Lo que quieren es el petróleo de Venezuela

“Donde el imperialismo domina y la oligarquí­a oportunista recibe una parte jugosa de los bienes y servicios nacionales, las masas no tienen nada que ganar o perder y al imperio no le preocupa un bledo las elecciones”

El enemigo logró una arte de sus propósitos: impedir que el Gobierno Bolivariano contara con el apoyo de las dos terceras partes del Parlamento. El imperio tal vez crea que obtuvo una gran victoria. Pienso exactamente lo contrario: los resultados del 26 de septiembre constituyen una victoria de la Revolución Bolivariana y su líder Hugo Chávez Frías. (GRANMA) PÁGINA 12.- El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) consiguió una cómoda mayoría de la unicameral Asamblea Nacional para el periodo 2011-2016, aunque no tendrá los dos tercios que pretendía, por lo que tendrá problemas para sancionar algunas leyes especiales. La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aseguró que reunió el 52 por ciento de los votos en el conjunto del país. Chávez, por su parte, celebró la victoria por Twitter y llamó a "continuar profundizando el Socialismo Bolivariano y Democrático". DIARIO DEL PUEBLO.- EEUU está intentando “volver a Asia” enajenando a los países de la ANSEA con respecto a China y creando caos en la región. Esta estrategia obvia de EEUU es casi impracticable. Los países de la ANSEA tienen como prioridades el alivio de la pobreza y el impulso al desarrollo económico. No es menos cierto que algunos de ellos están a gusto con el equilibrio que la presencia de EEUU supone en la región, pero quizás ningunos de ellos quisiera que a los estadounidenses se les vaya la mano. Estos países no pueden permitirse el lujo de desaprovechar la oportunidad de participar de la prosperidad que generará el despegue económico de China. Cuba. Granma Lo que quieren es el petróleo de Venezuela Fidel Castro AYER dije lo que haría si yo fuera venezolano, expliqué que los pobres eran los que más sufrían con las catástrofes naturales y razoné por qué. Más adelante añadí: “…donde el imperialismo domina y la oligarquía oportunista recibe una parte jugosa de los bienes y servicios nacionales, las masas no tienen nada que ganar o perder y, al imperio, no le preocupa un bledo las elecciones” y que “En Estados Unidos, ni siquiera las elecciones presidenciales movilizan más del 50% de los que tienen derecho a votar.” Hoy añadiría que, aún cuando en las mismas se elige la totalidad de la Cámara de Representantes, una parte del Senado y otros importantes cargos, no logran superar esa proporción. Preguntaba por qué, en cambio, emplean sus enormes recursos mediáticos para tratar de hundir al Gobierno Revolucionario Bolivariano en un mar de mentiras y calumnias. Lo que los yankis quieren es el petróleo de Venezuela. Todos hemos visto en estos días electorales a un grupo de bastardos personajes que, en compañía de mercenarios de la prensa local escrita, radial y televisiva, llegan a negar incluso la libertad de prensa en Venezuela. El enemigo logró una parte de sus propósitos: impedir que el Gobierno Bolivariano contara con el apoyo de las dos terceras partes del Parlamento. El imperio tal vez crea que obtuvo una gran victoria. Pienso exactamente lo contrario: los resultados del 26 de septiembre constituyen una victoria de la Revolución Bolivariana y su líder Hugo Chávez Frías. En estas elecciones parlamentarias la participación de los electores se elevó al record de 66,45 por ciento. El imperio con sus inmensos recursos no pudo impedir que el P.S.U.V., faltando 6 por adjudicar, obtuviera 95 de los 165 miembros del Parlamento. Lo más importante es el ingreso en esa institución de un elevado número de jóvenes, mujeres y otros militantes combativos y probados. La Revolución Bolivariana tiene hoy el Poder Ejecutivo, amplia mayoría en el Parlamento y un partido capaz de movilizar a millones de luchadores por el socialismo. Estados Unidos no cuenta en Venezuela más que con fragmentos de Partidos, hilvanados por el miedo a la Revolución, y groseras apetencias materiales. No podrán acudir al golpe de Estado en Venezuela como hicieron con Allende en Chile y otros países de Nuestra América. Las Fuerzas Armadas de ese hermano país, educadas en el espíritu y el ejemplo del Libertador, que en su seno incubó los jefes que iniciaron el proceso, son promotoras y parte de la Revolución. Tal conjunto de fuerzas es invencible. No lo vería con tanta claridad sin la experiencia vivida durante más de medio siglo. GRANMA. 27-9-2010 Argentina. Página 12 Chávez logró la mayoría, pero no los dos tercios El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) consiguió una cómoda mayoría de la unicameral Asamblea Nacional para el periodo 2011-2016, aunque no tendrá los dos tercios que pretendía, por lo que tendrá problemas para sancionar algunas leyes especiales. La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aseguró que reunió el 52 por ciento de los votos en el conjunto del país. Chávez, por su parte, celebró la victoria por Twitter y llamó a "continuar profundizando el Socialismo Bolivariano y Democrático".Recién 8 horas después del cierre de las mesas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) dio a conocer oficialmente que el PSUV tiene aseguradas entre 90 y 95 bancas, la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) 59 plazas seguras, Patria Para Todos 2 escaños, y tres quedan para representaciones