Los BRIC exigen reformar el orden mundial

“Brasil, Rusia, India y China lanzaron en Brasilia un vehemente llamamiento en favor de reformas”ambiciosas” en el FMI y el Banco Mundial. La exhortación forma parte del documento final de la II Cumbre del BRIC, que reunió a los gobernantes de los gigantes emergentes para debatir la situación polí­tica y económica internacional y analizar el estrechamiento de la cooperación entre los cuatro paí­ses.”

Según el anfitrión de la conferencia, el residente Lula, las potencias emergentes tienen un "rol fundamental" en la creación de un nuevo orden mundial que, según el documento final del BRIC, debe ser "multipolar, equitativo y democrático" y basado en un proceso de decisión "colectivo de todos los Estados". (DUETSCHE WELLE) DIARIO DEL PUEBLO.- La atención de China se centrará en América Latina esta semana, durante la cual el presidente Hu Jintao visitará Chile y Venezuela y asistirá a una reunión de los países del bloque BRIC (Brasil, Rusia, la India, y China) en Brasil. América Latina es importante para la economía global y tiene gran potencial para el desarrollo futuro. A la par que se consolida su estatus, se hacen más independientes las políticas exteriores de las naciones latinoamericanas. Alemania. Deutsche Welle Los BRIC exigen reformas ambiciosas en el orden económico mundial Brasil, Rusia, India y China lanzaron en Brasilia un vehemente llamamiento en favor de reformas"ambiciosas" en el FMI y el Banco Mundial. La exhortación forma parte del documento final de la II Cumbre del BRIC, que reunió a los gobernantes de los gigantes emergentes para debatir la situación política y económica internacional y analizar el estrechamiento de la cooperación entre los cuatro países. "Reformar las estructuras de gobernanza de esas instituciones requiere antes que nada y más que nada un cambio radical en el poder de voto en favor de las economías emergentes de mercado y los países en desarrollo, para que su participación en la toma de decisiones sea compatible con su peso relativo en la economía mundial", afirma la declaración. "Además, el equipo de esas instituciones debe reflejar mejor la diversidad de sus integrantes. Hay una necesidad especial de aumentar la participación de países en desarrollo. La comunidad internacional debe entregar un resultado (del proceso de reforma) a la altura de la expectativa que todos tenemos (…) dentro del plazo acordado", agrega. "Estrechar la cooperación monetaria y fomentar el comercio con monedas propias" El texto firmado por el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva y por los gobernantes de China, Hu Jintao, India, Mahmohan Singh, y de Rusia, Dmitri Medvedev, expresa además la demanda del BRIC para que el criterio para definición de los jefes del FMI y del Banco Mundial sea "abierto y basado en el mérito", independiente de nacionalidades. La declaración aprobada por Lula y por los gobernantes afirma que los cuatro países se disponen a continuar las negociaciones con miras a estrechar la cooperación monetaria y estudiar la viabilidad de fomentar el comercio en monedas locales, lo que está en estudio desde el año pasado. Según el anfitrión de la conferencia, el presidente Lula, las potencias emergentes tienen un "rol fundamental" en la creación de un nuevo orden mundial que, según el documento final del BRIC, debe ser "multipolar, equitativo y democrático" y basado en un proceso de decisión "colectivo de todos los Estados". "Cooperación en el BRIC afianzó el crecimiento económico" Los participantes de la cumbre -cuya tercera edición se celebrará en 2011 en China- coincidieron en que la cooperación entre los BRIC contribuyó a afianzar el crecimiento económico en el mundo emergente y ayudó el mundo a superar la peor fase de la crisis financiera global que estalló a fines de 2008. "Nuestros países han estrechado su cooperación y han jugado un papel positivo en el enfrentamiento de la crisis financiera y en la reanudación del crecimiento económico", expresó Hu. A su vez, Medvedev dijo que, para Rusia -que sufrió duramente los efectos de la crisis global- las principales prioridades son fortalecer las instituciones financieras multilaterales y lograr una "representación internacional más justa". La cumbre -que fue anticipada en un día a pedido de Hu, quien acortó su visita y canceló viajes a Chile y Venezuela para regresar en la noche de este jueves a China a raíz del terremoto en la provincia de Qinghai-, también expresó su esperanza de una conclusión "amplia y equilibrada" de las negociaciones de la Ronda Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC). DEUTSCHE WELLE. 