Los combustibles aumentan un 7% en 2018

Llenar el depósito este verano se ha convertido en un acto doloroso para muchas familias. Un “lleno, por favor” un 15,3% más que hace un año si el motor es de tecnología diesel y un 11,7% más si el vehículo utiliza como carburante la gasolina de 95 octanos.

La gasolina y el gasóleo marcan récords históricos y superan por primera vez la barrera de los 1,5 y 1,4 euros por litro respectivamente. De esta manera, los precios de ambos carburantes prosiguen la tendencia alcista que iniciaron a finales del mes de julio y que les ha llevado a encadenar otra subida en las últimas semanas de las vacaciones en las que el valor del crudo también ha escalado en los mercados internacionales: el Brent ha escalado hasta los 77,6 dólares-barril.

Pero no todo viene determinado por la escalada de los precios del crudo. Al igual que las eléctricas, compañías como Repsol, Cepsa, BP o Galp también recurren a prácticas de cártel monopolista para mantener altos los precios del carburante en periodos de gran consumo. Hace tres años, la CNMC sancionó a Repsol (20 millones), Cepsa (10 millones), Disa (1,3 millones), Galp (800.000 euros) y Meroil (300.000 euros) por un pacto en los precios de los carburantes tras las inspecciones realizadas en las sedes de dichas petroleras, en las que intervino los correos electrónicos de sus directivos, en los que aparecían expresiones como “deberíamos respetarnos” o “es muy interesante una no agresión”.

Unas multas que representan una porción mínima de los beneficios de empresas como Repsol, que el año pasado cerró un ejercicio de 3.427 millones. El grupo que preside Antonio Brufau ganó el año pasado 2.121 millones de euros, un 22,2% más que en 2016, siendo el mejor dato de los últimos seis años. Una cifra que llevan camino de superar este ejercicio.

Deja una respuesta