indígenas. Queda por definirse a qué fuerza le pertenecerán algunas bancas, cuyo número difería según los medios y según a qué bloque se asimilaban las bancas indígenas. En los comicios votó el 66,45 por ciento del padrón de habilitados. El resultado tiene varias lecturas posibles, porque por un lado consolida al PSUV como la fuerza mayoritaria y respalda la gestión del presidente Hugo Chávez, pero por el otro instala en el futuro parlamento una oposición hasta acá ausente -no se presentó en el 2005- y con una bancada importante. Apenas conocidos los demorados resultados, comenzaron los festejos oficialistas frente al Palacio de Miraflores, con el obvio rojo predominante y la expectativa por la palabra de Chávez, aunque también en el comando opositor se celebraba el resultado. En el Centro Comercial Ciudad de Tamanaco, el vocero de la MUD, Ramón Aveledo, destacó que Venezuela "quiere ser plural y lo logró", resaltó que "votando se pueden cambiar las cosas" y consideró que "los que pregonan la guerra entre venezolanos fueron derrotados". La primera voz oficialista que celebró el triunfo fue la del jefe del Comando Simón Bolívar 200, Aristóbulo Istúriz, quien destacó el triunfo "contundente" del PSUV y juzgó que la victoria otorga "una fuerza importante para seguir luchando por la construcción del oficialismo". Mientras se demoraba la entrega de datos, Chávez había invitado, a través de su cuenta de Twitter, a tener "paciencia". "Dicen que el pueblo se viene pa´Miraflores. Los espero", escribió el mandatario. "Bueno mis queridos Compatriotas, ha sido una gran jornada y hemos obtenido una sólida victoria. Suficiente para continuar profundizando el Socialismo Bolivariano y Democrático. Debemos continuar fortaleciendo la Revolución!! Una nueva Victoria del Pueblo. Les felicito a todos", expresó luego. PÁGINA 12. 27-9-2010 China. Diario del Pueblo EEUU debe ‘regresar’ a Asia de forma constructiva Después de concluir sus operaciones de combate en Irak, tal parece que EEUU se apresta a “regresar a Asia” de una manera precipitada. Cuando el presidente de ese país, Barack Obama, acogió el pasado viernes la segunda cumbre entre EEUU y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSEA) en Nueva York, éste exhortó a los líderes de esa entidad regional a publicar una declaración conjunta en la cual se reafirmara la importancia de mantener la “seguridad marítima, el comercio libre de trabas y la libertad de navegación” en el área de Asia Oriental. La más reciente declaración conjunta se hace eco de los comentarios de línea dura emitidos dos meses atrás por la Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, en Vietnam, a pesar de que en esta ocasión el contenido se atenúa en virtud de un tono más moderado. Pero el subtexto de EEUU es inequívoco: China es una amenaza para el Sudeste asiático. El énfasis que hace Washington en los conceptos de libertad de comercio y navegación aparece como una seudoproposición. Mientras que EEUU dedicaba ingentes recursos a sus guerras en Irak y Afganistán en años recientes, China y los países de la ANSEA propiciaban un acelerado crecimiento de sus economías y del libre comercio entre ellos. Por otra parte, se reiteraban por escrito los compromisos de solucionar amistosamente los conflictos regionales, según consta en la Declaración del Código de Conducta en el mar de la China Meridional de 2002. EEUU está intentando “volver a Asia” enajenando a los países de la ANSEA con respecto a China y creando caos en la región. Esta estrategia obvia de EEUU es casi impracticable. Los países de la ANSEA tienen como prioridades el alivio de la pobreza y el impulso al desarrollo económico. No es menos cierto que algunos de ellos están a gusto con el equilibrio que la presencia de EEUU supone en la región, pero quizás ningunos de ellos quisiera que a los estadounidenses se les vaya la mano. Estos países no pueden permitirse el lujo de desaprovechar la oportunidad de participar de la prosperidad que generará el despegue económico de China. El año 2010 no atestiguará el nacimiento de una alianza de entre EEUU y la ANSEA, con el fin de contener a China. EEUU no debe sobrestimar las inquietudes de tipo estratégico y el temor que tienen estos países a China, porque el deseo de estos países de mantener la cooperación económica con China es más fuerte que estas aprensiones. Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, EEUU consolidó su influencia mundial a partir principalmente de generar prosperidad económica entre sus aliados y antiguos enemigos. Sin embargo, en años recientes, Washington ha pasado a promover la enajenación estratégica y la interferencia militar, según se debilita su capacidad económica y política. De ello pueden dar fe Haití, Iraq y Afganistán. Tal parece que, en algunas partes del mundo, cuanto más se involucra EEUU, más se complica la situación de ese país. Durante la cumbre del viernes, Obama declaró la intención de EEUU de desempeñar un papel de liderazgo en el Sudeste asiático. EEUU debe entender que su “vuelta a Asia” tiene debe ser motivo de prosperidad para esta región. Por tanto, debe desempeñar un papel constructivo que promueva las relaciones pacíficas en esta región, tratando de reducir, en lugar de avivar, los conflictos entre estos países. Ésta será la única forma en que EEUU se creará una buena reputación, a la vez que consolida sus intereses en Asia. DIARIO DEL PUEBLO. 26-9-2010

Deja una respuesta