16-4-2010 China. Diario del Pueblo Visita de Hu Jintao a América Latina impulsará relaciones Huang Shikang La atención de China se centrará en América Latina esta semana, durante la cual el presidente Hu Jintao visitará Chile y Venezuela y asistirá a una reunión de los países del bloque BRIC (Brasil, Rusia, la India, y China) en Brasil. América Latina es importante para la economía global y tiene gran potencial para el desarrollo futuro. A la par que se consolida su estatus, se hacen más independientes las políticas exteriores de las naciones latinoamericanas. En años recientes, los países latinoamericanos han diversificado sus relaciones exteriores. Las organizaciones regionales de integración han prosperado y han plantado cara a los desafíos de la globalización económica. El Grupo de Río, una organización internacional, tiene por objetivo promover la unidad y cooperación regionales, a la vez que ha ejercido su influencia interviniendo en problemas regionales y coordinando posturas. Las organizaciones económicas regionales han desempeñado un papel vital en la integración económica. Con el vigoroso apoyo de Venezuela, varios países latinoamericanos establecieron organizaciones subregionales tales como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Junto a la tendencia global hacia la multi-polaridad y la integración regional, los países latinoamericanos han mostrado una voluntad más fuerte de unirse, en un intento por desempañar un papel más significativo en el mundo. El 23 de febrero, la cumbre del Grupo de Río formuló la declaración de Cancún, en la cual los países caribeños y latinoamericanos acordaron establecer una nueva comunidad que deberá tomar forma en dos años. De prosperar esta organización, la misma será una entidad regional que comprenderá a todos los países del Nuevo Mundo, excepto Estados Unidos y Canadá, y hasta podría sustituir las funciones que hoy asumen varias organizaciones regionales. Será un jalón en la integración regional de América Latina. La formación de la comunidad latinoamericana, sin embargo, no un proceso fácil. Será más bien una trayectoria tortuosa amenazada por la desunión y la disonancia. Debido a las diferencias de intereses nacionales, inclinaciones políticas y situaciones económicas, las fricciones entre países latinoamericanos, especialmente entre los regidos por gobiernos de izquierda y de derecha, son inevitables. En la recién celebrada cumbre de Cancún, el presidente venezolano Hugo Chávez y su colega colombiano, Álvaro Uribe Vélez, protagonizaron un agrio enfrentamiento. Los conflictos también emergieron entre líderes de izquierda, debido a diversas características personales e ideas políticas. A pesar de todos los obstáculos, empero, los países latinoamericanos han logrado un consenso de que, junto a los caribeños, deben unificarse, para estar a tono con el contexto de un mundo multipolar. Todos han hablado a una voz y han actuado en una misma dirección en temas tales como la ayuda humanitaria a Haití tras el terremoto de enero pasado y la soberanía de Islas Malvinas. Los líderes latinoamericanos tienen la capacidad y la sabiduría de coordinar apropiadamente intereses nacionales y de fomentar una comunidad latinoamericana. Las relaciones entre China y América Latina, por otro lado, han sido testigos de su desarrollo sin precedentes en la cooperación estratégica y comercial en este siglo. La confianza mutua política se profundiza, y las oportunidades y perspectivas de cooperación económica también resultan halagueñas. América Latina, como socio económico y estratégico, es imprescindible para el desarrollo pacífico de China. Las economías de China y de los países latinoamericanos son complementarias. Una considerable proporción de las importaciones de recursos y artículos de uso diario que hace China provienen de América Latina, mientras aumentan las exportaciones de China a la región, donde la inversión directa de China se mantiene en continua alza. En Ecuador, Colombia, Venezuela y Perú, China ha firmado contratos para desarrollar campos petrolíferos. Además, ha invertido más de $6 mil millones en siete grandes minas y más de $10 mil millones en casi 30 proyectos de construcción de infraestructura. China ha ofrecido asimismo casi $20 mil millones en préstamos a América Latina. Hay por delante un potencial enorme para la cooperación económica entre China y América latina. La inversión directa de China en sectores no financieros latinoamericanos era de $8 mil millones antes de fines de 2008, equivalente a 5,5 por ciento del total de la inversión directa extranjera en la región, así como 4,4 por ciento de la inversión el extranjero total de China. Con una inversión cada vez mayor y proyectos en expansión, China y América Latina procuran aprovechar cuanta oportunidad les brinda el potencial para el intercambio. Recientemente, líderes nacionales de ambas partes sugirieron valerse de medios financieros para promover la inversión y el comercio, decisión que se percibe como nuevo enfoque para desarrollar la cooperación económica bilateral. No obstante, sigue habiendo obstáculos en el camino a la cooperación económica. Un número de latinoamericanos continúan temiendo la denominada “amenaza china”, se incrementa el proteccionismo en América Latina y las distancias culturales y geográficas aún obstaculizan la cooperación. A pesar de las desventajas, sin embargo, esta visita del presidente Hu a América Latina, como las anteriores, facilitará una nueva ola de proyectos económicos entre China y la región. DIARIO DEL PUEBLO. 15-4-2010

Deja una respuesta