminadas por los activos t탳xicos.   LA VANGUARDIA.- El d탭a en que el Sacro Imperio Romano Germ탡nico decidi탳 expandirse hacia los montes C탡rpatos y el mar Negro, en Badalona poco pod탭an imaginar lo que les vendr탭a encima. Los grandes imperios modulan la vida de la gente desde una imp탡vida lejan탭a. El 26 de septiembre del 2006, la Canciller탭a orden탳 expandir el glacis germ탡nico hasta m탡s all탡 de Transilvania. A petici탳n francesa, el Imperio estableci탳 una restricci탳n temporal en la libre circulaci탳n de b탺lgaros y rumanos, medida que no impidi탳 su llegada masiva a Espa탱a. En aquel tiempo, el ladrillo era una inconmensurable mina de oro y faltaba gente en las obras.               Última hora. El Confidencial Los mercados golpean a Espa탱a: los bancos se hunden y el riesgo se dispara Eduardo Segovia   El sector financiero es el gran punto d탩bil de Espa탱a a los ojos de los inversores internacionales, que hoy vuelven a atacar a nuestra deuda y a nuestros bancos cotizados a pesar de que se esperaba cierto alivio tras el rescate de Irlanda. La sensaci탳n generalizada es que la reforma financiera se ha estancado y es insuficiente, por lo que el Banco de Espa탱a debe ponerse serio de una vez con el sector. De lo contrario, persistir탡 el temor a que la banca espa탱ola acabe como la irlandesa.   As탭, despu탩s de un comienzo de sesi탳n alcista, la banca ha sufrido desplomes superiores al 4%, encabezados por Santander y BBVA, a pesar de que su imagen es mucho mejor que la de los bancos medianos y, por supuesto, que la de las cajas de ahorros. Asimismo, la prima de riesgo de Espa탱a frente a Alemania, que esta ma탱ana se relajaba hasta 195 puntos b탡sicos, ha repuntado hasta 210.   Varios profesionales del mercado consultados aseguran que la intervenci탳n de otra entidad financiera por parte del FROB, o simplemente una huida masiva de dep탳sitos por el miedo a una quiebra, desatar탭a toda la furia de los mercados contra nuestro pa탭s, porque la noticia dar탭a la vuelta al mundo. “El sector financiero es lo que m탡s miedo sigue dando a los inversores respecto a Espa탱a; y en la delicad탭sima situaci탳n actual, cualquier noticia negativa tendr탭a unas consecuencias desastrosas”, afirma un gestor de fondos.   Las dudas son las mismas de siempre -el impacto de la crisis inmobiliaria y de las p탩rdidas de su cartera de deuda p탺blica en un entorno de desplome de m탡rgenes y de ca탭da del negocio-, pero ahora est탡n en el foco del mercado precisamente porque esos mismos problemas son los que han hundido a la banca irlandesa y, por a탱adidura,  al pa탭s, dado su compromiso de respaldar totalmente al sector financiero.   Espa탱a, junto a Portugal, se ha convertido en el nuevo polo de atenci탳n de los mercados internacionales tras el rescate de Irlanda, ya que son los pr탳ximos candidatos a correr la misma suerte. Hay muchas dudas sobre si Espa탱a va a ser o no objeto de ataques similares a los que ha sufrido Irlanda (o Grecia en su d탭a), por su gran tama탱o y por la fuerte defensa que realizar탭an las instituciones europeas. Pero el sector financiero parece empezar a inclinar la balanza hacia el lado negativo.   La reestructuraci탳n es lenta e insuficiente “La sensaci탳n que tiene todo el mundo es que la reforma del sistema financiero se ha estancado y que todo sigue igual que en mayo, cuando se anunciaron las fusiones y los SIP. Desde entonces apenas se ha avanzado y no se han puesto en marcha el cierre de oficinas, la reducci탳n de plantilla ni la limpieza de balances que se supone que deb탭a financiar el FROB. Parece que nadie quiere tomar medidas trum탡ticas antes de las elecciones auton탳micas”, opina un analista de una firma extranjera.   