Daniel Ganser

Los ejércitos secretos de la OTAN

A mediados del pasado mes de marzo, la editorial “El Viejo Topo”, publicaba la traducción española del libro “Los ejércitos secretos de la OTAN. La operación Gladio y el terrorismo en Europa Occidental”, escrito en 2007 por Daniele Ganser, investigador en el Centro de Estudios para la Seguridad en el Instituto Federal de Tecnologí­a de Zurich.

¿Qué es la “estrategia de tensión”? La estrategia de la tensión es una estrategia política criminal en la que los extremistas vinculados a los servicios secretos militares llevan a cabo ataques terroristas mediante la colocación de bombas en lugares públicos. El efecto es sembrar el miedo en la población y culpar a los enemigos políticos del crimen. Después de los ataques terroristas, el Estado y los servicios secretos pueden pedir más dinero y más poder de vigilancia, incluidos el derecho al registro de casas o computadoras. La mayoría de la gente no sabe acerca de la estrategia de la tensión, no se sabe lo que significa la palabra y no se sabe que a veces esas tácticas se están utilizando. Pero tenemos el testimonio de los extremistas italianos de derechas que participaron en esta estrategia político criminal en Italia en la década de 1970. He descrito esto con más detalle en mi libro “Los ejércitos secretos de la OTAN”. Estos ejércitos secretos son muy desconocidos hasta hoy. ¿Creó la OTAN ejércitos invisibles, como la red Gladio, en los países de Europa del Este para frenar la ofensiva soviética? Sí, se ha confirmado que la OTAN en la década de 1950 creó estos ejércitos secretos en todos los países de Europa Occidental, incluidos Alemania, Francia, Italia, Grecia, Turquía, Bélgica, Noruega, Dinamarca, Portugal y España. Ahora sabemos que en los países también neutrales como Suiza, Austria, Suecia y Finlandia operaban estos ejércitos secretos. Fueron descubiertos en 1990. En Italia, el nombre del ejército secreto era “Gladio”, en otros países operaban con diferentes nombres, en Suiza, por ejemplo, se les llamaba “P26”. En la mayoría de los países los servicios secretos militares al mando del ejército secreto, están en estrecho contacto con el servicio secreto de los EEUU, la CIA, y el MI6 británico. Tenía dos tareas: Primera: luchar como un guerillia en caso de una invasión soviética de los países de la OTAN tras las líneas enemigas. Como no hubo invasión esta tarea nunca fue activada. En segundo lugar, y con mucha delicadeza, en algunos países, no en todos, los ejércitos secretos tenían la tarea – en ausencia de una invasión soviética – de manipular el sistema político a través de la estrategia de tensión y evitar, por ejemplo, la llegada al poder del fuerte partido comunista italiano, el PCI. ¿También en España? ¿Qué interés tenía EEUU en España? La situación de España es especial, porque durante la Dictadura de Franco no había necesidad de manipular las elecciones o luchar contra los comunistas. Cuando en 1990 Calvo Sotelo, el presidente en la década de 1980, se enteró de los descubrimientos sobre Gladio, declaró: “¡En España Gladio fue el Gobierno!”. Quería decir que la extrema derecha, que dominó el ejército secreto italiano, se encontraban en España en el poder. Así que el caso español es muy especial. Cuando España entró en la OTAN en 1982, el servicio secreto militar español CESID (Centro Superior de Informacion de la Defensa) estaba integrado en el Comité Aliado Clandestino (ACC), que fue una rama secreta de la OTAN, donde los comandantes nacionales se reunían “stay-behind” (“a espaldas”, término utilizado en inglés para operaciones o actuaciones secretas) periódicamente. Cuando sin embargo, en 1990 la red de Gladio se descubrió, el CESID dijo al ministro de Defensa, Narcís Serra, que nunca existió un ejército secreto “stay-behind” en España y que no había vínculos con la OTAN. Esto no era cierto, pero Serra presenta esta historia en el parlamento español y el director general del CESID, Alonso Manglano, se negó a responder a cualquier pregunta. Hasta hoy nunca ha habido una investigación exhaustiva sobre la historia y estructura de los agentes españoles implicados en este tipo de actividades. Algunos parlamentarios, entre ellos Antonio Romero de IU, trató de arrojar algo de luz sobre el tema e hicieron preguntas en el parlamento, pero no tuvieron éxito. Desde que la URSS desapareció han aumentado los miembros de la OTAN. Los presupuestos militares han aumentado en EEUU. ¿Quién es el