Recortes en Educación

Los de abajo fuerzan la Unidad

Carlos Sanz es portavoz de STEM, el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Madrid

¿Cuáles son las consecuencias de los recortes de Educación para profesores?

El incremento de dos horas lectivas para el profesorado de Secundaria, que sumado a que hay menos profesores en los centros impide, por ejemplo, que se hagan desdobles, es decir, tiempo para atender a los alumnos que van más atrasados, para las prácticas en los laboratorios, o para las tutorías, que prácticamente desaparecen. Las tutorías son el elemento clave de la educación, porque es cuando corriges y apoyas de manera personal al alumno. No desaparecen porque hicieron una rectificación de última hora, pero se ven muy mermadas.

Hay muchos profesores interinos que llevan ocupando su puesto muchos años y que no van a ser contratados porque las horas las copan los fijos. Hemos calculado en torno a 3.200 interinos menos. Y no es que sean profesionales no capacitados, sino que han aprobado la oposición varias veces, incluso con notas de 9 sobre 10, pero se quedan ahí porque no hay plazas. De forma que la administración puede tratarlos como material de usar y tirar.

¿Y para los alumnos y sus familias?

Al aumentar el número de alumnos disminuye la calidad, evidentemente. Estos son recortes evidentemente políticos, porque pretenden deteriorar la Escuela Pública. Han aprendido que para privatizar un servicio público primero hay que deteriorarlo, “como no funciona…” se privatiza.

En los nuevos barrios, los terrenos que tienen que ser cedidos para servicios públicos se están regalando a la iniciativa privada, construyendo colegios que nacen ya concertados. Pero no es que sean centros gratuitos, sino que por un subterfugio que permite la LOREG, los centros privados cobran una media de 100 o 120 euros extras mensuales por alumno. Les dicen a las familias que como no llega el dinero hay que hacer una aportación especial obligatoria.

De hecho en la ley de acompañamiento de los presupuestos del 2012 ya se incluye una desgravación estimada en torno a los 65 millones. Si le añades que la Comunidad de Madrid no quiere cobrar el impuesto de patrimonio, lo que supone más de 80 millones, que es más de lo que se van a ahorrar incrementando el horario de los profesores; los 111 millones en campañas publicitarias sobre lo bien que gestionan la Comunidad, y la cantidad incalculable que se derrocha en Telemadrid y La Otra, te da el panorama que están dibujando.

“Ya están metiendo entidades privadas en los centros, muchas relacionadas con el Banco Santander”

La respuesta ha sido utilizar el argumento de que “no es posible que se vaya a la huelga por dos horas más de trabajo a la semana”

Bueno, primero es que las orientaciones para el curso 2011-12 fueron dictadas sin tener en cuenta a las organizaciones sindicales. Pero es que por mucho que se empeñen en insultarnos, somos quienes representamos a los profesores. También es mentira que nos hemos negado a asistir a la mesa de negociaciones. Lo único que nos proponían era dar unos cuantos euros más a los directores y jefes de estudio, para taparnos la boca.

Es mentira también que solo trabajemos 20 horas. Trabajamos 37 horas, de las que 30 son de obligada permanencia en el centro, y el resto son para la corrección de exámenes y preparación de las clases.

Recientemente la OCDE ha rebelado que es al contrario, ¿no?, los profesores españoles son de los que más trabajan en comparación con otros países…

Exacto, y no lo decimos nosotros, claro, sino un organismo internacional que hace un estudio que los propios datos que proporcionan las instituciones nacionales. El informe también dice que tenemos mejor salario que la media, pero que está estancado mientras en otros países evoluciona. Y a pesar de todo tenemos mejores resultados comparativamente que otros países.

¿Son los recortes en Madrid una punta de lanza de los recortes en toda España?

Esto es el laboratorio de la política que piensa aplicar el PP cuando llegue al gobierno. Yo recuerdo lo que decía el anterior consejero de Educación: “yo estoy puesto aquí para nivelar las redes educativas”, es decir, que haya tanta oferta concertada y privada, como pública.

Ya están metiendo entidades privadas en los centros, muchas relacionadas con el Banco Santander, a través de lo que llaman el Plan Refuerza, que se supone que es para ayudar a los alumnos que van más atrasados, pero lo están utilizando para meter a las empresas en las escuelas.

Luego está lo que llaman la “gestión indirecta”, que consiste en que la tutoralidad es pública pero la gestión diaria la llevan empresas privadas, que cada año salen a concurso. Lo que ya está pasando es que trabajadores públicos pasan de cobrar 1300 euros a cobrar 800.

¿Pero no el pacto entre PSOE y PP para reformar la Constitución lo que ha abierto una nueva etapa de recortes?

Claro. No es que se haga un decreto sobre la distribución de la gasolina, sino que se antepone el pago de la deuda al funcionamiento de los servicios sociales y el bien del país. Es la vieja Europa que se aferra al déficit cero, en vez de hacer más inversión pública porque es el motor que arrastra al resto de sectores.

“En las asambleas el grito unánime ha sido: ‘unidad, unidad, unidad'”

Entonces, lo que está claro es que en los recortes PP y PSOE son dos caras de una misma moneda en la aplicación de los dictados norteamericanos y alemanes…

Sí. Sabemos que el PSOE ha aplicado las mismas políticas que el PP, con un 5% de matices, acatando las imposiciones europeas basadas en el “haces lo que te digo o te intervengo, porque nadie comprará tu deuda”.

Alguien dijo que en España pasa como en EEUU, tenemos dos partidos y los dos de derechas. Lo que me niego es a aceptar que en la izquierda no haya otros valores y otras propuestas.

La respuesta de los sindicatos ha sido absolutamente unitaria, ¿no?

Desde siempre sabemos que para que unas movilizaciones salgan adelante tiene que haber unidad. Pero en este caso me atrevo a decir que la unidad no ha venido por la cabeza, por los que estamos como dirigentes sindicales, sino que ha venido impuesto por la base. El profesorado está muy cabreado, y cuando hemos hecho asambleas en los centros o de zona, en todas ellas el grito unánime ha sido el de “unidad, unidad, unidad”. En los hechos todos los sindicatos estamos ahí porque creemos que es la única garantía de conseguir algo y, en todo caso, de hacer las cosas como hay que hacerlas.

¿No crees que esta unidad debería extenderse en torno a tres puntos básicos a todos los sectores sociales, sindicales y políticos, para hacer frente a los recortes?

En alguna medida ese frente ya se ha puesto en marcha. Lo de la Sanidad es brutal. En la Comunidad de Madrid, los ocho hospitales nuevos se han hecho con iniciativa privada a través del mismo mecanismo que en Educación, cesión de suelo y gestión privada a más de 40 años. La Sanidad ya está en parte privatizada, porque son las empresas las que dirigen a los funcionarios. Caminamos hacia una red privada tutelada, levemente, por los poderes públicos.

El 15-M, aunque nació con otro objetivo, ya está forzando todo esto. Es que los representantes políticos no se han recortado la plantilla de asesores. Los partidos políticos deberían dar un paso y formar con los sindicatos y movimientos sociales un frente amplio porque lo que nos estamos jugando es muy serio, tanto como el derecho a la Educación, la Sanidad, y las Pensiones. Si no, ya sabemos, el que pueda que se lo pague.

Deja una respuesta