En este sentido, los grandes fondos internacionales siguen pensando que apenas se han empezado a ver las p탩rdidas provocadas por la gigantesca exposici탳n de la banca espa탱ola al ladrillo; que 탩stas simplemente se han aplazado pero tendr탡n que aflorar tarde o temprano. A este respecto, se aprecian algunos incipientes movimientos en el sector: est탡 abandonando el discurso de “aguantar hasta que escampe” y empieza a asumir que hace falta una ca탭da de precios de la vivienda mucho mayor.   Una noticia que ha ca탭do muy mal en el mercado es la integraci탳n de Cajasol en Banca C탭vica y la necesidad de inyectar 1.000 millones de euros de dinero p탺blico a esta fusi탳n. “Para muchos, es la prueba de que la reordenaci탳n de las cajas se ha cerrado en falso y de que ser탡n necesarias m탡s concentraciones, m탡s inyecciones de capital y m탡s rescates”, opina otro profesional.   Por el contrario, el sector, aunque reconoce que los dos pr탳ximos a탱os van a ser dur탭simos, mantiene el mensaje de que  las entidades est탡n bien capitalizadas y cuentan con m탺sculo suficiente para aguantarlos. En cuanto a las fusiones de cajas, aseguran que se est탡n haciendo las cosas a toda velocidad –Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid, dec탭a la semana pasada que nunca se hab탭a hecho tanto en un plazo de tan s탳lo cuatro meses- y que los procesos llegar탡n a buen puerto.   Un mensaje que no ha calado en absoluto en los mercados, a la luz de su  comportamiento -los bonos de las entidades financieras tambi탩n se han desplomado en las 탺ltimas semanas-. Es algo que preocupa en el Banco de Espa탱a, y de ah탭 que el gobernador Fern탡ndez Ord탳탱ez haya urgido a las entidades a culminar   sus fusiones  antes de Navidad, a ser m탡s transparentes sobre sus p탩rdidas inmobiliarias y a “ponerse las pilas” ante la ca탭da de beneficios y el agotamiento de la provisi탳n gen탩rica. Pero parece que hace falta mucha m탡s mano dura para calmar a los inversores. EL CONFIDENCIAL. 22-11-2010         Opini탳n. El Economista La herencia de Montilla: la deuda catalana se duplica Mireia Corch탳n   En estos 탺ltimos cuatro a탱os, Catalu탱a ha dejado atr탡s su rol de locomotora de la econom탭a espa탱ola. El nuevo gobierno que surja de las elecciones del pr탳ximo domingo deber탡 volver a colocar a Catalu탱a en un lugar privilegiado en generaci탳n de riqueza y empleo. No es tarea f탡cil.   Las arcas de la Generalitat se han visto seriamente afectada por la crisis, con lo que el primer reto ser탡 lidiar con esa falta de liquidez. Por primera vez en a탱os, la Generalitat ha recurrido a una emisi탳n de bonos, por valor de 3.000 millones de euros, dirigida a particulares, para poder hacer frente a sus compromisos con proveedores y hacer efectivas las n탳minas de funcionarios.   La elevada deuda es la principal losa que pesa sobre la econom탭a catalana. Catalu탱a es la comunidad aut탳noma que cuenta con mayor volumen de deuda, ya que hasta el primer semestre del a탱o hab탭a acumulado una deuda de m탡s de 29.000 millones de euros.   