nuevo enemigo de la OTAN? ¿Bin Laden o China? Cuando cayó la Unión Soviética, los EE.UU. se comprometieron con Michael Gorbachov que la OTAN no se ampliaría. Pero luego, tras la disolución del Pacto de Varsovia, la OTAN fue creciendo y creciendo, la promesa fue rota, con gran ira de Moscú. Incluso la OTAN ha participado en las guerras de agresión, sin un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, como la de Kosovo en 1999 y la de Afganistán en 2001. Los principales enemigos de los EE.UU. siguen siendo China y Rusia. Bin Laden y la denominada “lucha contra el terrorismo” responden, como yo lo entiendo, a la necesidad de tener un pretexto para extender la influencia de EE.UU. en Eurasia, con un suministro seguro de petróleo y gas. ¿Qué crees que ocurrió el 11-S? ¿Sabemos la verdad? No, no sabemos la verdad. Todo acerca del derrumbe del tercer edificio WTC7, un edificio de 170 metros de altura que no fue impactado por ningún avión, pero se derrumbó en sólo siete segundos en ese día, plantea cuestiones muy graves de manipulación. El derrumbe de este edificio ni siquiera se menciona en la investigación oficial de 911 por Thomas Kean, que fue publicado en el verano de 2004, ¡un informe de 600 páginas! Es problemático si un edificio no se encuentra en el informe oficial del gobierno, pero no se dio cuenta casi nadie. Esta pregunta es delicada pero importante, porque el 11-S activó la OTAN, y por lo tanto también arrastró a España en la llamada “guerra contra el terrorismo”, De “P2” a Gladio, del Banco Ambrosiano a Nicaragua, Giulio Andreoti, el atentado a Juan Pablo I y Calvi Roverto … La reb norteamerican intervino en el Estado italiano. ¿Podemos decir que es un Estado dentro del Estado? ¿Un gobierno en la sombra? Es cierto que los EE.UU. no quería ver a Italia caer bajo el control de un partido comunista fuerte. Italia durante la Guerra Fría era un país con soberanía limitada. Y sí, en algunos casos estructuras como el P2 funcionaron de manera totalmente más allá del sistema democrático de pesos y contrapesos. P2 fue, de hecho, un gobierno paralelo, y el jefe de la P2, Licio Gelli, cultivaba estrechos contactos con Washington. Durante su juventud Gelli había luchado en España por Franco. Normalmente la intervención norteamericana se asocia sólo con una invasión, por ejemplo: la Guerra en Irak. ¿Pero no es la red Gladio una evidencia de cómo intervienen en los países desde dentro? Hay muchas maneras a través de las cuales un país grande puede influir en los países más pequeños. Mira a Rusia. Le cortaron el suministro de gas a Ukrania. Eso tuvo un impacto enorme. Además, los EE.UU. hicieron uso de las operaciones de acción encubierta, realizadas por los servicios secretos y los paramilitares, en muchos países, incluyendo el derrocamiento del presidente Salvador Allende en Chile en 1973, y el 11 de septiembre por el camino. Así que en realidad la guerra y la invasión con los militares es la última forma y más extrema de influir en un país, como por ejemplo en Irak o en Panamá . En una entrevista usted dijo: “El presidente Sarcozy ha aceptado la dominación de Estados Unidos”. ¿España y Alemania son países independientes y soberanos? ¿Hemos perdido la soberanía en la OTAN? El presidente Nixon una vez dijo que la única organización internacional que trabaja es la OTAN y esto se debe a que es una organización militar, por lo tanto jerárquicamente estructurada, y porque, como Nixon hizo hincapié, los EE.UU. están al mando. Sigue siendo cierto hoy en día que los EE.UU. dominan la OTAN. Otros miembros de la OTAN, entre ellos Francia, Alemania y España, han aceptado esta posición dominante. Tienen la esperanza de que puedan beneficiarse de él en el sentido de que la OTAN aumentará su seguridad. Pero la gente en países neutrales como Suecia y Suiza miran de manera más crítica a la OTAN, y critican que la OTAN emprenda guerras de agresión en Kosovo y Afganistán, que el Comandante Supremo Aliado en SACEUR, por lo tanto el más alto oficial militar de la OTAN, es siempre un General de los EE.UU… critican que la OTAN no es transparente sobre los detalles de 11-S, y que la OTAN se niega terminantemente a hablar de los ejércitos secretos como Gladio. El Dr. Daniele Ganser es un historiador suizo, un defensor de la paz y la neutralidad. Su libro “Los ejércitos secretos de la OTAN” se publicó en más de 10 idiomas diferentes y ha sido también traducido al español. www.danieleganser.ch

Deja una respuesta