Alemania

Liquidando el Estado del Bienestar

El Banco Central Alemán ha llamado a elevar la edad de jubilación hasta los 69 años para 2060, y a aumentar las cotizaciones de los trabajadores hasta el 24% del salario. El Bundesbank exige aumentar la cuota de plusvalí­a, trabajando más años y entregando una mayor parte del salario, cobrando menos pensión. Una auténtica andanada contra los restos del “Estado del Bienestar” que anuncia una vuelta de tuerca mucho más agresiva en los paí­ses del Sur de Europa como España.

“La edad de jubilación, niveles de provisiones y tasas de contribución deben ajustarse a largo plazo”, dice el Bundesbank alemán en su último informe. La última reforma de las pensiones de Merkel ya prevé el incremento gradual de la edad legal de jubilación desde los 65 hasta los 67 años para 2030, así como un incremento de la contribución por parte de los ciudadanos hasta el 22%, pero el Banco Central alemán quiere llegar más lejos. Jubilación a los 69 años para 2060, y que los trabajadores germanos coticen el 24% de su sueldo (desde el actual 18,7%) para su pensión. “Detrás del aumento de la edad de jubilación ono hay ningún interés en garantizar la sostenibilidad de las pensiones, sino en garantizar que la tasa de explotación se incrementa. “

La razón que esgrimen es la de siempre: “evitar a largo plazo el fuerte descenso del nivel de las jubilaciones que conllevará la evolución demográfica”. Quien se jubiló en Alemania en 1960 a los 65 años tenía, en términos estadísticos, 13,5 años más de vida por delante. En la actualidad, el tiempo permanencia en el sistema de pensiones a partir de los 65 años es de 19 años. En los últimos 50 años, el tiempo medio en el que los trabajadores disfrutan de su pensión se ha multiplicado por 1,4. Pero ¿nos quieren hacer creer que la productividad de los trabajadores alemanes sólo se ha multiplicado por ese índice en el último medio siglo?. ¿Se ha multiplicado el sueldo de los trabajadores alemanes conforme a ese aumento de la productividad?.

Detrás del aumento de la edad de jubilación o de la cuantía de la cotización -en Alemania o en España- no hay ningún interés en garantizar la “sostenibilidad de las pensiones”, sino en garantizar que la tasa de explotación del capital sobre el trabajo asalariado se incrementará: que les tendremos que entregar más horas de vida y de trabajo, que tendremos que trabajar más años, que tendremos pensiones de menor cuantía, y menos años para poder disfrutarla. Este es el verdadero rostro de la “Europa social”, de la Europa alemana del Bundesbank.

Deja una respuesta