En 2006, cuando Montilla lleg탳 a la Generalitat, la deuda de Catalu탱a era de 14.043 millones de euros. La deuda auton탳mica representaba en 2009 el 117 por ciento de los ingresos p탺blicos catalanes y el a탱o que viene supondr탡 ya el 170 por ciento. Este elevado endeudamiento ha hecho saltar las alarmas en los mercado internacionales y la poca confianza que ha generado la capacidad de Catalu탱a de atender de forma puntual sus pagos ha hecho que las principales agencias de rating hayan modificado a la baja su solvencia.   La 탺ltima de ellas fue Moody ´s, de A1 a A2, al entender que los esfuerzos que se han hecho en los 탺ltimos tiempos para reducir costes (con el anuncio de una reducci탳n del 5 por ciento en el sueldo de los empleados p탺blicos) no son suficientes para atender todos los pagos.   Los principales candidatos a las elecciones tienen m탡s que asumido que ser탡 necesario recurrir a m탡s emisiones de bonos para particulares. El l탭der de CiU, Artur Mas, que parte con mayor ventaja para convertirse en el pr탳ximo presidente de la Generalitat est탡 abierto a recurrir a esta f탳rmula. En plena campa탱a, algunos se han atrevido a cifrar lo que supone para cada catal탡n el despilfarro de Montilla: 5.000 euros por cabeza.   La industria, golpeada por la crisis El segundo tripartito ha coincidido con una de las etapas m탡s negras para el tejido industrial en Catalu탱a. En total, se han presentado m탡s de 3.200 ERE desde 2008 hasta mayo de 2010 en Catalu탱a, de los que 2.244 se han registrado en 2009, y la medida m탡s com탺n ha sido el despido de trabajadores, en un 70 por ciento de los casos, frente a las suspensiones temporales de empleo, seg탺n UGT.   Para este sindicato, en los 탺ltimos dos a탱os se han cerrado 6.396 empresas, de las que el 78 por ciento corresponde a la industria manufacturera. Catalu탱a figura a la cabeza de las comunidades aut탳nomas por n탺mero de trabajadores incluidos en ERE hasta marzo del 2010, con 17.374 afectados, seg탺n datos del Ministerio de Trabajo. S탳lo en el 탡mbito de la automoci탳n, unas 30 empresas rescindieron contratos de trabajadores en 2009, entre ellas las multinacionales Nissan y Seat, ambas situadas en el 탡rea metropolitana de Barcelona, con 15.000 trabajadores del sector afectados por ERE en 2009 y un millar despedidos.   La automoci탳n representa el 7,5 por ciento del PIB en Catalu탱a y genera m탡s de 150.000 puestos de trabajo directos e indirectos, pero la crisis no se ha limitado al sector de la automoci탳n y se ha extendido tambi탩n al textil con crisis en Burberry, Dogi, Pulligan, en el sector de la construcci탳n, con Roca, Habitat, el sector qu탭mico, con La Seda, inform탡tica, T-System, o industrial, con Inoxcrom.   La tasa de desempleo que deja el segundo tripartito tras de s탭 (aunque con un 17,4 por ciento de paro se encuentra por debajo de la media estatal) es casi el triple de la que se encontraron Montilla y sus socios cuando accedieron a la Generalitat, entonces un 6,6 por ciento. M탡s de medio mill탳n de personas est탡n en el paro en Catalu탱a. Pese a las cifras, el consejero de Econom탭a catal탡n, Antoni Castells, es optimista. Defiende que se ha producido un cambio de tendencia con la creaci탳n de 34.500 puestos de trabajo de los 69.900 generados en Espa탱a en el tercer trimestre de este a탱o.   PIB negativo para 2010 Catalu탱a abandon탳 la recesi탳n en el primer semestre de 2010, cuando sum탳 dos crecimientos trimestrales consecutivos. La recuperaci탳n se ha rematado en el tercer trimestre, cuando el PIB catal탡n se increment탳 un 0,1 por ciento. Ese alza, junto a los trimestres anteriores, ha logrado engullir el retroceso acumulado, con lo que el crecimiento econ탳mico entre septiembre de 2009 y septiembre de 2010 se sit탺a ya en tablas. Pese a la tendencia positiva, el propio Castells cree que Catalu탱a acabar탡 2010 “en n탺meros rojos, aunque menores que los del conjunto de Espa탱a”.   