El Consejo de Ministros amplia un año el aumento de la presencia de marines norteamericanos en Morón

Lo que usted diga Mr Marshall

Se sabia que iba a suceder pero ya se ha confirmado. El último Consejo de Ministros ha autorizado un nuevo “permiso temporal” para la ampliación de la presencia de marines norteamericanos en la base de Morón de la Frontera. Washington pretende que la autorización “temporal” se convierta en definitiva. Para lo que será necesario cambiar el convenio de defensa entre EEUU y España. En el referéndum de la OTAN una de las claúsulas exigí­a el desmantelamiento paulatino de las bases norteamericanas en España. Llevan casi treinta años incumpliéndolo. No solo no disminuye sino que se intensifica la presencia de soldados norteamericanos utilizando el suelo español como plataforma de agresión a otros pueblos.

El Pentágono solicita al Gobierno español el 23 de enero un inmediato inicio de las negociaciones sobre el Convenio de Cooperación para la Defensa. Al día siguiente el Consejo de Ministros autoriza a los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores a negociar con Washington la modificación del convenio bilateral. Ni palabra de ello en ninguna sesión del congreso de los Diputados, ni antes ni durante las elecciones andaluzas o en la precampaña de autonómicas y munipales por parte de candidadatos o de las principales fuerzas políticas. “Nos intervienen para saquearnos más y mejor”

Washington marca las reglas del juego. Nada hemos sabido, ni quién negocia, ni dónde, ni cuándo, ni cuántas veces se han reunido. Lo que no se nombra no existe y por tanto no se puede cuestionar. Desde entonces ha sido un auténtico tabú en los los medios de comunicación, ni rastro de un asunto de semejante envergadura en la actualidad política del país. España como plataforma de guerra yanki: aumento de fuerzas permanentes.

La exigencia de EEUU es de un gran calado: convertir en permanente la presencia en Morón de la Fuerza de Especial de Respuesta de Crisis del Cuerpo de Marines (SP MAGTF Crisis Response), dependiente del mando de EE UU para África, y aumentar su techo máximo desde los actuales 850 hasta 3.500 efectivos. Conquistando una presencia estable y aumento del contingente del Cuerpo de Marines de Estados Unidos en la base de Morón de la Frontera para misiones de intervención rápida en África.

Objetivo plasmado en un informe elaborado por el Mando de Movilidad Aérea del Pentágono, denominado ‘Global En Route Strategy’ (Estrategia de Rutas Globales). El informe describe la base de Morón de la Frontera como de “alto valor estratégico” por la necesidad de aumentar sus intervenciones militares en el norte de África, el Sahel y el África sub-sahariana. Plantea reforzar su actividad para conseguir el estatus de ‘operativa las 24 horas’ dado que “tiene una capacidad tremenda, con la rampa de aparcamiento más grande de Europa y situada en un lugar seguro”, asegura el informe.

Primero Zapatero aceptando cada una de las medidas y mandatos de Obama y lo ha rematado Rajoy. La sumisión a Washington no sólo se mide en términos ecónomicos, también, y sobre todo, en dependencia política y militar. ¿Morón, cortijo yanki?

Y además el escudo antimisiles; continúa el vasallaje: último gran regalo al emperador.

EE UU solicitó el despliegue de los marines en 2013 por el plazo de un año, prorrogado posteriormente por otro más (hasta abril de 2015). Tanto el despliegue inicial de los marines en Morón como su prórroga fueron autorizados por el Consejo de Ministros, el 19 de abril de 2013 y el 7 de marzo de 2014.

Nos intervienen para saquearnos más y mejor. ¿Qué nos estamos jugando? Aparentemente una enmienda al Convenio defensivo entre el Reino de España y los Estados Unidos de América, la tercera en los 26 años desde la firma el 1 de diciembre de 1988, “con el fin de acomodar el despliegue por tiempo indefinido en la base aérea de Morón de la Frontera de un contingente de marines y sus medios de aéreos de apoyo al que se confía la misión de respuesta para crisis”. Pretenden centrar la atención más de 240 despidos en los últimos 3 años en la base de Morón, hablan de puestos de trabajo sólo para mantenernos la venda en los ojos. Hablan de los ERES a trabajadores de las bases pero no del aumento de la dependencia militar y del grado de intervención para asegurar sus proyectos bélicos y de saqueo económico en España.

El fondo, lo que todos callan, es que las bases militares de EEUU en España son un ataque a la soberanía nacional, un riesgo para nuestro país y una grave vulneración de la solidaridad con el conjunto de pueblos del mundo.

Washington está decidido a exprimir a España como su gran plataforma de intervención militar en Oriente Medio y África. Y eso, además de suponer un grave peligro al situarnos en el blanco de la diana, no hará más que aumentar en el futuro inmediato las presiones y chantajes de todo tipo para obligarnos a intervenir en primera línea en todas sus agresiones bélicas.

En España, lejos de reducir su presencia militar, la incrementa permanentemente. No es sólo que el Pentagono va a usar estable y crecientemente nuestro país de lanzadera para sus ofensivas militares, no es sólo que el Pentágono va a imponernos nuevas guerras a la que acudirán nuestros soldados a morir: a la vez que crece su dominio e intervención se aseguran seguir saqueándonos.

Hay que soltar amarras respecto a Washington. Es una exigencia que debemos colocar en primera plana cara a las Elecciones autonómicas y generales: la defensa de la soberanía y la independencia del país son imprescindibles para iniciar un camino de transformación, salir de la crisis de verdad y acabar con los recortes.

Acumular fuerzas en el seno del pueblo y construir un Frente Amplio de Unidad capaz de hacer frente a los gobiernos que ejecutan y cumplen servilmente cada mandato de Washington. Sí hay alternativa. Sólo liberándonos del dominio norteamericano es posible construir un país mejor.

¡Fuera bases norteamericanas de España! La independencia y la soberanía nacional son la mejor inversión. Sólo desde la voluntad política de independencia respecto a EEUU es posible crecer y emprender el único camino posible favorable al 90% de nuestro pueblo: la redistribución de la riqueza, reactivando la economía en beneficio de la inmensa mayoría.

Deja una respuesta