Es para 2011, cuando la econom탭a catalana repuntar탡 y lo har탡 en mayor medida que otras comunidades. Las previsiones de la C탡mara de Comercio de Barcelona cifran ese crecimiento en un 0,7 por ciento. Las exportaciones se han convertido en la 탺nica tabla de salvaci탳n de la econom탭a catalana despu탩s de meses de traves탭a en el desierto. Las ventas de las empresas catalanas al exterior durante el segundo trimestre del a탱o aumentaron el 9,3 por ciento.   La actividad exterior se convierte en uno de los pocos indicadores positivos de su econom탭a. Destaca el empuje producido por el dinamismo de Alemania, uno de los primeros clientes de las exportaciones catalanas; as탭 como de las econom탭as emergentes. La exportaciones a la Uni탳n Europea aumentaron el 10,37 por ciento entre enero y julio,menos que las de Asia, que lo hicieron un 28,7 por ciento.   Adem탡s del aumento de las exportaciones, otro dato a tener en cuenta es el de las importaciones, que crecieron el 14,52 por ciento entre enero y julio. Aunque en t탩rminos absolutos, supone un d탩ficit comercial de 11.051 millones de euros í¢€”el 11,52 por ciento m탡s que en el mismo periodo de 2009í¢€” tambi탩n significa que la empresa catalana ha aumentado la demanda para producir m탡s. EL ECONOMISTA. 22-11-2010           Editorial. Expansi탳n Irlanda acepta ser intervenida   Si James Joyce volviera a la vida, encontrar탭a en su querida Irlanda argumentos suficientes para escribir una gran novela sobre el auge y ca탭da de su pa탭s. Podr탭a contar c탳mo sali탳 desde la retaguardia para convertirse en el referente econ탳mico de Europa.   Y c탳mo, en pocos a탱os, el milagro se ha ido desvaneciendo porque el coloso irland탩s ten탭a unos pies de barro, representados en esta ocasi탳n por su banca, una de las m탡s contaminadas por los activos t탳xicos. Finalmente, el Gobierno irland탩s que dirige Brian Cowen se rindi탳 ayer y decidi탳 aceptar el rescate que le ofrec탭an la UE y el FMI. La presi탳n a la que le han sometido y la propia situaci탳n interior í¢€”la fuga de dep탳sitos de los bancos irlandeses se hab탭a agudizadoí¢€” han acabado por doblegar su resistencia.   La pregunta era: í‚¿por qu탩 se resist탭a a aceptarlo? La respuesta es que el primer ministro ha querido ganar tiempo a base de perderlo. Que, ante la gravedad de la situaci탳n y el peligro de contagio a otras econom탭as, ha trazado un plan de resistencia para que Europa le pida un ajuste un poco m탡s dulce de lo que hubiera sido en otras circunstancias.   El plan de recortes le obligar탡 a reducir el gasto social y el salario m탭nimo. Y los irlandeses tendr탡n que asumir una subida de impuestos, que ser탡 algo m탡s dura para las rentas altas, en un intento de Cowen por intentar compensar con un poco de populismo su p탩rdida de credibilidad. A cambio, tal vez, Cowen consiga que la UE le permita esta semana conservar su gran baza econ탳mica: el impuesto de sociedades en el 12,5%. EXPANSI탔N. 21-11-2010         Opini탳n. La Vanguardia El impulso s탡dico Enric Juliana   El d탭a en que el Sacro Imperio Romano Germ탡nico decidi탳 expandirse hacia los montes C탡rpatos y el mar Negro, en Badalona poco pod탭an imaginar lo que les vendr탭a encima. Los grandes imperios modulan la vida de la gente desde una imp탡vida lejan탭a. Franz Kafka retrat탳 bien esa radical indiferencia en el desespero del agrimensor K. en los laberintos de El castillo. El 26 de septiembre del 2006, la Canciller탭a orden탳 expandir el glacis germ탡nico hasta m탡s all탡 de Transilvania y hay quien dice que desde el Pont del Petroli, donde Badalona adquiere poes탭a, se avistaron extra탱os augurios.   A petici탳n francesa, el Imperio estableci탳 una restricci탳n temporal en la libre circulaci탳n de b탺lgaros y rumanos, medida que no impidi탳 su llegada masiva a Espa탱a. En aquel tiempo, el ladrillo era una inconmensurable mina de oro y faltaba gente en las obras. En el 2009, la moratoria fue revocada.   Arribaron excelentes especialistas, gente seria y trabajadora, y tambi탩n los rom con su c탳digo bru탱ido por una atroz marginalidad. Gente muy suya. En las pel탭culas de Emir Kusturica, los rom contagian energ탭a y humanidad; en el entresuelo tercera del n탺mero equis de la calle Piferrer del barrio de La Salut de Badalona, algunos adoptaron la costumbre de robar la   electricidad y tirar las bolsas de basura por las ventanas. Fue la gota que colm탳 el vaso   en una ciudad que fue romana mucho antes que del Sacro Imperio.   Badalona, mobilis in mobili í¢€”siempre cambiante en el interior del cambioí¢€”,   ha vivido todas las aceleraciones y frenazos del capitalismo desde que en 1848 se construy탳 la l탭nea de tren Barcelona-Matar탳, la primera de Espa탱a, con capital ingl탩s y sin ayuda del Estado.   El lector conoce el resto de la historia. El Partido Popular ha escogido Badalona como laboratorio, transportando su discurso hasta los lindes de la extrema derecha. Mariano Rajoy ha aceptado la prueba piloto. A ver qu탩 pasa. Rajoy se halla en continua auscultaci탳n sociol탳gica. Dice su asesor Pedro Arriola que hay que pillar todo el descontento, as탭 en Badalona como en las entristecidas almas polisarias.   En el laboratorio, sin embargo, ha habido un accidente. En bata blanca, al equipo de la se탱ora Alicia S탡nchez-Camacho se le ha ido de la mano el   impulso s탡dico; ese resorte que las encuestas detectan desde que estall탳 la crisis; una voz interior en mucha gente aturdida: alguien debe pagar, alguien debe pagar, castigo, sacrificios, dureza, castigo, dureza, sacrificiosí¢€¦ La humanidad es as탭 í¢€”profundamente humanaí¢€”, y la izquierda yerra al idealizarla. La humanidad, c탳mo dice el doctor House, est탡 sobrevalorada. Del manejo de ese impulso s탡dico naci탳 el videojuego que mataba inmigrantes e independentistas. í¢€œí‚¡Ay, fue sin querer!í¢€.   En algunos despachos capitalinos se han quedado perplejos, me consta. En la Comunidad de Madrid, el Partido Popular gestiona la problem탡tica de la inmigraci탳n con sutileza y sin griter탭o. Y en Valencia, donde la situaci탳n podr탭a ser explosiva en muchos pueblos, hacen otro tanto. Rafael Blasco, el pol탭tico con m탡s talento del PP valenciano, lleva la cartera de Inmigraci탳n. No quieren conflictos y cultivan a los futuros electores. En la Comunidad de Madrid votar탡n 300.000 inmigrantes (ecuatorianos y colombianos, principalmente) en las pr탳ximas elecciones.   í‚¿No hay marginalidad en Madrid? S탭, la hay, difusa y a su vez concentrada en los poblados chabolistas de Ca탱ada Real, El Ca탱averal, Las Mimbreras, Santa Catalina y El Ventorro, verdaderas estampas de la posguerra. Imaginemos cinco poblados chabolistas en las puertas de Barcelona. Qu탩 v탭deos, Dios m탭o; qu탩 v탭deos se ha perdido el impulso s탡dico. LA VANGUARDIA. 22-11-2010

Deja una respuesta